¿A tu hijo adolescente le han regalado un patinete eléctrico? Esto es lo que debéis saber antes de utilizarlo

¿A tu hijo adolescente le han regalado un patinete eléctrico? Esto es lo que debéis saber antes de utilizarlo
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Los patinetes eléctricos están ganado cada vez más adeptos, especialmente entre los adolescentes y jóvenes. Su conducción es cómoda, fácil y sostenible, pero si el uso no es adecuado puede conllevar ciertos riesgos y sanciones.

Por eso, si entre los regalos de Reyes de tu hijo adolescente se encuentra un patinete eléctrico, antes de utilizarlo es necesario que conozcáis los siguientes aspectos:

Su uso está regulado por el Real Decreto 970/2020. Hasta hace poco tiempo, los patinetes eléctricos circulaban por las calles sin tener una normativa estatal definida, pero en enero de 2021 entró en vigor una normativa relacionada con los Vehículos de Movilidad Personal, entre los que están los patinetes eléctricos.

La edad mínima para utilizarlos oscila entre los 15 y los 16 años, dependiendo de cada normativa municipal. Por ejemplo, en ciudades como Valencia, Barcelona o Bilbao hay que tener 16 años, mientras que en Madrid o Sevilla se pueden utilizar a partir de los 15.

No hace falta carné para conducirlo.

No es obligatorio un seguro de responsabilidad civil, aunque la DGT lo aconseja. No obstante, según leemos en la web de Race algunos ayuntamientos como el de Benidorm, Palencia, Pozuelo de Alarcón, Córdoba o Mahón sí que han exigido que los usuarios lo tengan.

Las vías autorizadas para circular las indicará una ordenanza municipal. Si no la hubiera, se permite la circulación por cualquier calzada urbana, quedando prohibido que circulen por aceras, zonas peatonales, travesías,  túneles urbanos, autopistas, autovías y vías interurbanas.

Los patinetes eléctricos pueden circular por el carril bici, excepto si la normativa municipal lo prohíbe.

La velocidad máxima es de 25 kilómetros por hora, pero ¡ojo!, a esta velocidad, una colisión puede producir serias lesiones al conductor o a un peatón.

Es obligatorio el uso de casco desde la entrada en vigor del nuevo reglamento de circulación. No llevarlo implica una sanción de 200 euros.

Es obligatorio el uso de ropa reflectante durante la noche o cuando la visibilidad es reducida.

El conductor del patinete deberá cumplir con las normas de circulación, seguir las señales y espetar los semáforos, sin excepción.

No pueden ir más de dos personas sobre el patinete. Infringir esta norma no solo es peligroso, sino que supone una multa de 100 euros.

Está prohibido llevar auriculares o usar el teléfono móvil mientras se conduce. La sanción es de 200 euros.

No se puede conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas, al igual que sucede con cualquier otro vehículo. Incumplir esta norma conlleva una multa de entre 500 y 1000 euros.

El patinete debe estar dotado de sistema de frenado, timbre y luces y dispositivos reflectantes traseros y delanteros.

Si cualquiera de estas infracciones es cometida por un menor de 18 años, serán los padres o tutores quienes responderán ante ello.

Otros consejos de seguridad

Al margen de la normativa de circulación, el uso del patinete eléctrico no está exento de riesgos provocados por lesiones o caídas accidentales, pues su manejo requiere de equilibrio, coordinación y cierta resistencia.

Por ello, los expertos de Cleverea han recopilado una serie de consejos para evitar posibles daños al moverse en patinete:

1. Cuidar la postura durante la marcha

Para evitar dolores de espalda, tensiones o calambres musculares, es recomendable cuidar la postura corporal, manteniendo los dos pies bien pegados a la base del patín y con las rodillas ligeramente flexionadas.

En cuanto a las manos, hay que evitar apretar el manillar con fuerza, para así también poder reaccionar más rápidamente que si las llevamos agarrotadas.

2. Frenar suavemente

Debemos evitar apoyar bruscamente el pie cuando detengamos el patinete, pues la inercia con la que venimos puede provocar daños en la articulación. Lo mejor es frenar poco a poco y con suavidad, y una vez detenido apoyar el pie en el suelo.

3. Ropa y calzado cómodos

Sin duda, un consejo clave para evitar lesiones y conducir con comodidad es cuidar la ropa y el calzado. En este sentido, se recomienda no llevar zapatos inestables que puedan propiciar torceduras de tobillo (tacones, sandalias, chanclas, zuecos...). Asimismo, las prendas excesivamente ajustadas o que dificulten la movilidad también pueden ponernos en riesgo al conducir.

4. Calentar previamente

Puesto que hay que mantener la misma postura durante la conducción del patinete, no está de más calentar los músculos previamente cómo haríamos, por ejemplo, antes de usar la bicicleta. Los expertos recomiendan caminar un poco y mover las articulaciones antes de subir al patinete.

Foto | Freepik

Temas
Inicio