Compartir
Publicidad

La dieta a base de alimentos energéticos en la lactancia predispone a la obesidad en la edad adulta de los niños, según un estudio

La dieta a base de alimentos energéticos en la lactancia predispone a la obesidad en la edad adulta de los niños, según un estudio
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguir durante la lactancia una dieta muy rica en energía, con alimentos altamente calóricos y muy apetecible para la madre, conocida como 'dieta de la cafetería', predispone al bebé a ser obeso en la edad adulta, más allá de la obesidad materna en sí misma.

Este es el principal resultado de una reciente investigación del Ciberobn, que estudia los efectos de esta alimentación en madres lactantes en la salud metabólica de su descendencia.a largo plazo.

Ateraciones metabólicas: el falso delgado

Los resultados, recogidos en la tesis de Catalina Amadora Pomar, dirigida por Andreu Palou y Juana Sánchez del grupo del Ciberobn (Centro de Investigación Biomédica en Red. Fisiopatología de la Obesidad y la nutrición) de la Universidad de las Islas Baleares, ha demostrado que en lactancia no todo vale.

La investigadora principal explica que la llamada popularmente 'dieta de cafetería' incluye leche con azúcar, bacon, bollería, galletas...:

"Se trata de productos muy apetecibles que pueden ser habituales en la alimentación de una madre lactante, pero que hemos comprobado que tiene consecuencias sobre la salud metabólica a largo plazo de su descendencia".

El estudio, realizado con modelos animales, sugiere que las crías de las madres alimentadas con dieta muy calórica, a pesar de presentar, sorprendentemente, un menor peso corporal de bebés,

"sufren alteraciones metabólicas en la edad adulta relacionadas con su capacidad de regular la glucosa, lo que está vinculado con el riesgo de padecer diabetes, así como hígado graso".

Además insiste en que:

"esa peligrosa predisposición ocurre, incluso, cuando los bebés siguen una dieta normal y saludable después del destete, lo que evidencia que la dieta materna durante la lactancia resulta decisiva".

El conjunto de estas alternaciones metabólicas que se manifiestan sin ir asociadas a un aumento del peso corporal corresponde al fenotipo “falso delgado”, que puede relacionarse con cambios en la composición de la leche de las madres alimentadas con alimentos muy energéticos durante la lactancia.

Con estos resultados, y tenendo en cuenta que las madres queremos la mejor alimentación para nuestros hijos y de ahí que les alimentemos con leche materna, toca hacer un ejercicio de reflexión:

Hay que alimentarnos bien también en la lactancia, porque lo que comemos afecta a nuestros hijos a corto y largo plazo

Si dudas si estás comiendo bien o no, te animamos a que leas nuestro artículo centrado precisamente en ese tema, y que te explica qué alimentos debes consumir y aquellos que deben estar más limitados en tu dieta. ¿Te apuntas?

Vía | CIBEROBN (Centro de Investigación Biomédica en Red)

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Consejos que escucharás para aumentar la producción de leche y que son falsos, ¿Las dietas aportan nutrimentos suficientes a tu bebé en la lactancia?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio