Publicidad

El Rey Melchor anima a los niños a disfrazarse, maquillarse o jugar con muñecas si así lo desean y acabar con los estereotipos

El Rey Melchor anima a los niños a disfrazarse, maquillarse o jugar con muñecas si así lo desean y acabar con los estereotipos
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Todos conocemos la importancia que tiene el juego libre en la infancia y no condicionado por los estereotipos de género. Sin embargo, es muy habitual ver publicidad o catálogos de juguetes repletos de imágenes y mensajes sexistas, que hace que muchos niños y niñas elijan juguetes en base a roles de género o a lo que los demás esperan de ellos, pudiendo incluso renunciar a sus deseos por miedo al qué dirán.

Quizá esto sea más palpable en el caso de los niños, pues desgraciadamente todavía hay quien considera que jugar con muñecas, pintarse las uñas o disfrazarse de princesa son actividades exclusivas de niñas.

Por eso nos ha encantado el vídeo publicado en redes sociales por el Ayuntamiento de Terrasa (Barcelona), en el que puede verse al Rey Melchor dirigirse especialmente a los niños con un importante mensaje: no hay juguetes de niño ni de niña. Lo único importante es pasarlo bien jugando.

"Estimados niños y niñas. Soy el Rey Melchor y os voy a hacer llegar un mensaje muy importante esta Navidad" - comienza diciendo.

"Hace tiempo que hablo con el Rey Gaspar y el Rey Baltasar y hemos decidido deciros algo ahora que estáis escribiendo vuestras cartas. De hecho, es un mensaje especialmente para los niños, y no tanto para las niñas".

"Muchos de vosotros nos pedís en las cartas los juguetes que os haría ilusión que os regaláramos, porque algunas personas piensan que son de niñas y que los niños no deben jugar con esas cosas. Y al final, aunque os haría ilusión, no nos lo pedís porque os da vergüenza o miedo que no nos parezca bien".

"Y nos da mucha pena porque os vemos pasarlo bien durante todo el año con estos juguetes en casa de otros niños y niñas, o en la escuela, y cuando llega el momento de la carta no nos lo pedís. Así que os queríamos decir algo importante y es que nosotros, los Reyes Magos de Oriente, no pensamos ninguna de estas cosas"

"No hay ningún juguete que no nos guste regalaros, no hay ningún regalo que un niño no pueda poner en la carta. Los niños pueden pedir disfraces de hada o de princesa, muñecas, cocinitas, maquillaje, pelucas y lo que sea. Es verdad que las niñas juegan mucho más con esto, pero eso no quiere decir que los niños no puedan jugar también".

"Mirad, os enseñaré un par de cosas que me gustan mucho a mí también: esta es una de mis muñecas preferidas - dice mostrando a la cámara una tipo Barbie - y este es mi kit de maquillaje. Por ejemplo, ahora que haremos cabalgatas me pintaré para destacar mejor mis ojos y mi piel"

"¿Veis? No hay juguetes de niña ni juguetes de niño. Lo único importante es que nos lo pasamos bien jugando".

"Poned en las cartas lo que más ilusión os haga, y siempre que podamos os lo traeremos. Y si no te lo traemos esta vez es porque tenemos mucho trabajo y tenemos que repartir en muchas casas, pero no porque no nos guste que nos pidáis esos juguetes. Os enviamos un abrazo bien fuerte y os deseamos buena Navidad a todos y a todas"

Dejando a un lado los estereotipos

Los estudios han demostrado que los niños hacen propios roles de género desde muy pequeños y los aplican para construir expectativas sesgadas de los atributos de las personas o las profesiones. Esto sucede porque aún persisten en la sociedad estereotipos de género muy arraigados en cuestiones cotidianas, que sin intención las transmitimos a los más pequeños.

Tanto padres como educadores tenemos la responsabilidad de educar a los niños y niñas de estos roles, comenzando por los juguetes con los que les permitimos jugar, e incluso comentarios que creemos inofensivos pero que pueden calar en su propia percepción de lo que es "de chicas" o "de chicos".

Los juguetes son instrumentos de juego que no traen implícito que su uso sea exclusivamente para un sexo o el otro. Si esto sucede así es porque lo vemos en televisión, catálogos, anuncios, e incluso en el discurso de muchos adultos.

Es por ello, que ahora que estamos en Navidad es importante tomar conciencia de lo mucho que pueden condicionar nuestras actitudes a la hora de hacer un regalo a un niño, pues de lo contrario es fácil caer en los estereotipos de género. La publicidad sexista, las frases que escuchamos continuamente en la calle y la educación que recibimos desde pequeños, nos puede llevar al error de seguir perpetuando los roles de género y los estereotipos a través del juego.

Pero en nuestras manos está romper esas barreras regalando, simplemente, juguetes. Porque los niños y las niñas no entienden de estereotipos, y solo pretenden jugar y divertirse sin que nadie les diga lo que pueden o no pueden ser, y sin que nadie les corte las alas de su imaginación.

Vía | Ayuntamiento de Terrasa

En Bebés y Más | "Si yo fuera un juguete", el anuncio de una cadena de jugueterías que rompe los estereotipos de género, Combatiendo estereotipos: cómo hablarles a tus hijos, La publicidad de juguetes con contenidos sexistas será prohibida en España, según asegura Consumo

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios