Compartir
Publicidad
Salchichas, ¿por qué pueden ser peligrosas para los niños?
Nutrición Infantil

Salchichas, ¿por qué pueden ser peligrosas para los niños?

Publicidad
Publicidad

En estos días conocimos la triste noticia de un pequeño de tres años que falleció tras atragantarse con una salchicha, pese a haber sido llevado al hospital y que los médicos intentaran todo lo posible por salvarle la vida. Y es que en realidad, las salchichas son uno de los alimentos con los que los niños se ahogan más fácilmente.

Te explicamos por qué las salchichas pueden ser peligrosas para los niños, así como las medidas puedes tomar para evitar que tus hijos corran el riesgo de atragantarse con ellas.

Las principales causas de atragantamiento en niños

De acuerdo con información de la "Guía para padres sobre la prevención de lesiones no intencionadas en la edad infantil", publicada en la página de la Asociación Española de Pediatría (AEPed), la asfixia o atragantamiento es una de las causas más comunes de lesiones en niños entre 6 meses y 3 años de edad.

Es por eso que hay ciertos alimentos -como los frutos secos o aquellos que tengan hueso, como las aceitunas- que se recomienda no ofrecer hasta que tengan cuatro años de edad, pues son la primera causa de atragantamiento en niños. De igual manera, en la guía antes mencionada, se recomienda no dar a los niños menores de tres años ningún alimento duro o que no se deshaga bien como trozos de zanahoria cruda o manzana (mejor darla en compota o asada).

Por qué son peligrosas las salchichas para los niños pequeños

Según una revisión de estudios publicada en la revista Pediatrics en 2010 realizada en Estados Unidos, los perritos calientes, y en especial la salchichas, al ser blandas y no deshacerse con la saliva, son alimentos que pueden causar atragantamiento si se atascan en la vía aérea. De hecho, en ese país se comen mucho y es una de las causas de muerte más comunes en niños pequeños.

Los perritos calientes comparten las características físicas descritas anteriormente para los juguetes de alto riesgo. Son cilíndricos, del tamaño de las vías respiratorias y compresibles, lo que permite que se atasquen firmemente en la hipofaringe de un niño y ocluyan completamente las vías respiratorias.

Otros alimentos de alto riesgo son los caramelos y dulces duros, los cacahuetes y frutos secos, las semillas, las uvas enteras, las zanahorias crudas, las manzanas, las palomitas de maíz, los trozos de mantequilla de cacahuete, los malvaviscos (o "nubes") y el chicle. Muchos de estos alimentos, como los caramelos redondos, las uvas, los malvaviscos y la carne/salchichas, comparten las mismas características físicas de alto riesgo que crean tapones eficaces para la vía aérea infantil.

Al ser un alimento considerado blando o suave, podemos creer que las salchichas son un alimento seguro para los niños, pero justamente por eso, es posible que ellos no las mastiquen bien o lo suficiente y entonces se queden atascadas al momento de pasar por la garganta.

Cuando se ofrecen pedazos tanto de salchichas como de carne a los niños, debemos dárselas cortadas en trozos pequeños, pero un error que solemos cometer los padres (más por costumbre que por otra cosa), es cortar las salchichas solamente en rodajas.

El problema al hacer esto, es que los trozos continúan manteniendo la forma cilíndrica y esto podría obstruir la tráquea de un niño, como lo vimos hace un tiempo cuando un pequeño de 5 años se atragantó con una uva al no estar cortada en trozos más pequeños.

Qué puedes hacer para evitar que tus hijos se atraganten con las salchichas

Lo que deberemos hacer para que nuestros hijos no corran un mayor riesgo de atragantamiento al comer salchichas, es cortarlas a lo largo, en lugar de hacerlo en rodajas a lo ancho, y después cortar esas dos tiras para que nos queden los pedazos de salchicha como media rodaja. Incluso si son pequeños podemos cortarlas aún más pequeñas.

Pero además de ofrecérselas en un tamaño que reduzca el riesgo de asfixiarse al comerlas, debemos vigilar que los niños coman tranquilos y sin prisas. Como con cualquier alimento, se debe evitar que brinquen, corran o hablen mientras están comiendo.

¿Tan peligrosas son las salchichas?

Una salchicha no tiene mayor riesgo de asfixia que cualquier otro alimento que puede obstruir la tráquea de un niño, como puede ser una uva o una almendra. De hecho en España, es más frecuente la asfixia en niños causada por frutos secos. Por tanto, no hay que dejar de comerlas pero sí cortarlas adecuadamente, y controlar siempre al niño mientras come, tanto salchichas como cualquier otro alimento.

Si el niño se atraganta, se recomienda que tosa para expulsar el trozo que está obstruyendo la tráquea. Si no es así, habría que aplicar la maniobra de Heimlich.

Personalmente, evito que mi hija de tres años coma salchichas, pues además del posible riesgo de asfixia que existe, es un alimento muy procesado, y hace algunos años la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un informe en el que aparecía las carne procesada como carcinógena para los humanos. Ahora bien, esto no quiere decir que si nuestro hijo se come una salchicha tendrá cáncer, pues se refería a que esto ocurría cuando se consumían en exceso.

En Bebés y más preguntamos a expertos en nutrición sobre este tema, y ellos respondieron que su recomendación era evitar comprar productos procesados, y en cuanto a carnes, limitar su consumo y elegir opciones más saludables como el pollo o el pavo.

Foto | Pexels
En Bebés y más | ¿Son las salchichas tan cancerígenas como el tabaco? Se lo preguntamos a los expertos en nutrición, Estos son los alimentos con los que los niños se ahogan más fácilmente

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio