Compartir
Publicidad

Una investigación demuestra por qué el bebé que llora debe ser siempre atendido

Una investigación demuestra por qué el bebé que llora debe ser siempre atendido
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dejar llorar al bebé no ayuda a que desarrollen sus pulmones, ni refuerza su carácter, ni mucho menos es un buen método para que aprenda a dormir. El llanto del bebé es un pedido de ayuda y, como seres humanos, nuestro instinto nos lleva a atender a quien necesita ayuda, ¿cómo no vamos a hacerlo con nuestro propio bebé?

Aún así, ha calado mi hondo la idea de que no pasa nada por dejarlo llorar hasta que se canse y se duerma. Para revertir esa creencia, es importante difundir investigaciones científicas como la que acaba de salir a luz que demuestra por qué el bebé que llora debe ser siempre atendido y las consecuencias que tiene no hacerlo.

Según un estudio reciente dirigido por Darcia Narvaez, profesora de psicología en la Universidad de Notre Dame, en Estados Unidos, y que será incluido en la publicación científica Applied Developmental Science, un bebé que suele ser cargado mientras llora podría ser un adulto más sano, menos depresivo, más amable, empático e, incluso, más productivo.

El llanto del bebé
“Lo que hacen los padres en los primeros meses y años está afectando para el resto de su vida la forma en que el cerebro del bebé va a crecer. Los besos, abrazos, caricias y arrullos es lo que esperan los pequeños. Crecen mejor de esta manera.”

El estudio fue realizado con más de 600 adultos y encontró que aquellos que fueron abrazados cuando eran niños ahora son personas mucho más adaptables, con menor ansiedad y mejor salud mental.

Las primeras experiencias de vida tienen influencia en la edad adulta. Situaciones angustiantes, llantos que no son atendidos, la falta de contacto producen miedo e inseguridad. Como cualquier cría de mamífero que está lejos de la protección de su madre, el bebé se siente un peligro de vida, y como reacción a esa amenaza el cerebro del bebé aumenta la secreción de cortisol, la hormona del estrés.

Al estudiar los casos, la autora del estudio observó que "ya en la edad adulta, las personas que no solían recibir estos cuidados tienden a ser más reactivas al estrés y les resulta más difícil tranquilizarse.”

Vía | News.com.au
En Bebés y más | Por qué no es posible malcriar a un bebé, A la hora de dormir, ¿dejarle llorar o ayudarle a coger el sueño?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos