¿Por qué las mujeres españolas no tienen los hijos que desean tener?

¿Por qué las mujeres españolas no tienen los hijos que desean tener?
Sin comentarios

España tiene una de las tasas de fecundidad más bajas del mundo, que se sitúa en 1,3 hijos por mujer (en 2019), a pesar de que las mujeres afirman que desean tener una media de dos hijos. Hay, pues, una brecha entre la fecundidad deseada y la lograda.

Es uno de los países de Europa con la proporción más elevada de mujeres sin hijos, y cuando deciden tenerlos, la maternidad cada vez se retrasa más. La llegada del primer hijo llega más allá de los 31 años, y en 2022 llegará a los 32 años. Pero, ¿por qué las mujeres españolas no tienen los hijos que desean tener?

Un estudio del Observatorio Social de la Fundación ”la Caixa” realizado por Alícia Adserà, profesora e investigadora en la School of Public de la Universidad de Princeton y Mariona Lozano, del Centro de Estudios Demográficos, nos da las claves.

La tasa de fecundidad más baja de Europa, junto con Italia

Aproximadamente el 19% de las mujeres de 45 años o más no tienen hijos. En la mayoría de los países europeos, la tasa de fecundidad es más elevada (le sitúa entre 1,4 y 1,9 hijos por mujer) y hay una menor prevalencia de mujeres sin hijos.

En Suecia, por ejemplo, la tasa de fecundidad es de 1,7 hijos y las mujeres mayores de 45 años sin hijos representan aproximadamente el 13%.

España, junto con Italia, registra la tasa de fecundidad más baja de Europa y la edad media más alta en el nacimiento del primer hijo entre las mujeres.

europa
Las condiciones económicas destacan especialmente cuando se pregunta a las mujeres cuál es la principal razón por la que no han cumplido sus planes de fecundidad

Las mujeres no tienen los hijos que desearían tener

El estudio evidencia que hay una brecha entre la fecundidad deseada y la fecundidad lograda que ha ido creciendo en las últimas décadas, y en el sur de Europa es donde alcanza su máximo.

A todas las edades, la mayoría de las españolas manifiestan que desearían tener aproximadamente dos hijos. Alrededor del 35% de las mujeres que han superado la edad reproductiva óptima, con independencia de si poseen o no formación universitaria, desearían haber tenido más hijos de los que tienen. A las parejas les resulta difícil lograr que todo esté encauzado antes de tener descendencia.

En el siguiente gráfico podemos observar en colores el número de hijos deseado (ninguno, uno, dos, tres o más) y el número de hijos logrado, según la edad de la mujer.

brecha-fecundidad

Los principales impedimentos para ser madre

Los motivos por los que las parejas españolas no tienen más hijos depende de la edad y el momento vital en que se encuentra cada una, pero los que encabezan la lista son la coyuntura económica y el inicio tardío de la convivencia en pareja.

Los principales factores que provocan esta diferencia son las condiciones adversas del mercado laboral, las dificultades para crear un hogar, el aumento de la inestabilidad en las parejas y la falta de apoyo para facilitar la conciliación entre trabajo y familia. A las parejas les resulta difícil lograr que todo esté encaminado antes de tener un hijo, y, cuando esto ocurre, algunas mujeres ya han superado la edad fértil óptima desde el punto de vista biológico.

brecha-fecundidad

En los adultos jóvenes: les cuesta lograr la independencia económica. Los índices de paro juvenil y de trabajo temporal de España están entre los más altos de Europa.

El inicio de la convivencia en pareja se retrasa en parte por la inestabilidad económica, pero también porque se está produciendo un cambio en las expectativas respecto al significado de las relaciones. El aumento del concubinato, el divorcio y de los hijos que se tienen fuera del matrimonio han alterado el ciclo de vida tradicional.


En España, la demora en transiciones vitales claves como el abandono del hogar paterno, la formación de una pareja estable y la conquista de la estabilidad laboral tiene como consecuencia un retraso de la fecundidad, que a su vez trae consigo una disminución del número de hijos que acaban teniendo las mujeres.

¿Qué debería cambiar?

brecha-fecundidad

Según el estudio, en comparación con otros países europeos, en España faltan tanto políticas públicas favorecedoras para apoyar a las familias como políticas de conciliación familiar óptimas en las empresas. En sus conclusiones señala:

"Las políticas con las que se ha intentado aumentar la fecundidad a través de transferencias de efectivo a corto plazo no han tenido éxito y solo han afectado de forma temporal al momento en que se han producido los nacimientos. Los cambios en la conciliación entre vida laboral y familiar, la dedicación de más tiempo por parte de los hombres a tareas domésticas para reducir la «segunda jornada laboral» que les espera a muchas mujeres al llegar a casa tras el trabajo y las mejoras en el mercado laboral parecen ser los ingredientes básicos para favorecer la fecundidad".

En Bebés y más | Permisos de paternidad y maternidad en 2022, ¿cómo serán?

Temas
Inicio