Publicidad

Leche materna: la interacción única de sus componentes es clave para fortalecer el sistema inmune del bebé

Leche materna: la interacción única de sus componentes es clave para fortalecer el sistema inmune del bebé
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La protección única que la leche materna concede a los bebés nace de las relaciones simbióticas entre sus diferentes componentes y la interacción entre ellos y el recién nacido, lo que hace que cada lactancia sea única.

Este alimento fortalece el sistema inmune de los bebés y previene infecciones, según los investigadores y médicos ponentes en el XIV Simposio Internacional de Lactancia Materna organizado por Medela.

Según sus conclusiones, investigar estas interacciones permitiría esclarecer el papel de la leche materna, por ejemplo, en la prevención de las alergias.

Componentes de la leche materna

Según han expuesto los participantes en el simposio, investigadores de todo el mundo en temas de lactancia, las moléculas que componen la leche materna no trabajan de forma individual, sino en conjunto, para crear relaciones simbióticas que respondan a las necesidades de cada niño.

Este sistema de interacciones es el responsable de la capacidad de la leche materna de reforzar el sistema inmune del bebé y frenar las infecciones. Potenciar la investigación de los componentes de la leche materna en su conjunto explicaría el mecanismo que hay detrás de los beneficios para los recién nacidos.

Interacción de la leche con el recién nacido

Lactancia 2

En las relaciones simbióticas entre los diferentes componentes de la leche materna también hay que tener en cuenta la interacción entre la madre y el recién nacido, es decir, como actúan los componentes de la leche materna en el organismo del bebé.

Todo esto hace que cada lactancia sea única, por lo que los expertos reclaman más investigaciones para definir estas complejas interacciones e identificar como actúan los componentes inmunológicos de la leche materna.

También hay que esclarecer qué factores ambientales pueden afectar al correcto desarrollo del sistema de defensa de los bebés. Los investigadores coinciden en que aún queda un largo camino para descubrir el completo potencial de la lactancia.

El papel de la leche en las alergias

Una de las ramas de investigación vigentes con más fuerza dentro del estudio del sistema inmune del bebé es aquella que trata de identificar el papel de la leche materna en la protección frente a las alergias.

Hasta el momento se conoce el potencial de la leche materna para prevenir las alergias, pero no su mecanismo de acción.

Daniel Munblit, profesor asociado de la Universidad Estatal de Medicina de Moscú Sechenov (Rusia), insistió durante el simposio en la importancia de ampliar la investigación en este campo, estudiando la interrelación entre los diferentes componentes de la leche materna implicados.

Según el experto, el objetivo es estudiar un gran conjunto de biomarcadores en lugar de pequeños grupos o cada uno de forma independiente:

“Los componentes de la leche materna establecen continuamente relaciones simbióticas, trabajando juntos, o antagónicas, anulando los efectos del contrario. Son estas intrincadas interacciones, que estamos cerca de descubrir, las que juegan un papel clave en la capacidad de la lactancia de proteger a los recién nacidos frente a las alergias”.

El papel de la leche materna en prematuros

Prematuro

El doctor Daniel Klotz, de la Universidad de Freiburg (Alemania), insistió en la importancia de implicar al personal de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) en la lactancia de las madres, facilitando la alimentación de los bebés prematuros con leche materna. Esta postura se ve reforzada por el fuerte potencial del calostro en la prevención de enfermedades crónicas.

A su vez, la doctora Janet Berrington de la Universidad Brunel de Londres, ha remarcado la importancia que tiene la nutrición de los bebés prematuros, ya que influye directamente en el riesgo de infecciones, el posible desarrollo de enfermedades crónicas, intolerancias alimenticias, así como en el desarrollo de problemas posteriores, como obesidad o asma. Por eso, cree que es muy importante compatibilizar en las UCIN la leche de la propia madre con la alimentación mediante una sonda.

Ahorro en costes sanitarios

Fue otro tema que se abordó en este simposio, en el que se habló concretamente del Reino Unido, donde se celebraba.

El doctor Subhash Pokhrel, de la Universidad Brunel de Londres, señaló que si el 80% de las madres de su país dieran el pecho a sus hijos durante al menos seis meses, el sistema sanitario se ahorraría 40 millones de libras anuales:

“Sabemos con certeza que, en los países desarrollados, ocho de cada diezmujeres inician la lactancia tras el parto. El problema es que la abandona entre una y seis semanas después. En Reino Unido solo un 1% de las madres mantienen la lactancia durante seis meses”.

Dejando cifras económicas a un lado, lo que es innegable es el papel tan importante que tiene la leche materna en el desarrollo y la protección del recién nacido y el bebé. No hay alimento más completo y, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud, tendría que ser el alimento excusivo al menos durante lso seis primeros mese de vida del bebé.

Pero también es cierto que, siempre que la madre pueda o quiera, y que no se debe crticar a la mujer que alimente a su hijo con leche adaptada, porque vada uno opta por lo que piensa que es mejor para su hijo. Así que desde el respeto, doctores de Unidades neonatales de todo el mundo nos han dado aún más razones para apostar por la leche materna.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Cómo volver al trabajo y mantener la lactancia materna sin agobios, Amamantar a gemelos: nueve claves para una lactancia materna feliz

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir