Publicidad

15 juegos infantiles para estimular la visión de los niños (¡y algunos pueden hacerse en la piscina!)

15 juegos infantiles para estimular la visión de los niños (¡y algunos pueden hacerse en la piscina!)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Jugar es un derecho fundamental del niño y una fuente imprescindible de estimulación, aprendizaje y conocimiento. A través del juego los niños desarrollan gran parte de la motricidad, ponen a prueba sin límites su imaginación y creatividad, se relacionan con otros niños, exteriorizan emociones y estimulan todos los sentidos, entre ellos, la vista.

Con la ayuda de Deborah Orihuela, optometrista especializada en terapias visuales para niños y responsable de 'Centre de la Visió', vamos a repasar cuáles son los mejores juegos infantiles para estimular la visión de los niños... ¡y algunos pueden hacerse incluso en la piscina!

Juegos de mesa

Existe una amplia variedad de juegos de mesa con grandes beneficios para los niños. En 'Bebés y Más' os hemos recomendado varios en multitud de ocasiones, pero esta vez la recomendación que nos ofrece la especialista va dirigida a la estimulación de la vista.

El Tangram

Tangram

El Tangram es un sencillo juego que consiste en formar siluetas de figuras a base de piezas geométricas. El original consta de siete piezas, aunque en el mercado podemos encontrar Tamgram con una cantidad de piezas muy superior.

Pero detrás de su aparente sencillez, este juego ofrece una gran versatilidad, pues permite al niño poner a prueba su creatividad e imaginación al tiempo que analiza formas geométricas, dimensiones y relaciones espaciales.

Más allá de estos beneficios, la optometrista nos revela que jugar al tangram es una forma lúdica de trabajar la visualización y la percepción espacial.

El parchís y La oca

juego

El parchís y la oca son dos de los juegos clásicos que nunca faltan en casa, pues aportan horas de diversión además de grandes beneficios relacionados con el juego por turnos, el conteo y la introducción a operaciones matemáticas sencillas.

En cuanto a su implicación en la estimulación visual, Deborah Orihuela nos explica que estos y otros juegos que constan de tablero con casillas, "obliga a mover los ojos de forma parecida a como lo haríamos al pasar de una palabra a otra durante la lectura", por lo que constituyen un excelente entrenamiento visual.

Juegos de cartas: Uno, Memory y Dobble

juego memory

Los juegos de mesa a base de cartas aportan un sinfín de beneficios para los niños, aunque si nos ceñimos a la salud visual, la optometrista nos recomienda especialmente el Uno, el Memory y el Dobble, pues en todos ellos cobra una especial importancia la agudeza visual.

La caja misteriosa o caja de los sentidos

La caja misteriosa es un juego sensorial en el que los niños tienen que averiguar los objetos que hay dentro utilizando exclusivamente el tacto, sin mirar en su interior. Una vez sepan (o crean saber) el objeto del que se trata, deberán describírselo al resto de jugadores, sin decir explícitamente lo que es.

Llegados a este punto quizá te estés preguntando qué papel juega esta actividad en el desarrollo visual de los niños. La especialista nos lo aclara:

"Este completo juego aporta muchísimos beneficios para el niño, no solo a la hora de estimular su lenguaje, vocabulario y expresión oral, sino porque además estimula al máximo el sentido del tacto, y esto lleva al niño a visualizar en su cabeza de qué objeto se trata, fomentando la visión e imaginación"

Pasatiempos y manualidades

manualidades

Los pasatiempos y manualidades no solo aportan dosis de diversión, creatividad y fomento de la concentración, sino que constituyen un excelente recurso para ayudar a cuidar la salud visual de los niños.

"Pasatiempos como las sopas de letras, los dibujos en los que hay que encontrar las diferencias o los laberintos, son usados por muchos optometristas para ejercitar los movimientos oculares y el rastreo visual a nivel del papel" - nos explica Deborah Orihuela.

"En cuanto a las manualidades, hacer collares o pulseras con macarrones, cuentas o bolitas es estupendo para trabajar la agudeza visual, la psicomotricidad fina y la coordinación ojo-mano"

Juegos de pelota

Pero ahora que llega el buen tiempo, lo ideal es aprovechar la luz natural y las excelentes temperaturas para disfrutar de otros juegos al aire libre que también estimulen el sentido de la vista. Y para ello no necesitamos un gran despliegue de juegos o accesorios, pues Deborah nos recomienda el juego con una simple pelota (ya sea en el suelo o en el agua) para obtener grandes beneficios.

"Jugar a cualquier juego de pelota no solo nos obliga a movernos físicamente, sino también a poner en marcha casi todas nuestras habilidades visuales: agudeza visual, enfoque, motilidad ocular, visión en relieve, coordinación ojo-mano u ojo-pie".

Juegos de piscina o con agua

trasvase de agua

Y si tenemos la suerte de poder disfrutar este verano de la piscina, también podemos poner en práctica multitud de juegos acuáticos, que no solo aportará a los niños ratos de diversión y actividad física, sino que servirán para estimular su desarrollo del bebé, y entrenar su vista.

Estas son algunas de las actividades que podemos hacer con los niños en la piscina (siempre vigilándoles en todo momento) o fuera de ella, pero utilizando el agua como parte del juego:

  • Pescar patos: típico juego de feria que consiste en pescar patitos o peces con ayuda de una caña de juguete. Este juego requiere poner en práctica todas las habilidades visuales.

  • Arrojar a a la piscina pelotas o objetos que floten y tengan múltiples colores. El objetivo del juego es que cada niño participante consiga reunir, en el menor tiempo posible, el mayor número de objetos del color que se le haya asignado. Esta actividad entrena la agudeza visual, favorece la psicomotricidad y ayuda al niño a discernir entre un color y otro.

  • Hacer pompas de jabón con ayuda de un pompero, perseguirlas y explotarlas, aporta a los niños los mismos beneficios visuales que jugar con la pelota, pero en el caso de los más pequeños es más recomendable optar por esta actividad, ya que las pompas van más lentas y es más fáciles perseguirlas e intentar alcanzarlas.

  • Trasvases de agua: este es uno de los típicos juegos Montessori para disfrutar con los niños, tanto en casa como al aire libre. Consiste en trasvasar agua de un recipiente a otro, y al tiempo que estimulan los sentidos y aprenden conceptos matemáticos relacionados con volúmenes y capacidad, estarán estimulando la agudeza visual, la visión en relieve y la coordinación ojo-mano.

Fotos | iStock

Agradecimientos | Deborah Orihuela, optometrista especializada en terapias visuales para niños y responsable de 'Centre de la Visió'

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios