Publicidad

Pilar Rubio se mantiene en forma durante el embarazo "con un entrenamiento adaptado": qué ejercicios son los más adecuados

Pilar Rubio se mantiene en forma durante el embarazo "con un entrenamiento adaptado": qué ejercicios son los más adecuados
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La modelo y presentadora de televisión, Pilar Rubio, cuida su forma física también durante sus embarazos. Así lo hizo mientras esperaba a sus primeros hijos y lo ha seguido haciendo también en su cuarta gestación. El estado de alarma no ha sido impedimento para que la célebre mujer del jugador de fútbol del Real Madrid, Sergio Ramos, siguiera entrenando.

De todos son conocidos los múltiples beneficios del deporte mientras se espera un bebé, así que sus publicaciones se han seguido con interés.

Durante los últimos meses ha compartido sus vivencias en casa en su cuenta oficial de Instagram, incluyendo sus series en el gimnasio. Ahora, en la recta final del embarazo hemos comprobado que Pilar Rubio está muy en forma. Pero, ¿qué ejercicios están permitidos en la gestación? ¿Qué deportes son los más adecuados y por qué?

Con asesoramiento médico

"Cada mujer embarazada debe consultar con un especialista para ver qué tipo de entrenamiento puede hacer".

Es la recomendación de la modelo a sus seguidoras, ya que como hemos recalcado en muchas ocasiones el ejercicio intenso solo es adecuado si ya se venía realizando antes del embarazo.

Para mujeres que no han practicado antes, no es recomendable un ejercicio intenso, como el que vimos realizar a la campeona de halterofilia, Estefanía Juan Tello, levantando pesas en su último mes de embarazo. Pero cuando la madre ya venía practicándolo y está acostumbrada, como fue el caso también de Patricia Montero y "sus imposibles" posturas de Bikran yoga, puede seguir haciéndolo. Eso sí, reduciendo el ritmo y bajo control médico.

Pilar Rubio explica por qué el ejercicio es tan recomendable para prevenir la diabetes gestacional o evitar ganar demasiado peso "siempre que no exista contraindicación médica":

“El ejercicio físico será un gran aliado de la embarazada en la prevención de la diabetes gestacional y la ganancia desproporcional de peso. ¿Y por qué? El principal motivo es que el ejercicio físico sensibiliza el músculo a la insulina, usándola como energía durante el ejercicio y evitando de esta manera el aumento de la misma en el torrente sanguíneo, por tanto ayudando a evitar la diabetes y el aumento excesivo de peso".

Eso sí, las rutinas de pesas no son las más adecuadas en esta etapa aunque no hay riesgo si ya se realizaba antes y su médico se lo permite.

La mayoría de embarazadas podría hacerlo con un peso moderado, aunque es conveniente utilizar pesas ligeras y hacer muchas repeticiones, como explica Pilar.

Y parece que ella lo está logrando, ya que también ha compartido la evolución de su peso y medidas durante estos días.

Ejercicios durante el parto

Familia Rubio Foto: Instagram de Pilar Rubio

Incluso ha compartido los ejercicios que le fueron útiles para disminuir el dolor en la zona lumbar durante el trabajo del parto con sus tres hijos mayores: Sergio Jr, Alejandro y Marco.

E incluso ejercicios de movilización de la pelvis en la fase de dilatación: reducen el tiempo parto y alivian en parte el dolor.

La modelo espera su cuarto hijo junto al futbolista Sergio Ramos, pero aún no han desvelado el sexo de su futuro bebé. Todos estos ejercicios están incluidos en el libro que la presentadora de televisión ha escrito junto a Caroline Correia para cuidarse durante y después del embarazo: "Embarazada. ¿Y ahora qué?".

Ejercicios para deportistas novatas

Deportes

Hacer deporte puede ayudarnos a que nos encontremos mejor, a evitar la diabetes gestacional y a mantener el peso adecuado. Además, puede contribuir a aliviar o prevenir el malestar durante el embarazo. También nos puede dar más energía y preparar el cuerpo para el trabajo de parto, aumentando el nivel de fortaleza muscular y de optimismo.

Por eso, si no existe ninguna contraindicación médica, realizar cualquier ejercicio moderado durante el embarazo es bueno para la madre y para el bebé. De cualquier forma, mejor seguir la recomendación de la experta y consultar con el médico antes de comenzar cualquier programa, porque cada mujer es un mundo y mejor no arriesgarse.

Si no estás habituada a realizar ejercicio antes del embarazo, como Pilar Rubio, es aconsejable que barajes diferentes opciones "de bajo impacto" para encontrar la que más te motive.

Aunque no se puede generalizar, porque cada embarazada es única, lo más recomendable es empezar por caminar: no requiere de condiciones especiales ni de entrenamiento y al menos a ritmo lento las solemos hacer todos. Por suerte, ya todos estamos en una fase de desescalada que no permite hacerlo al aire libre.

Caminar durante el embarazo aporta múltiples beneficios y es una actividad que se puede realizar desde el primer hasta el último momento antes del parto.

Caminar favorece la llegada del bebé de manera natural, previene problemas circulatorios, como la hinchazón de piernas y pies o el estreñimiento, y ayuda a controlar el aumento de peso sin forzar al organismo.
  • Otra opción es montar en bicicleta, ya que relaja, tonifica, distrae, evita el exceso de peso (tanto de la madre como del bebé) y mejora la circulación. Eso sí, hasta el quinto o sexto mes de embarazo, porque después el volumen de la barriga de la embarazada puede desequilibrarla. Si te ha conquistado el ciclismo, puedes optar por la bicicleta estática en la recta final de la gestación.

  • Actividades acuáticas. Durante el embarazo es ideal hacer ejercicio en el agua, ya que este medio hace que los cuerpos que se encuentran sumergidos en ella rebajen enormemente su peso físico y se reduce el riesgo de lesionarnos o forzar músculos. La natación o el aquagym aportan mejora muscular, circulatoria, respiratoria, disminuyen el dolor de la zona lumbar y, por supuesto, relajan.

  • Yoga. Entre otros beneficios para la madre: mejora la postura corporal y ayuda a prevenir dolores de espalda y trastornos como las hemorroides y vómitos, ayuda a reducir la presión y el peso que supone el embarazo, contribuye a eliminar la sensación de fatiga, la tensión nerviosa y asegura al feto una mayor oxigenación...

Además relaja y favorece el vínculo y la comunicación con el bebé antes de nacer, ya que mientras lo practica es más consciente de su pequeño.

Eso sí: tiene que ser un profesional experto en yoga prenatal quién guíe a la futura mamá, para elegir las posturas más recomendadas durante esta etapa.

  • Pilates. Proporciona unas ventajas similares al yoga. Solo hay que seguir las clases con un experto en perinatal para evitar las posturas que presionen el vientre o hagan peligrar el equilibrio.

  • Tablas de mantenimiento. Se puede seguir un plan de estiramientos de columna, de ejercicios de cabeza, piernas y brazos para conseguir más flexibilidad y tonificación muscular...

También son recomendables para realizar en casa, los ejercicios que enseñan en las clases de preparación al parto: como los de Kegel.

Una última recomendación: hay que interrumpir la realización de cualquier ejercicio y acudir al ginecólogo en caso de hemorragia vaginal, dificultades o esfuerzo para respirar antes de emprender la actividad física, mareos, dolor de cabeza, molestias en el pecho, debilidad muscular, dolor o hinchazón en las pantorrillas, contracciones, reducción en el movimiento del feto, visión borrosa o pérdida de líquido por la vagina.

Fotos | Instagram Pilar Rubio

En Bebés y Más | Correr en el embarazo: ¿puedo seguir practicando running si quedo embarazada?, El sensual vídeo de una embarazada de 38 semanas bailando la danza del vientre: una buena preparación para el parto

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios