Compartir
Publicidad

Las cláusulas antiembarazo y la imposibilidad de conciliar, la discriminación que sufren algunas deportistas de nuestro país

Las cláusulas antiembarazo y la imposibilidad de conciliar, la discriminación que sufren algunas deportistas de nuestro país
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Sabías que entre los 16 equipos femeninos de la Liga Iberdrola de fútbol no hay ninguna madre? Esto es así porque las mujeres deben aceptar una cláusula antiembarazo que tienen que cumplir si desean seguir ejerciendo su profesión.

Pero estas cláusulas no ocurren solamente en el fútbol, sino que también se dan en otras disciplinas deportivas, provocando graves desigualdades entre las mujeres y los hombres deportistas. Las jugadoras piden ayuda, y reivindican la necesidad de profesionalizar el deporte femenino para evitar este tipo de situaciones.

Embarazo como "práctica de deficiente conducta profesional"

Las futbolistas españolas han denunciado la existencia de cláusulas antiembarazo que deben firmar y cumplir si quieren seguir ejerciendo su carrera profesional.

Aceptar esta cláusula implica renunciar a su derecho a convertirse en madres, sabiendo que si la rompen, el club podría poner fin al contrato de manera unilateral, equiparando el embarazo a otras prácticas de "deficiente conducta profesional", como el dopaje.

Así lo explicaba a la Sexta TV la abogada especialista en derecho deportivo, María José López, que afirma además que este tipo de situaciones no se dan solamente en fútbol o baloncesto, sino que también se ven en otras disciplinas deportivas.

mujeres futbolistas

Según la legislación laboral, las cláusulas antiembarazo son ilegales y existen debido a la falta de un marco normativo que rija el deporte femenino. Y es que a este tipo de cláusulas se une también la falta de convenios colectivos, y la existencia de unas condiciones laborales que quedan lejos de ser profesionales.

Hasta ahora, pocas deportistas se habían atrevido a denunciar la situación públicamente por miedo a perder sus trabajos. Pero hoy reclaman ayudas, y reivindican la necesidad de profesionalizar el deporte femenino para equiparar sus derechos laborales a los de sus colegas hombres.

Algunos partidos políticos como Ciudadanos, Podemos o Esquerra Republicana han instado al Gobierno a tomar medidas urgentes para prohibir las clásulas antiembarazo, además de mejorar las condiciones laborales de las deportistas.

Recientemente, la Asociación de Futbolistas Españoles anunció que comenzaría las negociaciones del primer convenio colectivo europeo del fútbol femenino, que busca eliminar este tipo de desequilibrios y desigualdades en este deporte.

El ejemplo de otros países

Hace un par de meses, el Ajax de Amsterdam publicó en sus redes sociales una fotografía que, por desgracia, resulta utópica en nuestro país. En ella se veía a la futbolista Chantal de Ridder renovando por el club tras su maternidad, que tuvo lugar durante la pasada temporada.

La imagen de la futbolista se acompañaba de un mensaje contundente: "¡Sí! ¡Chantal de Ridder ha renovado su contrato! Pero primero... ¡mamá!"

En otros países como Estados Unidos e Inglaterra, las madres llevan a sus hijos a los partidos, y en las concentraciones deportivas y entrenamientos pueden contar con niñeras que se ocupan de ellos mientras trabajan.

Un ejemplo claro es la inglesa Katie Chapman, que ha sido madre en dos ocasiones. Tras cuatro años retirada del fútbol profesional, ocupándose de sus hijos y recuperando su tono físico, volvió a la selección e incluso participó en la Copa Mundial Femenina de Fútbol de 2015, celebrada en Canadá.

Y es que ser deportista y convertirse en madre no sólo tendría que ser posible, sino que además las jugadoras deberían poder contar con medidas que favorezcan la conciliación de la vida profesional y personal.

De este modo, se evitarían situaciones como la vivida por la jugadora tinerfeña de la UD Tacuense, Jennifer López, que acabó abandonando el fútbol ante la imposibilidad de compatibilizarlo con el cuidado de su bebé:

"Los entrenamientos eran tarde para la niña, psicológicamente tienes que estar muy fuerte, y entre echar de menos a mi hija y el esfuerzo de Primera, me fui derrumbando poquito a poco hasta que lo dejé" - expresaba al diario El Periódico.

No cabe duda de que es un gran paso el hecho de haber denunciado públicamente la situación a la que se enfrentan muchas deportistas españolas, aunque aún queda un largo camino por recorrer para poder equipararnos a otros países.

Vía La Sexta TV

En Bebés y Más Nada es imposible: da un gran ejemplo a sus hijas creando para ellas una colección de cromos de la Liga Femenina de Fútbol, La conciliación tampoco es fácil para las tenistas, Victoria Azarenka pide consideración para las que ya son madres, La realidad de las deportistas de élite: la dieron por acabada al quedarse embarazada (y volvió para ser campeona del mundo), Iberia es multada por exigir un test de embarazo a las aspirantes a azafatas antes de contratarlas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio