Compartir
Publicidad

Empieza el curso con buenas ideas

Empieza el curso con buenas ideas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pronto comenzarán los niños el nuevo curso escolar y los padres, responsablemente, siempre van a desear ayudarles para hacer del nuevo año una experiencia que les llene de satisfacción por aprender. Las escuelas, las hay de todo tipo, y no siempre vamos a poder elegir la que mejor concuerde con nuestra filosofía. Por eso os quiero dar algunas pautas para empezar el curso con buenas ideas.

Podéis hacer muchas cosas para estimular y alentar a vuestros hijos en casa, independientemente de la escuela. De esa manera tienen un refugio, un espacio, donde si pueden aprender con creatividad, con pasión, de forma personalizada, y de donde sacarán las energías para desarrollarse plenamente pase lo que pase con el sistema educativo.

Para que el curso escolar, tenga la edad que tengan vuestros hijos, sea un éxito de aprendizaje los padres podéis hacer muchas cosas para fomentar el aprendizaje creativo y vivencial, acompañando a vuestros niños en el descubrimiento siempre fascinante del mundo que supone la infancia.

Programad visitas a la Naturaleza

Para los más pequeños son imprescindibles por la posibildiad de movimiento libre, de exploracion, de descubrimiento. Por eso las visitas a la Naturaleza son imprescindibles para ellos. Cada pregunta que hagan abrirá un mundo. No es necesario, por supuesto, que las hagáis a diario; la rutina se impone. Pero si os animo a hacer un esfuerzo organizativo y que llevéis a vuestros hijos a espacios naturales siempre que sea posible y no os limitéis a las ciudades, que suelen ser hostiles a los niños.

Un bosque, un río, un parque natural, una reserva de recuperación de fauna, incluso un jardín botánico o un gran parque en la ciudad están llenos de estímulos para su mente y para su cuerpo.

Visitad museos de todo tipo

En cualquier ciudad existen museos de gran calidad que van a estimular a vuestros hijos con verdaderos tesoros del conocimiento. LLevad a los niños a museos, de todo tipo. Si, de Arte también. No es necesario visitar todo el Museo del Prado de una vez, pero adaptando el tiempo a su capacidad, cualquier museo es magia para ellos.

Leedles en voz alta

Leedles en voz alta como costumbre familiar, no necesariamente cuentos infantiles, sino cualquier tipo de texto que trate de un tema por el que hayan manifestado curiosidad o que os apasione a vosotros (la pasión se contagia). No os empeñeis en que lean solos y, cuando lo hagan, no dejeis nunca de leerles.

Contadles historias inspiradoras

A los niños les encanta escuchar historias y más si se las cuentan sus padres. Inventad cuentos con ellos como protagonistas o con animalitos. Contadles historias de personas que brillaron por su entrega y voluntad: sean leyendas o sean biografías. Si no sabéis, estudiad vosotros, buscad. También les va a gustar mucho que les contéis anécdotas de vuestra infancia o de la familia, especialmente de personas que ya no están entre nosotros.

Una parte fundamental del aprendizaje humano se realizar de manera oral, y las historias son el vehículo que los niños prefieren para emocionarse, ampliar su vocabulario y conocimientos o entender mejor el mundo que les rodea.

Ved la televisión con ellos

Explulsar la televisión de la vida hogareña es una decisión respetable pero si habéis decidido tener tele en casa, lo ideal es que siempre la veáis con ellos. Según la edad del niño y sus intereses podéis elegir series, películas, dibujos y documentales.

Existen documentales sobre Naturaleza e Historia, Ingeniería y Astronomia impresionantes con los que una persona podría tener una formación completa. Buscad, comprad, bajaoslos, lo que queráis. Y poneos a verlos con ellos respondiendo a sus preguntas y buscando en internet lo que no sepáis. Por supuesto, elegir el tiempo de exposición y los contenidos a la edad y gustos del niño, pero muchos a partir de los cuatro años ya los van a disfrutar.

Usad las peliculas y las series de televisión como instrumentos educativos. De muchas de ellas se puede aprender mucho, o se usan como trampolín para tirar del hilo y profundizar en cualquier tema: politica, religión, filosofía, historia, psicología, fisica, astronomía... desde Doctor Who (una de nuestra favoritas a la que incluso dedicamos este año un mes completo como unico recurso de base) hasta El Rey Leon, Kuzko o hasta el, en ocasiones, terrible Bob Esponja os pueden servir de base para el aprendizaje.

Juegos de Mesa

Los juegos de mesa son otro recurso que nunca debería faltar. No solo estan esos tradicionales que conocéis. Hay miles. Estimulan la imaginación, la creatividad, la capacidad de negociación, la estrategia, la planificación, el uso de recursos, la comprensión del espacio y el tiempo... Buscad los más adecuados a cada niño por gustos, edad, capacidad, temas de interés, areas que estimular... los hay que pueden empezar a usar desde los tres años como Vila Topo, Conecta Cuatro, Adivina quién o Fantasma Blitz.

Cocina

Si tenéis cocina, que todos tenéis, ya tenéis un laboratorio en casa. Aprovechadlo. En la cocina, desde muy pequeños, los niños se familiarizan con muchas áreas de conocimiento: la física, quimica, biología, geografía, historia, matemáticas... todo eso está presente en lo culinario. Además, la cocina es un lugar ideal para compartir con ellos tiempo, risas, experiencias y aprendizajes sobre las labores del hogar y valorarlas en su importancia.

Espero que estas propuestas e ideas os ayuden a empezar el curso con seguridad y alegria, sabiendo que mucho de lo que vuestros hijos van a aprender este año dependerá de vosotros.

En Bebés y más | El sistema educativo español: un fracaso evidente, "Tirar del hilo" del aprendizaje, Las infinitas preguntas de los niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos