Permiso preparto desde la semana 39 de embarazo: una medida que apenas cambia nada

Permiso preparto desde la semana 39 de embarazo: una medida que apenas cambia nada
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

La nueva ley del aborto, que será aprobada hoy en el Consejo de Ministros permite el aborto a partir de los 16 años sin permiso de los padres, además de la baja laboral en caso de menstruaciones dolorosas y un permiso preparto retribuido desde la semana 39 de embarazo, entre otras medidas.

La intención del Ministerio de Igualdad era que fuera a partir de la semana 36, es decir, un permiso remunerado durante el último mes de embarazo, pero finalmente no hubo acuerdo y será a partir de la semana 39. Muy poco margen si tenemos en cuenta que la duración de la gestación es de 40 semanas y muchas mujeres dan a luz antes de llegar a la semana 39.

Un permiso independiente a la baja por maternidad

Será un permiso independiente a la baja por maternidad de 16 semanas, a la que las madres pueden acogerse tras dar a luz.

La baja por maternidad también puede empezar a disfrutarse antes del parto, siempre que se respeten las seis semanas obligatorias después del parto.

Pero no se suele hacer, ya que las mujeres que se encuentran mal hacia el final del embarazo tienen otras opciones de permiso, que explicaremos en detalle a continuación.

Pueden acogerse a una baja por riesgo en el embarazo o a una baja por incapacidad temporal (la baja médica de toda la vida)  que no se descuentan de la baja por maternidad, y así poder disfrutar del mayor tiempo posible después del parto para estar con su bebé.

Ya existen permisos preparto

¿Cómo repercutirá en las madres la nueva medida? Apenas cambiará nada, pues las mujeres embarazadas ya tienen en la actualidad dos tipos de baja que pueden pedir durante la gestación:

  • Por riesgo laboral durante el embarazo: se concede en función del puesto de trabajo de la embarazada y del riesgo que pueda conllevar para la mujer según su etapa de gestación. Se cobra el 100% de la base reguladora desde el primer día de la baja.

A modo de guía sobre lo que puede ser peligroso para la embarazada, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia ha elaborado una tabla conocida como Tabla SEGO sobre los riesgos en el embarazo. En ella, se establece, por ejemplo, que se puede considerar un riesgo cuando el trabajo de la madre hacia el final del embarazo conlleva movimientos incómodos o largos períodos de pie o sentada sin cambiar de postura.

  • Por incapacidad temporal: por otro lado, si te encuentras mal en cualquier momento del embarazo, puedes solicitar a tu médico la baja por enfermedad común, algo bastante frecuente hacia el final de embarazo, cuando las molestias son más notorias por el aumento de volumen y peso de la barriga, y el encajamiento del bebé.

En este caso, los tres primeros días de baja no se cobra nada , y luego se cobra el 60% de la base reguladora a partir del cuarto día y el 75% a partir del día 21.

El nuevo permiso preparto apenas cambia nada

Por un lado, es una medida de la que no se beneficiarán todas las embarazadas, pues muchas dan a luz antes de la semana 39.

Y las que lo hagan, la única diferencia con una baja común es que con la nueva medida, a partir de la semana 39 el permiso será remunerado al 100% desde el primer día, algo que en la práctica es poco relevante.

Diferente sería si, como se había planteado inicialmente, todas las mujeres puedan acogerse a un permiso preparto desde la semana 36, independientemente de cómo se encuentren y del disfrute que puedan hacer posteriormente de las 16 semanas de baja por maternidad.

Aún así, creo que sería más útil para las madres extender la baja por maternidad a seis meses, como se viene pidiendo hace años.

Temas
Inicio