Compartir
Publicidad
Publicidad

Calendario del crecimiento del niño: cinco años

Calendario del crecimiento del niño: cinco años
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la presentación de este artículo sobre el niño de cinco años terminamos nuestro especial calendario de desarrollo del niño.

El niño de cinco años ya es una persona con gran capacidad de expresión, sentimientos y caracter definidos, sociable e inquieto, pero sobre todo y ante todo, un ser con una enorme necesidad de descubrir y aprender.

Desarrollo motriz

A los cinco años los niños han adquirido una gran experiencia con el manejo de su propio cuerpo. Su control de la motricidad fina y gruesa es ya considerable y son capaces de hacer muchas cosas por si mismos.

Ha aprendido a conocer los límites de su cuerpo y también ha desarrollado un esquema corporal muy completo. Por medio del ejercicio y los movimientos ya sabe relacionar el entorno con la posición de su cuerpo y su posición. Incluso la lateralidad ya está asentada y tiene un dominio mayor una parte del cuerpo sobre la otra y puede comprender o al menos iniciarse en los conceptos de izquierda y derecha.

Su control de la motricidad fina es evidente aunque sigue trabajando en el espacio y las posiciones de los objetos guiado por sus sentidos. Necesita manipular las cosas, investigar la materia y su funcionamiento, para interiorizar las leyes físicas.

El niño de cinco años ya tiene bastante desarrollado el equilibrio. Puede saltar sin problemas, ponerse de puntillas y sobre un solo pie.

Puede coger el lápiz, escribir su nombre, pintar objetos reconocibles, además de estar preparado para aprender a lavarse los dientes, pasarse el cepillo o limpiarse al ir al baño, aunque para estas cosas es normal que necesite ayuda y le guste que estemos pendientes de él.

Desarrollo emocional

A los cinco años el niño siente un enorme apego a su madre y a su padre, aunque sus emociones muy intensas le pueden llevar a oponerse a ellos, lo que se soluciona con comprensión y afecto.

Sigue siendo fundamental para él contar con su presencia como modelo y como figuras de protección aunque reclame una mayor autonomía y disfrute con las relaciones sociales y el juego con otros niños y adultos.

Disfruta de los juegos de grupo y de las reglas de comportamiento, siendo capaz de empatizar con los sentimientos de los demás siempre que seamos capaces de haber respetado sus sentimientos en sus años previos.

Los juegos libres son una gran fuente de placer y de aprendizaje para ellos. Las reglas en las relaciones sociales y el consenso respetuoso son las grandes conquistas que les esperan, y para lograrlas la presencia no invasiva de un adulto de confianza y amoroso es muy importante.

Le gusta hablar y ser escuchado. Valorar sus opiniones y permitirle participar en las decisiones que le vayan a influir es muy importante para ellos. No siempre aceptará la autoridad paterna, pero eso también forma parte de su sana evolución para construir su personalidad.

Desarrollo intelectual

Jamás pasará una etapa de mayor ebullición mental hasta la adolescencia. Todo quiere saberlo, descubrirlo, se interroga y nos interroga continuamente para satisfacer esas ansias de saber que le llenan la cabeza.

Ya se reconoce perfectamente como un ente independiente, y por ese motivo explorar las relaciones y sus consecuencias es una parte fundamental de su desarrollo.

El tiempo ya tiene sentido para él. Puede jugar hoy a un juego y seguir al dia siguiente, o entender que pasará esa tarde, o mañana o la semana que viene, adaptando sus deseos a la secuencia temporal y aprendiendo a esperar.

La causa y la consecuencia, las secuencias temporales y de cantidad son la gran conquista de su desarrollo intelectual y para todo eso busca continuamente la conversación y la opinión de su entorno.

La muerte, los dioses y el nacimiento son objeto de profundas reflexiones, que pueden irse desarrollando en su interios hasta que en determinado momento, de forma sorpresiva, nos las cuente. A veces sus temores y sentimientos son muy intensos, y no es de extrañar, si pensamos que estas ideas y estos misterios son nuevos para él.

Nos preguntarán sobre estos temas y sobre otros muchos, las cosas que caen, la noche y el dia, las plantas, los alimentos, sus funciones corporales. Incluso nos van a preguntar cosas que no sabemos y es un buen momento para aprender a su lado.

Alimentación, sueño y crecimiento

Su crecimiento será lento pero continuo y sus necesidades nutricionales no varian mucho del año anterior. Si no ha sido destetado previamente posiblemente pida muy poco ya el pecho, especialmente lo hará por la noche o en momentos de mucha tensión o de dolor.

No suele haber despertares nocturnos habituales pero si hay niños que desarrollan crisis relacionadas con tensiones externas o internas que pueden apreciarse en terrores nocturnos y fases en la que pidan compañía por la noche. Muchos niños disfrutan de dormir en su cuarto pero otros prefieren seguir en la cama común, sin que eso deba preocuparnos.

Ser padres de un niño de cinco años es un reto emocional e intelectual, además de todo un ejercicio de aprendizaje para los mayores, que compartiremos la manera en la que una persona a la que amamos descubre el mundo, a los demás y a si mismo.

En Bebés y más | Calendario del bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos