El desarrollo de la lógica en los niños: cómo evoluciona y qué actividades y juegos podemos hacer para fomentarla

El desarrollo de la lógica en los niños: cómo evoluciona y qué actividades y juegos podemos hacer para fomentarla
Sin comentarios

El pensamiento lógico hace referencia al uso de la razón, mediante la cual el ser humano es capaz de analizar la información que le llega a través de los sentidos y llegar a conclusiones utilizando relaciones de causalidad, deducciones, aplicando una serie de reglas... En definitiva, esta habilidad nos permite comprender la realidad del mundo que nos rodea y ser capaces de resolver los conflictos que puedan presentarse utilizando el razonamiento.

El desarrollo de esta habilidad en los niños tiene lugar de forma muy paulatina, pasando de lo concreto a lo abstracto, hasta llegar a ser capaces de hacer sus propios razonamientos hipotético-deductivos. Te explicamos cómo se desarrolla la lógica en los niños y qué actividades podemos hacer para fomentarla atendiendo a las diferentes etapas.

Cómo evoluciona la lógica en los niños

Jean Piaget, biólogo, investigador y padre de la psicología evolutiva, estudió cómo se desarrolla y evoluciona el pensamiento lógico en los niños, y cómo esta habilidad influye posteriormente en la etapa adulta. Según Piaget, el desarrollo de la lógica en los niños tiene lugar en cuatro grandes etapas:

  • Fase sensomotora, que abarca desde el nacimiento y hasta los dos años. En esta etapa el niño se relaciona con el mundo que le rodea a través de los reflejos innatos y de los sentidos, siendo especialmente importante al principio el sentido del tacto (de ahí que todo lo que le demos a un bebé se lo lleve a la boca para explorarlo).

También comenzará a establecer sus primeras relaciones causa-efecto, aunque inicialmente lo hará de una forma no consciente. Por ejemplo: ¿qué ocurre cuándo ofrecemos al bebé un sonajero? Primero, lo agarrará con sus manitas, después lo explora con sus sentidos y a continuación comenzará a agitarlo, dándose cuenta de forma casual de que al hacerlo suena. A partir de ese momento el bebé lo hará sonar una y otra vez, pues ha razonado que para que se produzca el sonido debe moverlo.

  • Fase preoperacional, que abarca desde los dos hasta los seis años. En esta etapa, el razonamiento del niño empieza a ser más fluido hasta el punto de que será capaz de elaborar sus propias conclusiones partiendo de problemas sencillos y cotidianos.

A partir de los cuatro años comienza a desarrollarse su cerebro racional y esto le permitirá comenzar a aplicar la lógica, la planificación, el razonamiento, la evaluación, el pensamiento, el aprendizaje de conceptos racionales...

  • Etapa de las operaciones concretas, que abarca desde los siete hasta los 11 años. Los niños comienzan a desarrollar el pensamiento abstracto y ya son capaces de razonar, llegar a conclusiones y establecer hipótesis. Pero sus razonamiento todavía se situarán dentro del marco espacial y temporal en el que se encuentran.

  • Etapa de las operaciones formales, a partir de los 12 años. En esta etapa, el adolescente irá adquiriendo competencias cada vez más complejas que le permitirán hacer sus propios razonamientos hipotético-deductivos, abstractos y fuera del marco espacio-temporal en el que se encuentra.

En definitiva, el desarrollo del razonamiento lógico permite a los niños desenvolverse en el mundo que les rodea, comprender la causa-efecto de las cosas y resolver conflictos, además de sentar las bases para un correcto aprendizaje de las matemáticas cuando comience la etapa escolar.

Actividades para fomentar el desarrollo de la lógica según la edad

Desde casa, los padres podemos fomentar el desarrollo del pensamiento lógico atendiendo a la edad del niño y con actividades divertidas que capten su interés y le animen a participar. Además, es importante no olvidarnos de tres premisas fundamentales:

  • Cada niño es único y sigue su propio ritmo, por lo que hemos de olvidarnos de comparaciones y etiquetas.
  • Hay que animar a los niños a explorar, intentar las cosas por sí mismos y no darles todo hecho.
  • Y como consecuencia de lo anterior es importante tener claro que nuestros hijos se equivocarán, pero el error es fuente de aprendizaje y como tal hemos de saber aprovecharlo.

Desde el nacimiento y hasta los dos años

lógica

Como comentábamos más arriba, en esta etapa tienen un papel fundamental los sentidos, por lo que cualquier actividad que hagamos con el bebé y que ayude a estimular su desarrollo sensorial resultará perfecta.

Algunos ejemplos que os proponemos:

En este post os proponíamos otras actividades que también podemos hacer con los niños para estimular su visión.

  • Para estimular su oído: cántale, háblale, ponle música, cuéntale un cuento, ofrécele juguetes con sonidos respetuosos y acordes a su edad (sonajeros, rodaris, pelotas Montessori, cajas de música...)
  • Para estimular su olfato: el contacto piel con piel; juegos con plastilina; vendarle los ojos y pedirle que olfatee un objeto o alimento y adivine lo que es; pasear por entornos naturales y concentrarse en los olores que nos rodean: permitirle la manipulación de alimentos cuando se comience con la alimentación complementaria...

  • Para estimular el gusto: cuando el bebé comience con la alimentación complementaria, ofrecerle todo tipo de alimentos acordes a su edad; haced juegos de adivinar sabores con los ojos vendados...

  • Para estimular el tacto: caja sensorial para adivinar qué se esconde dentro utilizando únicamente el tacto; jugar con plastilina, arena, agua...; fomentar el contacto con la naturaleza y la manipulación de elementos naturales como hojas secas y frescas, flores, tierra, ramas, piedras...; cesto de los tesoros; manipulación de alimentos...

Ni qué decir tiene que el contacto físico, las caricias, los besos y el hablarle continuamente -aunque no nos entienda-, resultan también imprescindibles, tanto para estimular sus sentidos, como para su correcto desarrollo cerebral, físico y emocional.

De los dos a los seis años

lógica en los niños

En esta etapa de la vida, el niño comenzará a mostrar un especial interés por el mundo que le rodea. Querrá saberlo todo y por eso nos preguntará constantemente acerca de cualquier cuestión que capte su interés. Responder a sus innumerables dudas es fundamental para que puedan adquirir nuevos conocimiento y sigan desarrollando su pensamiento lógico.

Pero además, podemos incentivar sus razonamientos mediante juegos y actividades como los que a continuación os proponemos:

Por ejemplo, podemos ofrecerle elementos naturales como agua, arena, legumbres, harina, azúcar, hojas, aceite... y animarle a que los manipule, analice o mezcle a su antojo. En este sentido, las mesas sensoriales de estilo Montessori resultan perfectas para esta actividad.

Otra excelente actividad es poner a su disposición un lienzo en blanco, un mural o una pared, y pinturas aptas para que pueda manipularlas, mezclaras y lograr diferentes tonalidades mediante la experimentación.

  • Permite que los niños ayuden en la cocina, enseñándoles a preparar recetas sencillas, amasando o mezclando ingredientes, observando capacidades, pesos y volúmenes... La cocina es una gran fuente de aprendizaje a todos los niveles, pero especialmente para el desarrollo de la lógica.

  • Juegos de construcción, como Legos, puzles, rompecabezas, piezas insertables... resultan perfectos para desarrollar el pensamiento lógico-matemático y la visión espacial.

  • Los juegos de agilidad mental y de memoria favorecen el desarrollo del pensamiento lógico. En este post os dábamos diferentes ideas.

  • Los juegos de imitación y roles resultan perfectos para introducir al niño en distintos escenarios e hipótesis que pongan a prueba su imaginación, resolución de conflictos y razonamiento lógico.

Además de estas y otras muchas actividades que podemos hacer con nuestros hijos en esta etapa, la socialización con otros niños también resulta fundamental, pues mediante el juego y la interacción con sus iguales, los niños interiorizan las normas sociales, desarrollan habilidades lingüísticas, mejoran la comunicación, aprenden...

De los siete a los 11 años y de los 12 años en adelante

desarrollo de la lógica

El juego continua siendo en esta etapa la mejor fuente de aprendizaje, especialmente en el desarrollo del pensamiento lógico. Algunas de las actividades lúdicas que podemos llevar a cabo para fomentar el uso de la razón son, por ejemplo:

  • Juegos de mesa que pongan a prueba su razonamiento lógico, estratégico y deductivo. En este post os recomendábamos diferentes opciones.

  • Mención especial merece el juego del ajedrez, uno de los más populares a la hora de incentivar el desarrollo de la lógica en los niños. Aunque lo hemos incluido en esta etapa, es posible adentrar antes a los más pequeños en el mundo del ajedrez, siempre que se haga desde el juego y la motivación.

  • Puesto que en esta etapa el niño ya no solo experimentará el mundo, sino que tendrá la capacidad de transformarlo en cierta medida, podemos proponerse la realización de experimentos caseros, como estos que os proponíamos hace tiempo.

  • Actividades que supongan un reto lógico, como sudokus, acertijos, adivinanzas, problemas matemáticos... En este post os ofrecíamos varias ideas.

  • Los juegos de construcción, cada vez más complejos y adaptados a las habilidades del niño, siguen siendo una de las mejores opciones para el fomento de la lógica matemática.

  • Los juegos de rol, de pistas y juegos de escape no solo resultan muy divertidos para los niños de esta edad, sino que tienen grandes beneficios para el desarrollo de la lógica, la formulación de hipótesis razonadas y la resolución de conflictos.

  • El análisis de textos o noticias, así como los debates sobre temas que consideremos, incentivan la reflexión, el pensamiento lógico y la crítica, además de aportarles otros importantes beneficios como el fomento del desarrollo verbal, la tolerancia, el respeto a las opiniones de los demás, la capacidad de síntesis...

Este tipo de juegos y actividades se irán volviendo cada vez más complejas a medida que el niño vaya creciendo y nos adentremos en la etapa del pensamiento abstracto.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | La teoría de las ocho inteligencias múltiples de Howard Gardner: ¿en qué talento o habilidad destaca tu hijo?, 17 recursos educativos para jugar desde casa y entretener a niños de 0 a 3 años, Cómo jugar con tus hijos para estimular su desarrollo según su edad

Temas
Inicio