Compartir
Publicidad

Menú semanal infantil para las vacaciones

Menú semanal infantil para las vacaciones
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A punto ya de cerrar las maletas para irnos de vacaciones a la playa, por fin, empiezo a plantearme la logística del verano que, con cuatro niñas en mi haber, no es baladí. Uno de los temas al que siempre le dedico mucha atención es la alimentación infantil, por eso, antes de llegar a nuestro destino y empezar a improvisar, me gusta llevar pensado el menú semanal de las niñas para las vacaciones.

Me resulta muy útil tener los menús semanales decididos, me ahorro muchas visitas al supermercado y me aseguro de que mis hijas siguen teniendo una alimentación equilibrada y nutritiva. Además, saber qué van a comer cada día me evita quebraderos de cabeza, me ayuda a dejar cosas hechas antes de irnos a la piscina o la playa y no tenemos grandes dramas cuando vuelven caninas después de horas chapoteando sin parar.

Los principios básicos

Estos son los principios por los que me guío para confeccionar el menú de mis hijas:

  • La máxima de cualquier menú semanal que se precie es que sea variado, intento no repetir platos en una semana.
  • Además, con las frutas y verduras, intento tocar el máximo número de palos posibles y que cada semana tomen por lo menos 10 frutas y 10 verduras distintas. El verano es el momento ideal para aumentar la ingesta de verdura porque los niños tienen tanta hambre después de horas nadando y saltando que suelen devorar lo que les pongas delante sin rechistar demasiado.
  • También intento sustituir los hidratos más pesados por hidratos más ligeros como frutas y patatas que no suelen tomarse en cantidades tan grandes como la pasta y el arroz. El pan lo toman en el desayuno y como acompañamiento en las comidas.
  • El verano es también un momento ideal para centrarse en las proteínas de alta calidad. Yo aprovecho además para darles más pescado que carne y compensar con el invierno cuando comen más carne que pescado. Nunca me olvido de los huevos, uno de los alimentos más completos que podemos darles a nuestros niños, aunque en verano con especial precaución y siempre bien cocinados.
  • Me decanto por una cocina ligera que sea rápida de preparar, los guisos los reservo para el invierno cuando pasamos más tiempo en casa y el cuerpo pide comidas más contundentes.

Desayunos

Para el desayuno seguimos un poco la misma filosofía del invierno, un vaso de leche entera por barba, el zumo de una naranja para cada una y tostadas con aceite, quesito o mantequilla y mermelada. Si pueden ser de pan de barra mejor que mejor.

Comidas y cenas

Lunes

Comida: Gazpacho y pechuga de pollo a la plancha. Cena: Tortilla de patata y calabacín

Martes

Comida: Ensalda de tomate con mozzarella y melón con jamón Cena: Merluza rebozada con guisantes

Miércoles

Comida: Judías verdes con taquitos de jamón y patatas Cena: Boquerones y ensalada de tomate, pepino y zanahoria

Jueves

Comida: Pasta con almejas y tomatitos cherry Cena: Espinacas con salmón

Viernes

Ensalada mixta (canónigos, tomate, zanahoria rallada y maíz) y filete de ternera a la plancha. Cena: Berenjenas empanadas

Sábado

Comida: Arroz con brócoli y gambas Cena: Revuelto de espárragos trigueros

Domingo

Comida: Cous cous con garbanzos y pollo Cena: Huevos fritos con patatas

De postre suelen tomar yogur o fruta.

Picoteo entre horas

A la piscina y a la playa sólo llevo fruta para los ataques de hambre a media mañana y media tarde. Alterno entre manzanas, peras, plátanos, melocotones, uvas, nectarinas, ciruelas, albaricoques y fresas o cerezas.

Caprichos y salidas

Lo que no perdonamos en verano es nuestro helado diario, generalmente por la tarde de camino a casa después de la playa. Prefiero los helados de heladería con su cucurucho y su bola.

Por otro lado, yo educo en casa, cuando salimos a cenar o a comer por ahí les dejo pedir lo que más les apetezca. Dentro de un orden. Les encantan el pescadito frito, el marisco, las paellas y cualquier pescado en espeto, al horno o a la espalda. A veces también tomamos pizzas o hamburguesas.

Para las siguientes semanas iré adaptando el menú semanal de las niñas en función de si algún plato ha tenido más o menos éxito o se nos ocurre algo rico que probar.

¡Qué aproveche!

Foto | Mumumío en Flickr En Bebés y más | Cuidado con los alimentos de los peques en la playa, Alimentos adecuados para ofrecer a los peques en la playa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio