La ONU alerta de una crisis mundial de fertilidad: en 2050 habrá el doble de personas mayores de 65 años que de niños menores de cinco

La ONU alerta de una crisis mundial de fertilidad: en 2050 habrá el doble de personas mayores de 65 años que de niños menores de cinco
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

La fecundación ha disminuido notablemente en las últimas décadas en muchos países; entre ellos el nuestro. No en vano, según el informe Perspectivas de la Población Mundial publicado recientemente por Naciones Unidas, la población mundial está creciendo a su ritmo anual más lento desde 1950, por debajo del 1% en 2020.

En la actualidad dos tercios de la población mundial vive en un país donde la fecundidad es inferior a 2,1 nacimientos por mujer, que es el nivel aproximado para llegar a un crecimiento nulo a largo plazo en poblaciones con mortalidad baja.

Desgranamos el informe de la ONU y la repercusión que tendría el descenso de la fertilidad a nivel mundial.

La población mundial crece a un ritmo desigual

niños

Según datos de la ONU, en el año 1987 la población mundial duplicaba a la de 1950, con más de cinco millones de habitantes. Pero desde entonces el crecimiento demográfico ha sido más lento, y se estima que se necesitarán 70 años para que la población se duplique nuevamente, llegando a los 10 millones de habitantes en 2059.

Teniendo en cuenta las cifras de fertilidad y mortalidad de cada país, este crecimiento demográfico varía según el área o región. En la actualidad, Asia oriental y sudoriental son las regiones más pobladas del mundo, aunque se calcula que más de la mitad del aumento de la población mundial previsto hasta 2050 se concentre principalmente en el área del África subsahariana.

Por su parte, Europa y América del Norte han estado creciendo a una tasa anual de menos del 1% desde mediados de la década de 1960, alcanzando una tasa de crecimiento cercana a cero en 2020 y 2021.

En 2050 la población mayor de 65 años duplicará a la de los menores de cinco

población

A mediado del sigo XX la tasa de nacimientos por mujer se situaba en cinco hijos. Actualmente, el índice de natalidad global es de 2,3 nacimientos por mujer y se calcula que en 2050 habrá disminuido a 2,1.

Desde 1970, la mayoría de los países de Europa y América del Norte, así como Australia y Nueva Zelanda, han ido disminuyendo sus tasas de fertilidad

El hecho de que cada vez nazcan menos bebés está provocando el envejecimiento de la población. La ONU estima que en 2050 la población de 65 años o más aumentará del 10% actual al 16%, duplicando el número de niños menores de cinco años e igualando a la población de niños menores de 12 años.

Esta grave crisis demográfica no sólo afecta al equilibrio poblacional (debe haber un balance entre el número de nacimiento y de defunciones), sino que además tiene graves consecuencias a nivel económico.

El impacto temporal que ha tenido la pandemia de COVID en la fertilidad

covid

Las causas del descenso de la fertilidad son variadas y entre ellas también estaría la pandemia de COVID-19 que nos asola desde hace más de dos años.

Así, además de afectar a la esperanza de vida y restringir fuertemente todas las formas de movilidad, incluida la migración internacional, la pandemia podría haber influido temporalmente en el descenso de nacimientos en algunos países, entre ellos el nuestro.

Entre los motivos que explicarían el descenso en el número de nacimientos desde el año 2020 estarían la postergación de la maternidad ante la incertidumbre de la epidemia o su impacto económico, así como los trastornos en los patrones de matrimonio y la formación de las familias.

España, un país donde la natalidad se desploma año tras año

Nuestro país es uno de los más preocupantes en cuanto a evolución demográfica se refiere. No en vano, recientemente publicábamos los datos de natalidad de 2021 del INE, en donde un año más se mostraba un descenso de los nacimientos con respecto al año anterior.

Que cada año nacen menos bebés en España no es una novedad. Entre las causas que provocarían el descenso de la natalidad estarían entre otras, las condiciones adversas del mercado laboral, las dificultades para crear un hogar, la inestabilidad económica y la falta de apoyo para conciliar la vida laboral y familiar.

Todos estos factores retrasarían la edad de la mujer para ser madre, lo que a su vez provocaría el descenso de la natalidad en el país.

Temas
Inicio