Ruido blanco para calmar y dormir al bebé: ¿de verdad funciona? ¿es seguro?
Consejos

Ruido blanco para calmar y dormir al bebé: ¿de verdad funciona? ¿es seguro?

HOY SE HABLA DE

Uno de los momentos que puede generarnos angustia como padres, es cuando intentamos dormir a nuestro bebé y éste parece no tener absolutamente nada de ganas de hacerlo. En este punto, somos muchos los que buscamos alternativas que puedan ayudarnos a que concilie el sueño.

Una de ellas, es el famoso ruido blanco, que muchos afirman les ha funcionado al momento de ayudar a dormir a su bebé (yo misma lo he comprobado alguna vez cuando mi hija era pequeña). Sin embargo, se dice que también podría ser contraproducente y afectar al bebé.

Así que vamos a abordar este tema y vamos a hacer lo mejor posible por resolver las dudas acerca del ruido blanco para calmar y dormir al bebé: ¿realmente funciona? ¿es seguro? ¿qué dice la ciencia?

¿Qué es el ruido blanco y por qué funciona?

El ruido blanco es un sonido en el que todas las frecuencias están al mismo volumen, sin sobresalir ninguna sobre la otra. Esto hace que al escucharlo a un volumen suficiente, queden anulados el resto de sonidos del entorno y la persona quede en una especie de situación de aislamiento sonoro, oyendo únicamente el ruido blanco.

Algunos ejemplos ordinarios de este sonido en particular, son el ruido de un secador de pelo, del extractor de la cocina o de un canal de televisión no sintonizado. También hay aplicaciones con melodías para dormir al bebé que lo incluyen entre su catálogo de sonidos.

Muchos padres hemos sido testigos de ese momento, en el que un bebé que está llorando lo escucha y deja poco a poco de llorar, se calma, y en algunos casos incluso llega a dormirse (sobre todo si llora porque quiere dormir y no encuentra el modo de acabar de conciliar el sueño).

Todo parece indicarnos que el sonido calma y arrulla al bebé, y se cree que es principalmente por la similitud que tiene el ruido blanco con lo que el bebé puede escuchar cuando está dentro del útero materno. Hasta aquí, vamos bien, ¿no?

Pero, ¿es realmente seguro?

Inicialmente, cuando se encontró que se comparaba al sonido que escuchaba el bebé en el vientre de su madre, parecía una excelente opción para ayudarnos a arrullarle. Sin embargo, después de un tiempo otras investigaciones explicaron que no, que simplemente se produce ese aislamiento sonoro y que el bebé, en ausencia de estímulos, se relaja.

Y finalmente se dijo que era esto mismo, pero que el bebé en realidad se asusta, se queda en alerta, en suspense, y que ese mismo estrés hace que acabe durmiéndose sin ser capaz de soportar esa tensión.

¿Qué dice la ciencia?

Ruido blanco seguro o peligroso

Para poder responder esta pregunta, lo mejor es revisar los estudios que hay en el tema y que defienden una u otra teoría, y así podamos dar a los padres la información suficiente y necesaria para que decidan si lo usan o no.

En un estudio de diciembre de 2014 se probaron tres estrategias durante un procedimiento doloroso: que la madre tuviera al bebé en brazos, que la madre tuviera al bebé en brazos y se oyera ruido blanco, y que el bebé estuviera en la cuna y se oyera ruido blanco. Vieron que los bebés que menos lloraban, y que menos se alteraban, eran los del último grupo: los que estaban en la cuna y oían ruido blanco mientras se llevaba a cabo la intervención dolorosa, seguidos de los que estaban en brazos y oían ruido blanco, y finalmente de los que estaban en brazos sin oír el ruido blanco.

Otro estudio publicado en diciembre de 2016 hizo uso del ruido blanco como distracción para disminuir el dolor de los bebés durante la vacunación. Con 75 bebés prematuros como muestra, hicieron dos grupos, en los que uno escuchaba ruido blanco un minuto antes de la vacunación, hasta un minuto después de la misma; en el otro grupo los bebés eran vacunados igual, pero sin ruido blanco. Vieron que, al cuantificar el dolor, el 2,9% de los niños del grupo del ruido blanco tuvo dolor severo, por un 82,5% en el grupo control; y que el 67,6% del grupo de ruido blanco tuvo dolor moderado, por un 17,5% en el grupo control. Concluyeron que el ruido blando es una buena estrategia, y sugirieron que se trata de una vía de investigación interesante para saber cómo funciona y en qué casos se puede utilizar.

En otro estudio publicado en Junio de 2017 decidieron comparar dos estrategias para ayudar a calmar los cólicos del bebé: mecerlos o hacer uso de ruido blanco hasta que se durmieran. Para ello cogieron a 40 bebés de 1 mes de edad que tenían episodios de llanto inconsolable y vieron que el grupo de niños que eran calmados con ruido blanco acababan llorando menos horas por el día y durmiendo más tiempo por la noche. En las conclusiones dijeron, simplemente, que el ruido blanco funciona mejor que el balanceo, y que puede utilizarse con esa intención.

Es importante resaltar que hasta la fecha, no hemos encontrado ningún estudio que haga mención alguna a la posibilidad de que el ruido blanco genere estrés en el bebé.

De hecho, un estudio realizado en 1990, cuando se creía que los bebés se calmaban porque el ruido se asemejaba al que oían en el útero materno, encontró que en el momento de exponer a los bebés al ruido blanco la frecuencia cardíaca no aumentaba (como se esperaría si hubiera una respuesta de estrés), sino que disminuía y el 80% de los bebés se había dormido tras los primeros cinco minutos.

Hasta el momento, la evidencia científica parece indicar que los bebés se dejan llevar por dicho ruido, cierran los ojos, la frecuencia cardíaca disminuye y se duermen. Incluso se ha llegado a utilizar en las UCIN (Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales) porque ayuda a enmascarar el ruido de las bombas, los timbres y máquinas, consiguiendo que los bebés se despierten menos veces y duerman más horas.

¿De dónde salió la idea de que era peligroso?

En algunos casos, ratones y ratas son animales utilizados en estudios científicos, porque sirven como un valioso ejemplo para averiguar cómo reacciona el organismo de un mamífero frente a una agresión, una infección o una intoxicación experimental.

Algunos estudios con ratas y ruido blanco han evidenciado que hay un peor desarrollo cerebral cuando las ratas son sometidas a este sonido. El más reciente es de enero de 2017 y en él observaron que una exposición de dos horas diarias de ruido blanco afecta a cómo las ratas orientan su atención para escuchar diferentes estímulos externos.

En este caso, escuchar el ruido blanco no ayudó a que las ratas se desarrollaran correctamente y por eso mucha gente empezó a decir que era peligroso. Pero si hablamos de humanos, no hay evidencia científica que diga que realmente afecte el desarrollo del bebé.

Aunque no todo es positivo...

Recordando un estudio de la Academia Americana de Pediatría (AAP) que compartimos aquí mismo en 2014, sí existe un posible peligro del ruido blanco: daño auditivo

Tras un análisis realizado a 14 máquinas de ruido blanco comerciales diseñadas para bebés, se encontró que todas excedían el umbral recomendado para los bebés, que es de 50 decibeles.

Tres máquinas llegaron a producir sonidos tan altos que escucharlos durante una hora podría provocar futuros problemas de audición. Todas las máquinas a excepción de una producían niveles elevados de decibelios inclusive a la distancia de 200 cm.

El estudio concluyó que la exposición frecuente a ruido blanco y en volumen alto podría afectar a la audición, el habla y el desarrollo del lenguaje, y podría causar posibles alteraciones auditivas.

Sin embargo, los investigadores señalan que es posible el poder llegar a utilizar máquinas de ruido blanco de forma segura, pero sin un adecuado manual de instrucciones o limitaciones en los decibelios que la máquina pueda emitir será difícil que se pueda usar adecuadamente.

¿Entonces?

Ruido blanco seguro o peligroso

Tras realizar este análisis y búsqueda de evidencia acerca del ruido blanco y su uso en bebés, podemos resumir lo siguiente:

Pros: es efectivo para ayudar a calmar y dormir a los bebés y ayudarles a que lloren menos, así como tambíen es una buena estrategia para disminuir el dolor o llanto al momento de realizar algún proceso doloroso o aplicar una vacuna.

Sabemos también, que algunos adultos que tienen problemas para concentrarse utilizan ruido blanco para poder estudiar o trabajar sin interrupciones, y que se recomienda su uso en plantas hospitalarias de enfermos de corazón, porque logran tener un sueño más tranquilo y reparador.

Contras: la exposición frecuente a ruido blanco y en volumen alto podría afectar a la audición, lo que a su vez podría afectar el habla y el desarrollo del lenguaje, y podría causar posibles alteraciones auditivas.

Sabiendo todo esto, que el ruido blanco no es eminentemente bueno, ni eminentemente malo, entre tener a un bebé llorando en tus brazos, y en consecuencia estresado, que no se calma con tu voz, porque solo se oye a sí mismo llorar, y un bebé tranquilo por escuchar unos minutos ruido blanco, yo voto por lo segundo sin duda alguna, recordando que debemos mantenerlo a un volumen bajo.

Una última cosa: no todo se soluciona con él

Ruido blanco seguro o peligroso

Aunque muchos bebés podrían dormirse solos en una cuna con ruido blanco, quizás después de llorar, recordemos que lo ideal es ir a la raíz del problema. Si un bebé está solo llorando, lo que te pide no es ruido blanco.

Posiblemente te está pidiendo comida o seguridad en forma de brazos y cariño, o las dos cosas (dormirse a la teta como hacen la mayoría de bebés amamantados desde el principio de los tiempos). Eso es lo que hacemos la mayoría de madres y padres y con eso suele ser suficiente para que se duerman.

Lo que queremos decir con esto es: primero hay que atender al niño en base a lo que necesita.

Si ya lo hacemos y aun así no se calma, porque tiene sueño pero no puede dormirse, porque está molesto por algo, porque tiene lo que parecen ser cólicos y/o porque está tan cansado que simplemente no logra tranquilizarse, entonces podremos recurrir al ruido blanco.

En casos puntuales y porque no te quedan más soluciones, el ruido blanco puede ayudarnos a tranquilizar a nuestro bebé. Solo recordemos cuidar su uso y evitar abusar de él, por que tampoco queremos que el bebé dependa del ruido blanco para dormir o calmarse siempre.

Fotos | iStock
En Bebés y más | ¿Por qué el ruido blanco calma a algunos bebés?, ¿Por qué tu bebé deja de llorar cuando te pones de pie al tenerlo en brazos? La ciencia nos lo explica

Temas
Inicio