Anovulación o ciclos anovulatorios: en qué consiste esta alteración y cómo afecta a la fertilidad de la mujer

Anovulación o ciclos anovulatorios: en qué consiste esta alteración y cómo afecta a la fertilidad de la mujer
Sin comentarios

Existe la falsa creencia de que, cuando una mujer menstrua, siempre tiene la posibilidad de quedarse embarazada. Pero a veces, aunque la mujer tenga la regla puede presentar un trastorno llamado anovulación o ausencia de óvulos fértiles.

Según datos de la clínica de fertilidad IVI, entre un 3% y un 4% de mujeres con problemas de fertilidad son diagnosticadas de anovulación. Te explicamos en qué consiste este trastorno y cómo afecta a la fertilidad de la mujer.

¿Qué es la anovulación?

anovulación

La menstruación y la ovulación son dos procesos distintos, pero están sincronizados y relacionados en diferentes momentos del ciclo ovárico y uterino, coexistiendo pero sin depender del otro para ocurrir.

La anovulación se da cuando los ovarios de la mujer no son capaces de liberar ningún óvulo en ningún momento del ciclo menstrual, por lo que la ovulación no tiene lugar. Al no haber ovocitos, la fecundación no podrá producirse.

"Hasta un 35% de mujeres presenta problemas de fertilidad, pudiendo ser la anovulación una de las causantes de este problema" - explica la Dra. Begoña Martínez, directora médica de IVI Pamplona.

¿Cuáles son sus causas?

Los ciclos anovulatorios pueden deberse a:

"El origen de este trastorno puede ser una enfermedad crónica o deberse a algo circunstancial como situaciones de estrés o bajo peso, por lo que dependiendo de la causa el especialista actuará de manera personalizada” -  afirma la doctora Martínez.

Síntomas de los ciclos anovulatorios

A veces la anovulación no presenta ningún síntoma, ya que la mujer puede seguir menstruando como siempre. Pero en otras ocasiones sí aparecen trastornos menstruales asociados, como por ejemplo:

Además, y como veíamos más arriba, la anovulación conlleva problemas de fertilidad. De hecho, la imposibilidad de quedar embarazada es con frecuencia la responsable de la mayoría de los diagnósticos.

Cómo se diagnostica la anovulación

anovulación

La doctora Martínez explica que para diagnosticar la anovulación se requiere de una exploración física, una historia clínica exhaustiva y llevar a cabo analíticas y ecografías en diferentes fases del ciclo, con el fin de comprobar si ocurren los cambios ovulatorios que deberían producirse.

"Tengo ciclos anovulatorios y deseo quedar embarazada: ¿qué hacer?"

Una vez diagnosticado el problema de anovulación, las primeras medidas que se deben adoptar para tratar de revertir la situación son normalizar el peso (si es que existe algún problema), reducir la práctica deportiva si se hace en exceso y corregir posibles disfunciones de otros órganos como los riñones, el hígado o la tiroides.

No obstante, y tal y como advierte la doctora Begoña Martínez, no siempre se llega a descubrir la causa y, por tanto, no se puede corregir el problema.

Si este fuera el caso, es posible recurrir a tratamientos de reproducción asistida para lograr el embarazo, siendo los más habituales la inducción a la ovulación, la inseminación artificial o la fecundación in vitro. En los casos en los que exista fallo ovárico, siempre existe la opción de convertirse en madre mediante la donación de ovocitos.

"En función del resultado de las pruebas, la complejidad de la situación y de la historia clínica de la paciente y su pareja, se recomendará la opción de reproducción asistida más adecuada. Son tratamientos que por suerte están disponibles y permiten a cada vez más mujeres cumplir sus sueños de ser madres" - añade la Dra. Martínez.


Temas
Inicio