Publicidad

Inseminación artificial: qué es y en qué consiste esta técnica de reproducción
Ser Padres

Inseminación artificial: qué es y en qué consiste esta técnica de reproducción

Publicidad

Publicidad

Parejas con problemas de infertilidad, mujeres que optan por la maternidad en solitario, parejas de mujeres homosexuales que deciden tener un hijo... Pueden ser múltiples los casos en los que se requiera de técnicas de reproducción asistida para lograr un embarazo.

De entre las numerosas técnicas que existen, la inseminación artificial es la más sencilla, si bien no está indicada en todos los casos. Te contamos en qué consiste la inseminación artificial con semen de pareja o donante, y cuándo se recomienda.

¿En qué consiste la inseminación artificial?

La inseminación artificial consiste en introducir, a través de un catéter muy fino, una muestra de semen (de la pareja o de donante) en el útero de la mujer en el momento exacto de la ovulación. Los espermatozoides han sido previamente seleccionados en laboratorio con el fin de mejorar su calidad y favorecer la gestación.

Se realiza generalmente tras un proceso de estimulación ovárica suave, gracias a fármacos que favorecen el desarrollo de los folículos ováricos. Mediante control ecográfico, el especialista determinará el día en que debe realizarse la inseminación, con el fin de aumentar las posibilidades de éxito del embarazo.

Se trata de un procedimiento seguro, muy sencillo e indoloro para la mujer. Se realiza en la clínica de forma rápida, y no requiere de ingreso ni reposo posterior.

¿En qué casos está indicada?

inseminacion artificial
  • Factores masculinos

La inseminación artificial está indicada en los casos en los que hay baja cantidad o movilidad de los espermatozoides, o estos encuentran problemas para atravesar el cuello del útero.

  • Factores femeninos

Es una técnica apropiada en los casos de endometriosis leve, malformación uterina o patologías en la ovulación.

  • Otros casos

También es un método indicado para las parejas de mujeres homosexuales que desean tener un hijo, o mujeres que quieren ser madres en solitario, siempre y cuando la mujer no tenga problemas de infertilidad.

¿Qué porcentaje de éxito tiene?

A diferencia de la fecundación in vitro, cuyo porcentaje de éxito es significativamente mayor, la insemación artificial tiene una tasa de éxito del 15%, que se eleva ligeramente a medida que avanzan los ciclos.

Este porcentaje sube si se utiliza semen de donante, pues tiene una mejor calidad que el semen de pareja.

Los tiempos para lograr embarazo oscilan entre uno y tres meses. Si la inseminación artificial no ha dado fruto tras cuatro intentos, los especialistas recomiendan cambiar de técnica.

¿Cuál es su coste económico?

El coste de un ciclo de inseminación artificial con semen de pareja ronda los 800 euros en una clínica privada. Este precio suele incluir los controles ecográficos y hormonales, la inseminación y el análisis de la hormona beta-HCG para confirmar si se ha producido embarazo.

A esta cantidad hay que sumar el tratamiento farmacológico indicado para la estimulación ovárica, maduración de folículos y progesterona para facilitar la implantación.

Es importante tener en cuenta que el coste puede variar notablemente en función de la clínica elegida, la medicación recomendada, las pruebas diagnósticas adicionales que se necesiten hacer, así como si es necesario recurrir a semen de donante.

El elevado coste de este tipo de tratamientos hace que muchas parejas opten por hacerlo a través de la Seguridad Social. Sin embargo, los recursos económicos limitados de la sanidad pública en España obliga a cumplir una serie de requisitos para poder acceder al tratamiento.

Fotos | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir