Compartir
Publicidad

"El mejor lugar para los niños es su propio entorno". Entrevista a la psicóloga Valentina Ganem

"El mejor lugar para los niños es su propio entorno". Entrevista a la psicóloga Valentina Ganem
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguimos preparándonos para el regreso después del verano hablando de los niños cuando los padres trabajan fuera de casa y necesitan acudir a un cuidador externo. Vamos a entrevistar hoy a la psicóloga Valentina Ganem, con quien hablaremos sobre las guarderías y otras alternativas para el cuidado de los niños, profundizando en las diferentes opciones y buscando lo que mejor ayude a que los niños vivan esos momentos de la manera más feliz posible.

Valentina Ganem es psicóloga infantil, experta en atención precoz en niños y en enfoque psicológico centrado en la persona (Gestalt) y es especialista en técnicas de Expresión y Psicomotricidad, en el Método Pedagógico a través del Movimiento Corporal y los Sentidos y además es asesora de lactancia materna. Dirige grupos de niños junto con sus padres desde hace 10 años e imparte charlas para padres. Fundadora y directora de cReCeR jUnToS cOn ArTe.

¿El mejor lugar para un niño es una guardería o es su hogar?

El mejor lugar para los niños es su propio entorno.

¿Es que no necesitan la guardería para "socializarse"?

Tenemos la creencia de que los niños necesitan ir a la guardería para aprender a “socializarse” y así ayudarlos a crecer. Los niños pequeños no socializan a esa edad: se encuentran en la etapa evolutiva “egocentrista”. Los verás jugando solos y sólo interactúan cuando quieren el juguete de otro niño o quieren invadir su espacio.

¡Nuestros hijos necesitan sentirse seguros y protegidos para crecer y después encontrarse y descubrir el mundo que les rodea!

Pero no siempre es posible que los niños esten en casa, ¿que hacemos en estos casos?

Partiendo de que nuestro hogar es el mejor lugar para nuestros hijos, existen circunstancias familiares y económicas por las cuales es necesario buscar una guardería para que nuestro hijo esté cuidado y protegido fuera de nuestra casa.

¿Podemos ayudar y preparar a nuestro pequeño para la entrada a la guardería?

La edad ideal para pensar en llevar a un niño a la guardería es entre los dos años y medio o los tres años. Es cuando puede entender: “Mamá se va, pero regresa por mi. No me abandona”.

Ahora bien, a día de hoy existen en España los “playgroups” y/o “grupos de crianza”, donde padres y madres se reúnen y ambos (padres e hijos) son “guiados” por un profesional en educación. Son grupos donde juegan, cantan, se divierten y aprenden juntos.

Para los niños es un lugar que conocen, en el que se sienten cuidados, protegidos, respetados… Por experiencia propia, he visto que en estos grupos es más fácil que el niño vaya separándose poco a poco de sus padres.

¿En qué casos es mejor la guardería que otras formas de cuidado?

Cuando no tenemos alternativas de niñeras, o un familiar adecuado, o madres de día, y necesitamos incorporarnos al trabajo…

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las madres de día?

Las madres de día son educadoras. Estas personas ofrecen una casa que, por lo general, es su propio domicilio. La atención es muy personalizada, el horario es flexible para cada familia, el ambiente es muy familiar y el máximo es de 4 niños.

Aunque en España en los últimos años se ha incrementado, se da la paradoja de que es muy difícil conseguir un lugar para tu pequeño. Sigue habiendo escasez de este modelo de educación.

¿Y de contratar una niñera?

Una de las ventajas de tener una niñera es que el niño estará en casa y la fase de separación será más fácil. Desventajas: en ciertas ocasiones no entra en el presupuesto familiar.

¿Qué tengo que observar para elegir una buena niñera?

Observar que la persona que cuida a tu pequeño no sólo llegue a querer a tu hijo, sino que también sea paciente con sus lágrimas y sus preocupaciones y, sobre todo, que juegue con él. ¡El juego genera complicidad y confianza!

¿Que opinión te merece que los abuelos cuiden de sus nietos si los padres trabajan?

Los abuelos, en la mayoría de los casos, son una fuente de amor y de compresión; pero, en ocasiones, su manera de llevar a cabo la crianza de nuestros hijos no congenia con la nuestra. Tengamos claro que nosotros no podremos cambiar a los abuelos.

Dependerá de las cosas que podamos asumir ”pasar por alto”. Por ejemplo: darle chuches siempre que ellos quieren o llevarlo a la cama más tarde; cosas que, por lo general, no hacemos habitualmente. Pero los abuelos son de gran ayuda para tu hijo a la hora de superar la “angustia de separación” ¡La diversión, el juego y complicidad ayuda a la separación!

Ahora bien, cuando la forma de criar de los abuelos, se basa en abusos, como, por ejemplo, azotes, agresionesverbales, manipulación… tu hijo no estará protegido, será mejor buscar otro lugar para nuestros pequeños.

Le agradecemos a la psicóloga Valentina Ganem el tiempo que nos ha dedicado en esta entrevista y mañana vamos a seguir hablando con ella, los consejos que va a darnos para mejorar la adaptación de los pequeños a la separación y a la guardería os van a ser, seguro, de gran utilidad.

En Bebés y más | España no confía en los beneficios de la conciliación laboral y familiar, Las guarderías a la palestra, Niñera y guardería, Periodo de adaptación: ¿si o no?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos