Compartir
Publicidad
¿Por qué es una mala idea? Los siete errores de Nutrispoon, la cuchara con soporte para el móvil para dar de comer al bebé
Nutrición Infantil

¿Por qué es una mala idea? Los siete errores de Nutrispoon, la cuchara con soporte para el móvil para dar de comer al bebé

Publicidad
Publicidad

El último invento de Nutribén, marca especializada en alimentación infantil, es una malísima idea. Se llama Nutrispoon y se trata de una cuchara con soporte para el móvil que, al instalar una aplicación, proyecta imágenes holográficas mientras se le da de comer al bebé.

La artilugio no gustó nada a los expertos ni a muchos padres que inundaron las redes con críticas hacia la marca. No toda innovación es buena cuando se trata de fomentar en el bebé buenos hábitos de alimentación. Os explicamos los errores que vemos en el concepto de la cuchara.

Actualización 11/3: El vídeo aquí insertado ya no está disponible. Ha sido eliminado por Nutribén, como podemos leer en este tuit.

Los padres del anuncio dicen que "Ahora es muchísimo más fácil darle de comer y disfrutamos más del momento" y la marca sostiene que el producto ha sido desarrollado por un equipo multidisciplinar de ingenieros, programadores y psicólogos. Pero vemos varios errores:

1) Pantallas antes de los dos años

Ya de partida, un móvil interfiriendo a la hora de comer es contraproducente para los más pequeños, por más divertido que sea lo que proyecte. Recordemos que la Academia Americana de Pediatría sugiere evitar la exposición de los bebés de hasta 18 meses a las pantallas y añade que el uso de dispositivos antes de los dos años podría retrasar el desarrollo del habla en los niños.

2) Comen de forma mecánica

Mientras comen parece que se divierten y así se lo comen todo y más rápido sin protestar. Pero ahí está el problema. Cuando el niño comen frente a una pantalla come de forma mecánica, sin prestar atención a lo come. Esto impide que el bebé, que está aprendiendo a comer, pueda disfrutar adecuadamente de los diferentes sabores y pueda aprender a reconocer las diferentes texturas de los alimentos, imprescindible para establecer una relación positiva con la comida.

3) Jugar con la comida sí, jugar mientras comen no

El anuncio menciona que es positivo que las niños jueguen con la comida. Y sí lo es. Favorece el desarrollo cognitivo y enriquece completamente su experiencia alimentaria. Pero que jueguen con la comida, tocando, explorando, probando, saboreando y eligiendo nuevos alimento, no jugar mientras comen. Hay una gran diferencia.

4) Aumenta el riesgo de obesidad

Esa acción mecánica de comer favorece que el niño coma mayor cantidad perdiendo el sentido de saciedad. Según un estudio de CinfaSalud, el 71% de los pequeños españoles comen mientras ven la televisión, miran una tablet o manipulan un smartphone, un mal hábito que aumenta el riesgo de obesidad infantil.

5) No es bueno para la vista

Las imágenes se proyectan a tan solo un palmo de distancia de los ojos del bebé, pudiendo causarle irritación ocular y afectando su vista en desarrollo.

6) No interactúan con los padres

La hora de comer debe ser un momento de interacción con el bebé, sin interferencia de pantallas. Crear un ambiente positivo alrededor de la mesa familiar es fundamental en la educación nutricional de nuestros hijos. Así aprenden desde pequeños que es un espacio de comunicación entre los miembros de la familia y no simplemente una tabla en la que nos sentamos a comer mientras cada uno mira la pantalla de su móvil (algo que lamentablemente pasa mucho en la actualidad).

7) Ni avioncito ni engaños

La alimentación no es cuestión de engaños ni de forzar al niño para que se lo coma todo. Coaccionarlos con juguetes, trucos o imágenes holográficas para que no presten atención a los alimentos acaba siendo contraproducente.

Si hay algo que no les gusta, o tu hijo es quisquilloso con la comida, no hay que presionarlos. Está demostrado que hasta que un bebé acepta un nuevo alimento se le tiene que haber ofrecido antes unas 10 y 15 veces. Los bebés escogen, van probando, van aprendiendo a comer de forma natural, sin trucos ni atajos.

Los expertos, indignados

El pediatra Julio Basulto lo considera una "majadería peligrosa", mientras que Alberto Soler, padre y psicólogo no da crédito que sea real.

La reacción de Nutribén

Nada más anunciar el lanzamiento, comenzaron a llover los comentarios negativos hacia la Nutrispoon, y la marca no reaccionó bien a las críticas recibidas en Twitter: "¿Tan grave es para ponerse así?"

La actitud de no aceptar las críticas ni pedir disculpas, hizo que algunos les respondieran con mayor énfasis:

Por último, tras el revuelo causado y como para zanjar la polémica, Nutribén colgó en un comunicado en el que aclara que "la cuchara no se comercializa y que es solo un elemento de comunicación".

Si planeaban comercializarla, visto lo visto, tal vez se lo piensen mejor.

En Bebés y más | Hábitos alimenticios en niños: los padres no lo estamos haciendo bien, Por qué no hay que obligar a los bebés a comer: ni el avión, ni el chupete ni engañar con otra cosa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio