Compartir
Publicidad

El "airbag" podría no ser peligroso para las embarazadas

El "airbag" podría no ser peligroso para las embarazadas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos años se decía que el impacto del airbag en un accidente de tráfico podría aumentar el riesgo de complicaciones durante el embarazo y se llegaba incluso a aconsejar la desactivación del mismo.

Un estudio reciente muestra que el airbag podría no ser peligroso para las embarazadas y se aconseja, por lo tanto, que no se desactive, pues es un elemento activo importante a la hora de proteger la vida de la mujer.

En dicho estudio se analizaron datos de 3.348 colisiones en las que se habían visto implicadas mujeres embarazadas en el estado de Washington, entre el año 2002 y el 2005. En la mayoría de las complicaciones originadas por los accidentes, incluso en las más graves como el desprendimiento de placenta, el estrés fetal o la cesárea de urgencia posterior, no hubo evidencia de que el airbag aumentara el riesgo.

Valorando los casos de muerte fetal sí se observa una mayor tasa en aquellos accidentes en que se activó el airbag, un 1 por ciento frente a un 0,3 en aquellas en que no había airbag. Sin embargo la muestra de casos es muy pequeña (dos muertes fetales en cada grupo) y por lo tanto no se pueden sacar conclusiones al respecto.

También se halló una diferencia en las tasas de parto prematuro entre los dos grupos de mujeres. El 16% de las que habían tenido accidentes con activación de airbag tuvieron un parto prematuro, frente al 10% de las que habían sufrido una colisión sin presencia de airbag. Esta diferencia tampoco se pudo considerar estadísticamente significativa.

La conclusión que se extrae es que son necesarios más estudios para conocer el riesgo real de parto prematuro o muerte fetal tras un accidente con airbag.

Hasta que se obtengan nuevos datos, la recomendación es que las mujeres embarazadas hagan uso del cinturón (con la correa inferior sobre los huesos de la pelvis, bajo la barriga y la correa superior sobre el tórax, entre los pechos), que viajen con el airbag activado, ya que es un elemento que salva vidas, y que el asiento esté lo más alejado posible del tablero del coche.

Si la mujer está conduciendo y el volante es regulable en altura (el airbag sale del volante), es mejor que se oriente hacia el tórax y la cara, ya que una posición muy baja del volante haría que el airbag, que sale a una velocidad de 300 km/h, impactara sobre la barriga de la embarazada.

Vía | Público Foto | Flickr (TheTruthAbout...) En Bebés y más | Campaña para promover el uso del cinturón de seguridad en el embarazo, El cinturón de seguridad del coche no daña al feto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos