Compartir
Publicidad

Convivir con perros y gatos en el embarazo tiene beneficios para la salud del bebé, según un estudio

Convivir con perros y gatos en el embarazo tiene beneficios para la salud del bebé, según un estudio
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es la primera vez que hablamos de cómo la convivencia con perros y gatos puede ayudar a mejorar la salud de los niños, pero hasta ahora poco se sabía sobre los beneficios que esta convivencia puede aportar ya desde el embarazo.

Por tanto, si estás esperando un bebé y tienes una mascota en casa, estás de enhorabuena, pues aparte de darte calor y cariño de manera incondicional, y de promover la práctica de ejercicio físico, tu perro o tu gato también estará contribuyendo positivamente a la salud de tu futuro bebé. Te contamos con detalle esta investigación realizada por la Universidad de Alberta (Canadá).

Tener una mascota durante el embarazo, reduce el riesgo de alergia en el bebé

Todos conocemos los innumerables beneficios emocionales que aporta a las personas tener un perro o un gato en casa: dar y recibir cariño, tener siempre compañía, contar con un compañero de juegos y aventuras, e incluso en el caso de niños enfermos o con algún trastorno, las mascotas pueden convertirse en una gran ayuda.

Pero además de estos beneficios, la Universidad de Alberta ya descubrió hace tiempo que convivir con animales domésticos mejora la salud de los niños, reduciendo el riesgo de desarrollar alergias, asma y enfermedades respiratorias, al tiempo que reduce la incidencia de obesidad futura.

Durante años se pensó que los beneficios para la salud de los niños venían de la convivencia con animales en sus primeros años de vida. Pero ahora, una reciente investigación ha determinado que los beneficios comienzan con la exposición a los animales en el embarazo.

La investigación analizó las bacterias intestinales de más de 700 bebés de tres meses de edad, cuyas madres habían convivido con perros y gatos durante la gestación.

Los resultados pusieron de manifiesto que estar en contacto con estas mascotas mientras estamos embarazadas, hace que desarrollemos un mayor número de bacterias intestinales llamadas Ruminococcus y Oscillospora, que a la larga repercuten positivamente en la salud de nuestro bebé, ya que se asocian a una menor predisposición alérgica, y a un menor riesgo de sobrepeso.

Además, la investigación también determinó que esta convivencia reduce el riesgo de contagio en el recién nacido por Estreptococo del Grupo B, infección que podría causarle neumonía, sepsis o incluso meningitis.

animales y niños

Según Anita Kozyrskyj, autora de la investigación, la conexión entre las mascotas y las bacterias intestinales saludables sugiere que un exceso de desinfección puede hacer más daño que beneficio:

"Estamos demasiado preocupados en no exponernos a los microbios, pero es precisamente esta obsesión con la higiene, lo que se cree que ha provocado un aumento en el número de alergias y casos de asma"

Kozyrskyj y su equipo de investigadores seguirán estudiando a los bebés participantes en este estudio hasta que cumplan cinco años, para tener más datos acerca de los beneficios a largo plazo que supone convivir con mascotas durante el embarazo.

Fotos | iStock

Vía | Motherly

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio