Compartir
Publicidad
Cómo ejercitar la mente de los niños mientras se divierten: 11 juegos sencillos que estimulan la memoria, la lógica y el lenguaje
Juegos y juguetes

Cómo ejercitar la mente de los niños mientras se divierten: 11 juegos sencillos que estimulan la memoria, la lógica y el lenguaje

Publicidad
Publicidad

El cerebro es un órgano fascinante, complejo y lleno de posibilidades. Los bebés nacen con un cerebro inmaduro, que irá desarrollándose poco a poco, formando nuevas conexiones neuronales y ganando plasticidad a través de la estimulación, los cuidados y el aprendizaje.

Una de las formas que tienen los niños de aprender es a través del juego. Mientras el niño juega su actividad cerebral se dispara, convirtiéndose en una potente herramienta de aprendizaje que favorecerá dichas conexiones neuronales. Hoy te proponemos proyectos y juegos sencillos que ayudarán a ejercitar la mente de los más peques al tiempo que se divierten.

Bebe Juego

Juegos para entrenar la memoria

La memoria nos acompaña desde que nacemos y se va desarrollando a lo largo de nuestra vida, convirtiéndose en una herramienta fundamental en nuestro día a día. Por eso es tan importante ejercitarla diariamente y estimularla en los niños de forma adecuada para que logren una agilidad que les ayude, no sólo a lo largo de su etapa académica, sino también a lo largo de su vida.

A través del juego podemos ejercitar la memoria de forma divertida. Te proponemos algunos ejemplos:

  • El juego de las parejas: Es un clásico juego de cartas que contiene parejas iguales. Se colocan sobre la mesa todas las cartas boca arriba y se dejan unos segundos para que los jugadores las observen y memoricen. A continuación se dan la vuelta y los jugadores, por turnos, deberán ir levantando las cartas de dos en dos hasta encontrar las parejas que hayan memorizado.

Lo mejor de este juego es que se puede practicar con los niños desde que son muy pequeños, y como en el mercado hay una gran variedad seguro que encontráis la temática que más os guste: animales, dibujos animados, objetos, personajes de películas...

  • Dominó: Para jugar al dominó con los niños más pequeños lo más recomendable es utilizar, o crear nosotros mismos, un dominó con ilustraciones en lugar de con puntos, como es el clásico que todos conocemos. La dinámica del juego es similar y consistirá en unir las piezas haciendo coincidir las ilustraciones.
Domino

Este juego también es apto para niños desde muy temprana edad y, al igual que el anterior, podéis elegir la temática que más les guste. Con este tipo de dominó aprenderán a trabajar la memoria visual y espacial.

Juegos para entrenar la lógica y el pensamiento matemático

La lógica y el pensamiento matemático tienen que ver con la habilidad para trabajar y pensar en términos numéricos, comprender conceptos abstractos y utilizar el razonamiento y la lógica para la resolución de problemas. Una estimulación adecuada favorecerá el desarrollo de este tipo de inteligencia tan importante en las actividades cotidianas.

Operaciones Matematicas

Los juegos de inteligencia matemática enseñan al niño, desde muy temprana edad, a entender conceptos y buscar relaciones entre ellos, empleando el cálculo o las hipótesis. Te proponemos algunos ejemplos:

  • Sudokus: Los sudokus suponen un reto y requieren de un esfuerzo mental para poder resolverlos, además de observación, memoria y concentración. A partir de los seis años los niños pueden comenzar ya a resolver sudokus sencillos e ir elevando poco a poco el grado de dificultad.

  • Operaciones matemáticas: Podemos fomentar las habilidades matemáticas en los niños a través de juegos de operaciones utilizando, por ejemplo, las regletas de madera, el ábaco, los dados o bloques de Lego.

Abaco

Otro juego de operaciones matemáticas que podemos practicar en cualquier sitio y con la ayuda, simplemente, de papel y lápiz, consiste en seleccionar al azar un número de varias cifras y por otro lado varios números de una cifra. El objetivo del juego es conseguir aproximarnos al número elegido utilizando diversas operaciones matemáticas realizadas con los números sueltos. Iremos adaptando la dificultad del juego a la edad del niño y a la cantidad de operaciones matemáticas que sepa manejar.

  • Deducciones lógicas a través de causa-efecto: Existen muchos tipos de actividades cotidianas y al alcance de todos que podemos realizar con los niños desde muy temprada edad, para que a través de la experimentación, manipulación y observación vayan deduciendo por sí mismos el por qué de las cosas.

Por ejemplo, podemos mostrarles los cambios que sufre el agua cuando se somete a diferentes procesos, o estudiar el paso de las estaciones del año a través de la observación de plantas de hoja caduca.

  • Clasificación de objetos: Una actividad lúdica y sencilla para realizar con los niños desde que son muy pequeños consiste en la clasificación de objetos atendiendo a unas características comunes.
Bloques De Construcciones

Podemos utilizar, por ejemplo, bloques de construcciones y agruparlos por colores o por tamaños, o animales de juguete que agruparemos en función del número de patas que tengan, su color u otras características del reino animal que los niños ya hayan aprendiendo según su edad y entendimiento.

También podemos recurrir a la clasificación de objetos cotidianos que tengamos en casa como botones, pinzas de la ropa, envases de cartón vacíos... o cualquier otra cosa que se nos ocurra y que nuestros hijos puedan manipular bien en función de su edad.

  • Puzzles, rompecabezas, cubo de rubik: Con estos juegos, los niños no sólo estarán trabajando el pensamiento lógico, sino también la motricidad fina, la coordinación manos y ojo y las habilidades visuoespaciales.
Puzzles
  • Búsqueda del tesoro: Consiste en esconder un objeto en algún lugar de la casa y ayudar al niño a encontrarlo mediante la resolución de acertijos que les proporcione pistas. Este juego tan sencillo gusta mucho a los niños y les ayuda a entrenar diversas habilidades como el pensamiento lógico, la resolución de problemas, la memoria y atención.

  • Juegos de estrategia: Este tipo de juegos fomentan la capacidad de razonar sobre la meta que debe conseguirse y la forma en que tenemos que planificar la jugada para alcanzarla.Un ejemplo claro de este tipo de juegos sería el ajedrez, del que ya hemos hablado alguna vez y que tantos beneficios aporta a los niños.

Ajedrez

Juegos para entrenar la inteligencia verbal

La inteligencia verbal tiene que ver con la capacidad de lectura, de expresión oral y escrita y las habilidades que tenemos a la hora de utilizar el lenguaje de manera adecuada. Fomentar estas habilidades a través del juego es muy sencillo y beneficioso desde muy temprana edad. Te proponemos algunos ejemplos:

marionetas
  • Juegos de palabras: Los juegos en los que se utilizan las palabras escritas son también una excelente forma de entrenar la inteligencia verbal a partir de los seis años. Además, podemos ir elevando el grado de complejidad adaptándolo a la edad del niño.

Por ejemplo, los crucigramas, el juego de las palabras encadenadas o las sopas de letras ayudarán, además, a ejercitar la velocidad de procesamiento mental, la concentración y la capacidad de discriminación de estímulos.

  • Otros juegos lingüísticos como las adivinanzas (o el clásico Veo Veo), los refranes o los trabalenguas son excelentes recursos para mejorar, entre otras muchas cosas, el proceso de asociación de ideas, la memoria y la agilidad de pronunciación, respectivamente.
El juego en la infancia ofrece grandes e increíbles posibilidades, de ahí la importancia de fomentarlo desde muy temprana edad para que los niños aprendan mientras se divierten.
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio