Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Cuándo dijisteis a la familia que estabas embarazada?‏

¿Cuándo dijisteis a la familia que estabas embarazada?‏
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando una mujer se queda embarazada el primero que se entera (normalmente) es la pareja. Luego suele ir la gente más cercana y de confianza, que por regla de tres suele ser la familia, y finalmente los amigos.

La duda sobre cuándo explicar que estás embarazada suele aparecer en el segundo paso y en adelante (digo yo que a la pareja se le dice al momento, al menos si ambos esperan al bebé). Hay madres que no tienen reparos en contar enseguida a su familia que esperan un nieto o un sobrino, pero también hay otras que prefieren esperar, por si acaso hubiera algún problema.

Digamos que las madres que nunca han tenido ningún problema con el embarazo (porque es el primero o porque ya tienen hijos) suelen ser las que dan antes la noticia, y aquellas madres que han sufrido algún aborto o han tenido algún problema tardan más en hacerlo.

No todos los embarazos llegan a término

Una de las razones para esperar un tiempo a dar la noticia es que no todos los embarazos llegan a término. Muchos óvulos fecundados no llegan a implantarse y acaban por ser expulsados con la menstruación, situación en que las madres no suelen darse ni cuenta de que un óvulo empezaba a madurar. Muchos otros llegan a implantarse, el test de embarazo llega a dar positivo, pero por alguna razón acaban por no ser viables y la mujer sufre un aborto (a veces sucede de manera tan temprana que si la mujer no se hubiese hecho un test, habría pensado en que se le ha atrasado un poco la menstruación).

El período de mayor riesgo son las primeras semanas, por eso, ante la duda, el momento de decir a la familia que esperas un bebé se suele atrasar un poco, muchas veces hasta el momento en que la mujer se hace una ecografía y constata que todo va bien.

Otras madres, a pesar de saber esto, son menos capaces de guardar el secreto y prefieren explicarlo (tengo una amiga que nos lo dijo así: “ya sé que solo estoy de un mes y que hay riesgo de perderlo, pero es que no me puedo callar”).

Si das la noticia de que estás embarazada muy pronto

El mayor riesgo de dar la noticia en las primeras semanas de embarazo es que luego algo vaya mal y haya que dar explicaciones. El embarazo de un familiar es siempre una buena noticia y normalmente, las futuras abuelas, lo explican a cuantas más personas mejor (“voy a ser abuela”, “sí, mi hija, la mayor…”, etc.).

Si llega la desgracia de que el embarazo no sigue su curso, la mujer embarazada tendrá que dar la noticia a la familia directa, con todo lo que conlleva, y seguramente a la familia indirecta y a todos los conocidos que en algún momento le pregunten: “oye, ya me he enterado, ¿para cuándo lo esperas?”.

Si esto no sucede y el embarazo va bien, la mujer va a vivir nueve meses de preguntas, de posibles nombres, de ansiedades, de “yo quiero ir a ver una eco…”, de “cuándo sabes si es niño o niña” y tantas cuestiones que a los familiares les encanta saber. No es que sea nada malo ni negativo, pues la curiosidad es normal en las personas que te quieren, pero hay mujeres que llegan a agobiarse con el tema.

Si das la noticia pasadas unas semanas

Cuando el embarazo lleva ya varias semanas y sobretodo cuando más se acerca a la semana 12, que es cuando se cumple el primer trimestre, el riesgo es cada vez menor.

Si das la noticia en esos momentos, el embarazo, para los demás, se convierte en una espera de unos 6 meses (en vez de nueve), disminuyendo el tiempo de ansiedad familiar.

Sin embargo, si apareces por casa diciendo que estás embarazada de tres meses (o de dos, según prefieras), puedes crear malestar porque los padres pueden verlo como una falta de confianza o de comunicación (“yo soy tu madre, ¿por qué no me lo contaste antes?”), e incluso sospechas (“seguro que sus padres ya lo saben hace tiempo…”).

¿Y vosotras?

En nuestro caso siempre hemos sido personas muy discretas, así que nosotros somos de los que esperamos a ver que todo vaya bien para dar la noticia, tratando de minimizar el tiempo de espera de los demás. Inconscientemente, como los demás no lo saben y no te tratan como a una mamá y a un papá embarazados, el tiempo de espera de los padres (el nuestro) también parece disminuir.

Pero claro, esta es nuestra manera de hacerlo muy ligada con nuestra manera de ser. Hay gente menos reservada y que prefiere recibir el apoyo de sus familiares desde el primer momento y la verdad es que también es algo bonito, porque el embarazo se hace más consciente, más real y porque la familia se siente más implicada con la madre y con el bebé.

Ahora os pregunto a vosotras: ¿cuándo le dijisteis a la familia que estabas embarazada?

Foto | :: c h r i s t i n a :: en Flickr
En Bebés y más | ¿Esperar 120 días para anunciar el embarazo?, Ser papá: Cómo dar la noticia, Maneras de sorprender con la noticia del embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos