Compartir
Publicidad
La primera ecografía del embarazo: ese emotivo momento en el que puedes ver a tu bebé
Embarazo

La primera ecografía del embarazo: ese emotivo momento en el que puedes ver a tu bebé

Publicidad
Publicidad

No, sus ojos no están viendo doble: la prueba ha dado positivo, ¡pronto se convertirán en padres! Ahora comienza una serie de preparativos y cambios en tu vida, pero no debes olvidar lo más importante y una de las primeras cosas que debes hacer en cuanto sepan que hay un embarazo: agendar una cita con el ginecólogo.

Y entonces, por fin llega el primero de muchos momentos únicos y especiales, pues aunque ya saben que un bebé viene en camino, ahora podrán verlo con sus propios ojos. Hoy te cuento de la primera ecografía en el embarazo, ese emotivo momento en el que ves a tu bebé.

¡Un bebé viene en camino!

Embarazo

No importa si eres hombre o mujer, la emoción de saber que pronto llegará un pequeño o pequeña a cambiar totalmente sus vidas es algo que siempre nos llena de emoción, alegría y sí, también un poco (o bastante) de nervios. Pronto dejarán de ser solo ustedes, para comenzar a ser los padres de alguien.

¿Y ahora? Pues lo primero que deberán hacer tras descubrir que esperan un bebé, es llamar para pedir una cita con el ginecólogo (o si aún no tienen uno, es el momento preciso para buscar recomendaciones que nos ayuden a encontrar al indicado) y comenzar cuanto antes con todos los cuidados y recomendaciones que se deben seguir durante un embarazo.

La primera visita al ginecólogo

La primera cita con el ginecólogo usualmente tiene lugar entre las semanas 6 y 9 del embarazo, tomando en cuenta la fecha de la última menstruación, y durante ella, el ginecólogo valorará los antecedentes familiares y el historial de ambos padres, así como cualquier dato importante o relevante para el buen desarrollo del embarazo y para elaborar la historia clínica.

En esta primera cita, la ecografía que se realiza en la mayoría de los casos es transvaginal, para confirmar la presencia del saco amniótico y si se detecta, el latido fetal. Aunque esta ecografía es importante y es la primera que suelen realizar en los controles del embarazo para confirmar que todo se encuentre como debe, hay una aún más especial.

La cita de la primera ecografía de su bebé

Ecografia

Ha llegado el día. Por fin hoy asistirán al siguiente control de embarazo y harán la primera ecografía en la que podrán ver por primera vez a su bebé. Este primer vistazo a su pequeño suele realizarse durante la semana 12, es decir, casi al finalizar el tercer mes de embarazo, el último del primer trimestre.

Al igual que en la primera cita, llegan con el ginecólogo y éste les hará algunas preguntas acerca de cómo se ha sentido la madre, los síntomas que ha tenido y también, ustedes tendrán oportunidad de comentarle sus dudas e inquietudes acerca del embarazo y el desarrollo de su bebé durante las próximas semanas. Después de esa conversación (que seguro les parecerá eterna al saber lo que sigue), vendrá el momento de hacer la primera ecografía.

Les pasarán a la zona donde tengan el aparato para hacer la ecografía. La madre se recostará y dejará su vientre al descubierto, donde colocarán un poco de gel y posteriormente, con un instrumento pequeño, comenzarán a buscar la mejor imagen de su bebé, que podrá ser vista en tiempo real en una pantalla en blanco y negro.

Y entonces, le verán por primera vez. Y sentirán que les inunda el corazón con toda clase de emociones y su embarazo se sentirá aún más real. Se asombrarán ante la maravilla que está gestándose frente a sus propios ojos, y que muy pronto, podrán tener entre sus brazos.

Quizás al principio cueste un poco de trabajo distinguirlo, pero con ayuda del personal médico podrán observar que su hijo (¡o hijos!) ya tiene sus brazos, piernas y cabeza formados. Si su bebé está despierto y activo, incluso podrán ver que no para de moverse, dar pataditas y agitar los brazos y la cabeza.

A seguir disfrutando el embarazo

Además de que ya han podido ver cómo luce su bebé en la primera ecografía, ahora también podrán comenzar a disfrutar mejor del resto del embarazo, pues en la mayoría de los casos, las terribles molestias del primer trimestre van desapareciendo. Y si aún no han dado la noticia del embarazo, pueden incluso hacerlo apoyándose en la ecografía de su bebé.

Recuerden que un embarazo es algo único y especial que cada pareja y mujer vive de manera diferente, así que enfóquense en el suyo sin caer en comparaciones y disfruten los próximos dos trimestres antes de la llegada de su bebé.

Fotos | iStock, Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio