Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Por qué los frutos secos son peligrosos para los niños?

¿Por qué los frutos secos son peligrosos para los niños?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estos días le he estado dando vueltas a las recomendaciones acerca del retraso de la introducción de los frutos secos en la dieta de los niños. Y es que a mi hija mayor, de tres años, le hemos ofrecido alguna vez algún tipo de fruto seco, y le gustan mucho. Así que conviene saber por qué no son alimentos recomendados para niños pequeños.

La introducción de un fruto seco siempre tiene que ser en poca cantidad y seguida de la observación, ya que estos alimentos constituyen uno de los mayores riesgos de alergia. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) recomienda que no se ofrezcan hasta los tres años del niño para evitar posibles reacciones alérgicas.

Una vez comprobado que mi hija no presentaba ningún tipo de rechazo, por qué no disfrutar de las propiedades nutricionales de los frutos secos.

Pues bien, la siguiente razón es el peligro de atragantamiento. Según leemos en la página de la Asociación Española de Pediatría,

Los frutos secos, no molidos, no se deben dar antes de los seis-siete años, ya que existe riesgo de atragantamiento que puede ser grave.

También la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) señala en su apartado de "Prevención de accidentes en el hogar para casas con bebés de hasta 12 meses" que se debe evitar dar a los niños pequeños alimentos duros, como los frutos secos. Y, en otro apartado de prevención de accidentes la afirmación es contundente:

Absolutamente prohibido darle a niños menores de 5 ó 6 años frutos secos, pues si se atraganta con ellos puede o bien asfixiarse, o bien producírsele una lesión pulmonar por el aceite que destilan estos productos. En cualquier caso precisaría tratamiento urgente, primero por usted y luego en Urgencias. Si tiene frutos secos en su casa, vigile que no estén al alcance de su hijo.

Me he quedado soprendida al ver los datos de hospitalización por atragantamiento debido a los frutos secos, con caso de lesiones graves y muertes por dicho atragantamiento.

Los datos nos los ofrece un doctor experto en Pediatría y que ha atendido casos de este tipo en hospitales. En el artículo anterior, además nos explica en qué consiste el riesgo de los frutos secos para niños pequeños. La clave está en que las muelas de los niños no tienen todavía capacidad para triturar adecuadamente estos productos:

Por ello, a veces son aspirados por el pulmón pasando desde la boca a las vías respiratorias en vez de pasar a la vía digestiva, que es la que conduce los alimentos hasta el estómago. En consecuencia, el fruto seco o una de sus partes va al pulmón, produciendo unas veces asfixia inmediata y otras obstrucción e infección de una o varias zonas del pulmón.

De modo que ya sabéis, para los niños pequeños es mejor retrasar la introducción de estos alimentos en su dieta.

Para disfrutar de las propiedades nutricionales de éstos de un modo seguro, llegado el momento, para que los frutos secos no constituyan un peligro, podemos ofrecerles pocas cantidades y uno a uno para controlar una posible reacción alérgica. Además, tienen que estar molidos para no provocar atragantamiento.

Más información | El Mundo, AEPap Foto | hermenpaca en Flickr-CC En Bebés y más | Prevenir la alergia a los frutos secos, Los frutos secos en la alimentación infantil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos