Publicidad

¿Por qué tu bebé deja de llorar cuando te pones de pie al tenerlo en brazos? La ciencia nos lo explica

¿Por qué tu bebé deja de llorar cuando te pones de pie al tenerlo en brazos? La ciencia nos lo explica
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Durante los primeros meses y años de vida de un bebé, los padres seremos los responsables no solamente de alimentarlo, cuidarlo y limpiarlo. También, seremos los encargados de consolarlo y tranquilizarlo cuando se sienta incómodo o inquieto.

Un movimiento que solemos hacer de forma automática cuando intentamos calmar a un bebé que llora, es cogerlo en brazos mientras caminamos y lo arrullamos, y como sabemos, es algo que suele funcionar.

Si alguna vez te preguntaste por qué esta acción que puede parecer sencilla es tan efectiva, la ciencia nos explica todo el proceso que se encuentra detrás de ella, y por qué tu bebé deja de llorar cuando te pones de pie al tenerlo en brazos.

Publicado hace algunos años en la revista Current Biology, este estudio se ha encargado de mostrar cómo y por qué algo tan sencillo como ponernos de pie cuando tenemos en brazos a un bebé que llora, puede ayudar a tranquilizar su llanto.

Como sabemos quienes tenemos hijos, especialmente en el caso de las madres, tomarlos en brazos, mientras les arrullamos y cantamos, es algo que ayuda a calmarlos cuando se sienten inquietos o incómodos. Es una acción que solemos hacer por mero instinto.

Sin embargo, como esta investigación explica, detrás de ese movimiento instintivo hay todo un proceso por el cual nuestro bebé se tranquiliza al ponernos de pie, y que les ayuda a dejar de moverse, calmar el llanto y reducir su ritmo cardiaco.

De acuerdo con los investigadores, esta respuesta tranquilizadora del bebé, se debe a que al momento que la madre se pone de pie, sucede una coordinación de regulaciones centrales, motoras y cardíacas, que son un componente clave en las interacciones entre mamá y bebé. Por lo tanto, ponerse de pie y caminar un poco al tener en brazos a un bebé que llora, es mucho más efectivo que simplemente arrullarlo o acunarlo estando sentada o acostada.

Esto nos recuerda lo resultados de otro estudio que compartimos hace unos meses, en el que se encontró que la combinación de tres estímulos sensoriales: envolver al bebé, hacer o poner sonidos suaves y estar en movimiento, es la forma más efectiva de calmar a un bebé que llora.

Recordemos que el bebé que llora siempre debe ser atendido, por lo que como hemos visto, tomarle en brazos y ponernos de pie mientras caminamos con él y le arrullamos, es una de las formas más efectivas de ayudarle a dejar de llorar.

Vía | Motherly
En Bebés y más | 101 canciones para dormir a tu bebé: música clásica, versiones instrumentales de canciones modernas y mucho más, Siete maneras de calmar el llanto de tu bebé

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios