Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Cuál es el zumo de fruta más recomendable en caso de que el bebé tenga estreñimiento?

¿Cuál es el zumo de fruta más recomendable en caso de que el bebé tenga estreñimiento?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Algunos bebés, en particular los que toman leche artificial, tienden a sufrir estreñimiento. Hacen la caca dura, lloran cuando quieren hacerla y a veces hasta llegan a hacerse heridas en el culito. A la hora de ayudar a estos bebés a que sus heces sean más blanditas suele recurrirse mucho al uso de zumo de frutas, aunque no es la única solución.

En el tiempo que llevo en pediatría, como enfermero, he visto a pediatras recomendar zumo de naranja como posible solución y he visto a madres dando a los bebés zumo de otras frutas, por eso de "me han dicho que esto va mejor". Al final, como nadie quiere ver sufrir a su hijo, y menos por hacer caca, los padres tienden a probar todas las soluciones posibles y por eso hoy vamos hablar de estreñimiento y a responder a la pregunta: ¿Cuál es el zumo de fruta más recomendable en caso de que el bebé tenga estreñimiento?

Qué es el estreñimiento

Antes de entrar a hablar de fruta, zumos y otras posibles soluciones, vale la pena explicar qué es el estreñimiento porque muchas madres creen que sus bebés lo padecen sin ser cierto. Muchos bebés tienen dificultad para hacer caca por su inmadurez. Tienen caca, es líquida o pastosa, podrían sacarla perfectamente porque la consistencia es fácil, pero no coordinan bien las ganas de hacer caca, la fuerza al apretar y la relajación del esfínter, por lo que aprietan, hasta se ponen rojos, pero no consiguen hacer caca.

Esto los adultos, que no lo vivimos, lo confundimos con estreñimiento, porque nosotros nos ponemos rojos y apretamos cuando la caca es dura y nos cuesta hacerla. Pero en los bebés esto no es estreñimiento. Imaginad que hacéis la caca suelta, casi como diarrea, pero que al ir al baño os cuesta mucho. Apretáis y apretáis, pero no sale, hasta que finalmente lo soltáis todo. ¿Lo llamaríamos estreñimiento? ¿Tomaríais un laxante? La respuesta a las dos preguntas es no. No hay problema con la caca, porque no es dura, y no tiene sentido tomar un laxante para hacer la caca más líquida cuando ya lo es. Lo único que hay que hacer es esperar a que el bebé madure un poco y, mientras tanto, ayudarle apretándole un poco las piernas hacia el abdomen cuando esté apretando y hacerle un poco de masaje en la barriga en el sentido de las agujas del reloj, por ejemplo.

Si sucede lo mismo, si el bebé aprieta pero no consigue hacer caca, pero al hacerla vemos que ha hecho bolitas, o una caca más bien alargada, pero dura, entonces sí podemos hablar de estreñimiento (si la hace así a menudo) y entonces sí vale la pena comentarlo con el pediatra para que nos dé las indicaciones oportunas.

¿Qué leche toma?

Es extraño que un bebé que toma leche materna sufra estreñimiento. Sí puede pasar que no haga caca todos los días, incluso que la haga cada varios días, pero si cuando la hace no es dura, no hay nada de qué preocuparse. Los niños que toman leche artificial sí tienen más números de sufrir estreñimiento porque la leche artificial contiene "jabones cálcicos", que se originan al unirse la grasa de la leche con el calcio, que endurecen las heces.

Si son un poco duras y el bebé se hace daño al hacer caca, puede suceder que empiece a aguantarse. Que note que tiene ganas, pero que se aguante porque no quiere pasarlo mal. Entonces el cuadro puede empeorar, porque si la caca se queda en el intestino detenida, el colon va absorbiendo el agua y la caca se va haciendo cada vez más dura. Así hasta el día en que el niño ya no puede más, tiene que hacer caca sí o sí, y llegan los llantos, los sudores y la sangre en el culito por tener que hacer una caca mucho más dura de como era originalmente.

Posibles soluciones

Si esto sucede, una posible solución, la primera que se suele llevar a cabo, es la de añadir un poco de agua en cada toma. Si normalmente un biberón se prepara con un cacito de leche por cada 30 ml de agua, se recomienda añadir 5 ml por cazo. Es decir, hacer los biberones con 35 ml de agua por cada cacito. De este modo el aporte hídrico es mayor y llega más agua al intestino que podría ayudar para que la caca no sea tan dura. Si esto no funciona, puede cambiarse la leche por una modificada, que suelen llamarse "Antiestreñimiento", "Digest" o similar.

Los niños que toman pecho, si lo hacen a demanda, no suelen necesitar agua de más, porque maman cuando quieren y cuanto quieren, y pueden aumentar la cantidad de líquido ellos solos, pidiendo más.

Finalmente, si lo de la leche por sí solo no funciona, se tiende a ofrecer zumo de fruta, y ahora os explicaré cuál es mejor y por qué.

Zumo de fruta para el estreñimiento

Bebé zumo y estreñimiento

Lo primero, como acabo de explicar, es dejar claro que no es la primera opción. Es decir, si un bebé no puede hacer caca porque hace heces duras, hay soluciones previas como añadir agua y como cambiar de leche. Si con esto no es suficiente, se le puede dar un poco de zumo al bebé, aunque a priori, lo más recomendable es no dar ningún alimento que no sea leche antes de los seis meses.

Sí, habéis leído bien. La leche materna se recomienda de manera exclusiva hasta los 6 meses. Si un bebé no la toma, porque toma leche artificial, la recomendación es la misma: leche artificial de manera exclusiva hasta los 6 meses. Sin embargo, estamos hablando de un bebé con problemas para hacer caca, que se supone que hace la caca muy dura y que llora y sufre por ello. A modo de "tratamiento" y no tanto como un alimento, se le puede dar un poco de zumo de frutas, que puede ayudar un poco.

El más utilizado en España es el zumo de naranja, que hace un par de décadas se daba casi por sistema a todos los bebés a partir del tercer mes de vida, para que no tuvieran déficit de vitamina C por tomar leche artificial. Como ahora ese problema no se da, no hay razón para adelantarlo tanto y la naranja se da a partir de los 6 meses (aunque a veces se recomienda a partir de los 4). El mecanismo de acción del zumo de naranja a la hora de ayudar al bebé a hacer caca no está muy claro. Parece ser que tiene capacidad irritante de la mucosa y, como consecuencia, las heces son más blandas.

Cien gramos zumo de naranja contienen 2,4 gramos de fructosa, 2,4 gramos de glucosa, 4,7 gramos de sucrosa y nada de sorbitol, que es el tipo de azúcar que más ayuda a hacer las heces blandas. Si nos ceñimos a estos números, la pera tiene 6,6 gramos de fructosa, 1,7 gramos de glucosa, 1,7 gramos de sucrosa y 2,1 gramos de sorbitol. Esto significa que la pera es una buena alternativa también, porque contiene sorbitol, pero no se sabe hasta qué punto es mejor o peor que la naranja porque probablemente es una fruta menos irritativa. La ciruela, por su parte, tiene 14 gramos de fructosa, 23 gramos de glucosa, 0,6 gramos de sucrosa y 12,7 gramos de sorbitol. Con esta cantidad de sorbitol está claro que es la reina de las frutas laxantes y, a priori, parece el mejor zumo para tratar de hacer las heces más blanditas, probablemente mejor que la naranja.

Pero, porque todo tiene un "pero", hay que tener en cuenta que un bebé no puede tomar mucho zumo porque el zumo de fruta contiene agua, vitaminas, azúcar y poco más, y todo el zumo que un bebé tome está desplazando a la leche. Los bebés que toman mucho zumo pueden estar malnutridos por ese motivo, no delgados, porque están tomando alimento igualmente, pero sí con diversas carencias, por tomar zumo en vez de leche.

Así que, como tratamiento, los zumos de fruta más recomendables son el de ciruela y el de naranja y lo mejor es que sean naturales y que se tomen con la pulpa. Cuanto más licuado, mejor se lo toman, pero cuanta más pulpa, más fibra le acompaña al zumo y más poder laxante tiene. Una vez el bebé tiene ya seis meses, lo mejor es limitarlos mucho (por la cantidad de azúcar que contienen y el consiguiente potencial cariogénico) y que empiecen a comer fruta a trocitos y verdura en cantidad, limitando aquellos alimentos que promueven el estreñimiento (arroz, plátano, zanahoria,...) y ofrecerles bien de agua.

Más información | Eroski Consumer
Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | Estreñimiento del bebé a partir de los seis meses, ¿qué hacer?, Estreñimiento infantil: qué hacer, ¿Qué hacer si mi hijo está estreñido?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos