Compartir
Publicidad

¿Problemas digestivos en el embarazo? Siete consejos para recuperarte de los excesos navideños

¿Problemas digestivos en el embarazo? Siete consejos para recuperarte de los excesos navideños
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las comilonas de Navidad pasan factura. Los kilos de más y las molestias digestivas están a la orden del día, especialmente durante el embarazo cuando las digestiones se hacen más lentas y pesadas.

Las hormonas, sumado a que el tamaño del útero comprime el estómago, son los responsables de que los principales problemas digestivos en el embarazo como acidez, estreñimiento, gases, malestar y sensación de pesadez estomacal. Vamos a dar entonces siete consejos que te ayudarán a recuperarte de los excesos navideños.

  • Aumenta el consumo de frutas y verduras: son una alternativa saludable que te ayudarán a compensar los recargados platos navideños. Contienen fibra, antioxidantes, vitaminas y minerales que te llenarán de energía y te ayudarán a regularizar el tránsito intestinal después de las comilonas.

  • Realiza seis comidas al día: prefiere comer raciones pequeñas varias veces al día en lugar de hacer sólo dos comidas copiosas. Haz cenas más ligeras y más temprano para evitar irte a la cama con sensación de pesadez.

  • Elige snacks saludables: para la media mañana y la merienda elige aperitivos saludables y nutritivos a base de frutas, verduras, cereales y frutos secos. Aquí te dejamos algunas recetas de picoteo sano para las comidas entre horas.

  • Planea menús saludables: preparar platos ligeros con ensaladas, verduras, carnes asadas o a la plancha. Prefiere carnes con menos grasa como el pavo, el pollo o el pescado antes que otras más pesadas como el cerdo o el cordero.

  • Muévete: el ejercicio te ayudará no sólo a deshacerte de algún kilo de más sino principalmente a sentirte activa y recuperar energía. Haz caminatas al menos de una hora al día.

  • Bebe suficiente agua: mantenerse bien hidratada es fundamental para regular los procesos de nuestro organismo, incluida la digestión. Se recomienda consumir unos dos litros de agua al día durante el embarazo, incluyendo infusiones otras bebidas y el agua que contienen los alimentos. Tampoco hay que forzarlo, pero no olvides beber suficiente agua.

  • Despídete hasta el próximo año de los turrones, los mazapanes, los polvorones, los roscones y demás dulces navideños.

En Bebés y más | Alimentación sana en el embarazo: diez cosas que debes saber

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio