Publicidad

Pilar Rubio da la bienvenida a su cuarto hijo entre críticas sobre su radiante aspecto nada más dar a luz

Pilar Rubio da la bienvenida a su cuarto hijo entre críticas sobre su radiante aspecto nada más dar a luz
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En la tarde de ayer, Pilar Rubio y el futbolista del Real Madrid, Sergio Ramos, dieron la bienvenida a su cuarto hijo; un niño que pesó 3,270 gramos y al que han llamado Máximo Adriano.

Como ya ocurriera tras dar a luz a su tercer hijo, las críticas sobre el aspecto de la presentadora no se han hecho esperar, y es que Pilar luce radiante y maquillada, una imagen que los usuarios califican de artificial y perfecta, y que dista mucho de la realidad.

Críticas al aspecto de la presentadora tras dar a luz

 

Con esta foto y este mensaje en redes sociales, Pilar Rubio anunciaba el nacimiento de su cuarto bebé. Aunque son muchos los comentarios amables que ha recibido, la presentadora también ha tenido que hacer frente a comentarios muy críticos sobre su aspecto, pues al igual que ocurriera tras el nacimiento de Alejandro, su tercer hijo, Pilar luce radiante y maquillada.

Los seguidores califican la foto de artificial y le critican que muestre una imagen tan idealizada y perfecta del postparto más inmediato, pues no es así como la mujer luce realmente tras haber dado a luz

Críticas también al nombre del bebé

Pero la presentadora no solo ha recibido críticas por su radiante aspecto sino también por el nombre elegido para su hijo, Máximo Adriano. No en vano, el nombre se ha convertido en TT en Twitter en cuestión de horas.

Máximo es un nombre de origen latino que deriva de la palabra 'maximus', que significa 'el más grande'. Este nombre fue muy común durante el Imperio Romano. Por su parte, Adriano es un nombre de origen latino cuyo significado es 'el que viene del mar' (haciendo referencia a la ciudad costera de Adriá), que también fue muy popular durante el Imperio Romano.

También sorprendió especialmente el hecho de que el bebé fuera otro varón, pues desde hace tiempo se venía especulando con la idea de que la pareja esperaba una niña. Esta circunstancia ha propiciado las bromas de los internautas, y son muchos los que apuestan a que habrá un nuevo embarazo para ir en busca de la niña.

Basta de criticar a las madres por su aspecto

Pilar Rubio es una mujer muy activa en redes sociales y desde siempre ha hablado con naturalidad sobre su maternidad, publicando imágenes cotidianas de sus hijos jugando, soplando las velas de su tarta de cumpleaños o haciendo repostería, por poner solo algunos ejemplos.

Durante el embarazo de su cuarto hijo también fueron frecuentes sus fotos y vídeos ejercitándose tanto fuera como dentro del agua. Y es que la presentadora siempre ha cuidado mucho su aspecto físico y hasta el último momento ha procurado mantenerse en forma.

La mayoría de la gente considera que los personajes públicos deben saber encajar todo este tipo de críticas, pues si expones tu vida de la forma en que lo hace Pilar Rubio debes atenerte a las consecuencias. Pero personalmente me parece terrible que se someta a semejante escrutinio cualquier decisión personal e imagen que desees mostrar en redes sociales, por muy famoso que seas.

Es cierto que la mayoría de mujeres no se maquilla antes, durante ni después de dar a luz. En mi caso, por ejemplo, no me preocupaba mi aspecto físico en esos momentos y me daba igual lucir despeinada, agotada y con mal color de piel.

Pero esas fueron mis circunstancias y mi decisión personal, así que ¿por qué no puede haber madres que opten por lo contrario? ¿Por qué no somos capaces de respetar la decisión que tome cada mujer en este momento tan importante de su vida? ¿Qué problema hay si una mujer quiere verse en las fotos de su álbum familiar así de guapa y radiante?

Ocurre lo mismo con las tan comentadas imágenes postparto de las celebrities. Es cierto que muchas mujeres (la mayoría) cargamos con kilos de más durante mucho tiempo, la tripa se ve fofa, hay estrías y exceso de piel. Hay quien se ve así tras dar a luz a su primer hijo, pero otras mujeres experimentan estos signos a partir del segundo o tercer embarazo, o incluso no llegan a experimentarlos nunca: ¿son por ello menos reales?

Hay quien opina que por ser un personaje público se debe cuidar especialmente este tipo de detalles, pues mostrar una realidad que no es la habitual entre las mujeres que acaban de dar a luz podría provocar inseguridades, baja autoestima o incluso depresión postparto.

Es cierto que en Bebés y Más siempre hemos alabado la naturalidad con la que se han mostrado las recientes madres famosas nada más dar a luz, pero también defendemos el respeto y la tolerancia, y que cada madre pueda hacer lo que desee para sentirse bien y a gusto consigo misma.

En lo que respecta a la decisión de Pilar y Sergio de tener o no más hijos tampoco comparto que deba ser objeto de burlas y comentarios, como por supuesto el nombre de su hijo.

Todos los padres queremos que nuestros hijos sean niños empáticos y respetuosos con los demás. Nos preocupa el bullying, las críticas y la falta de tolerancia y, como tal, queremos evitarlo educando a nuestros hijos en los pilares fundamentales de la paz y el respeto. Pero tengo la sensación de que a veces se nos olvida predicar con el ejemplo...

Foto de portada | IG Pilar Rubio

En Bebés y Más | ¿Y si empezamos por ser más tolerantes con otras madres?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios