Compartir
Publicidad
Publicidad

Estreñimiento del bebé a partir de los seis meses, ¿qué hacer?

Estreñimiento del bebé a partir de los seis meses, ¿qué hacer?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mientras toman el pecho, las heces de los niños son blanditas y no suele haber problema a la hora de evacuar. No importa si no hacen caca durante uno o más días, porque no se trata de estreñimiento y no afecta al bebé. Entendemos por estreñimiento la evacuación ocasional de heces que suponen un esfuerzo importante y dolor al bebé.

Esto suele suceder a partir de los seis meses, cuando introducimos la alimentación complementaria. Y aunque no puedan contárnoslo ellos mismos, vemos que, a la hora de hacer caca, los bebés lloran y se quejan visiblemente, se ponen rojos por el esfuerzo durante mucho tiempo... En algunas ocasiones también podrían aparecer heces con un poquito de sangre si se ha producido algún pequeños desgarro de la mucosa intestinal al evacuar.

Si las heces son demasiado duras, el niño sufre al intentar evacuar. Lo mismo sucede si la salida del intestino está irritada o hay algún pequeño desgarro: al bebé le duele, retiene las heces, estas se endurecen y así se entra en un círculo vicioso. Las evacuaciones de este tipo pueden ser diarias o alargarse más en el tiempo.

¿Por qué está estreñido el bebé?

La siguiente pregunta es, ¿por qué está estreñido mi bebé? Todos los pequeños hacen la transición de la lactancia exclusiva a la alimentación complementaria y muchos de ellos padecen estreñimiento con esta importante novedad. Ello es debido a que el estómago y el sistema digestivo han de adecuarse a los nuevos alimentos y existe una transición.

Durante este periodo, por tanto, los movimientos intestinales pueden ralentizarse debido a los sólidos, a los nuevos hábitos alimenticios. Es mejor mantener la lactancia materna los seis primeros meses e introducir la alimentación complementaria después y no antes, ya que el sistema digestivo del bebé está más inmaduro para "asumir" novedades.

Bebés y estreñimiento

Estreñimiento antes de los seis meses: cuándo preocuparse

Por mucho que nos preocupe a los padres, no se trata de estreñimiento antes de los seis meses si el bebé alimentado con lactancia materna no hace caca todos los días (e incluso se pasa varios días sin evacuar) mientras las heces sean blandas y el bebé no esté incómodo. Los recién nacidos alimentados con lactancia artificial tienden a presentar deposiciones más firmes y menos frecuentes.

Pero antes de los seis meses puede haber otras causas si el bebé no evacua o lo hace mínimamente, aunque son menos habituales. Por ello, si el bebé tiene problemas de defecación que persisten desde el nacimiento se requiere un diagnóstico médico e incluso intervención quirúrgica.

La atresia intestinal fetal es una malformación en la cual una parte de los intestinos del feto están dañados o no se formaron de manera adecuada. Entonces se produce una obstrucción o bloqueo que impide el paso normal de los líquidos o de los alimentos.

Las atresias gastrointestinales fetales pueden ocurrir en cualquier parte del conducto digestivo, desde el esófago hasta el ano. Se manifiestan habitualmente en la primera semana de vida.

Una causa orgánica menos frecuente de que el bebé esté estreñido es que se haya producido un estrechamiento del intestino. Se trataría de una estenosis intestinal causada por un engrosamiento anormal de la mucosa. Tampoco está relacionada normalmente con la introducción de la alimentación complementaria.

Estos últimos casos se estreñimiento son severos y necesitan atención médica e intervención del cirujano gastroenterólogo pediatra para ver el alcance del trastorno y el tratamiento y operación quirúrgica necesarios.

Bebé y alimentación complementaria

¿Qué hacer si el bebé está estreñido?

Veamos a continuación cómo actuar si el bebé está estreñido a partir de los seis meses debido a la introducción de los nuevos alimentos. Pero antes, diremos lo que no hay que hacer. Esto es recurrir al uso de laxantes, enemas o introducir algún objeto el el ano (bastoncillos con vaselina o aceite...) para intentar "ayudar" a salir la caca del bebé, prácticas desaconsejadas por peligrosas.

Los laxantes artificiales no están recomendados en bebés. Hay que buscar alimentos ricos en fibra y una adecuada hidratación.

  • Básicamente intentaremos aumentar el aporte de agua, empezando por ofrecerle más pecho al bebé (comienza a tener más sed) e incluso un poco de agua adicionalmente. Recordemos que la base de la alimentación de un bebé hasta el año sigue siendo la leche, que hasta los dos años sigue siendo muy importante en su dieta.

  • La fibra es importante para el funcionamiento intestinal, de modo que, una vez comprobemos que el bebé va aceptando bien los alimentos, hemos de ofrecerles frutas, verduras y hortalizas. Una dieta rica en estos alimentos ayudará a combatir el estreñimiento. En lugar de plátano o manzana, que son frutas astringentes, se puede aumentar el consumo de ciruelas, kiwis, naranjas, zanahoria...

  • Se pueden emplear cereales integrales (en las papillas, pan, galletas...) ya que estos tienen un mayor aporte de fibra.

  • Los masajes circulares en el vientre del bebé durante unos minutos pueden favorecer el movimiento intestinal. Podemos escoger el momento relajante del baño o cualquier otro momento en el que esté dispuesto a recibir un masaje abdominal.

  • Si observamos que el bebé intenta hacer caca, podemos ayudarle tumbándolo suavemente boca arriba y le flexionando sus piernas sobre la tripita, presionando levemente, como se suele hacer para que expulse los gases. Si le quitamos el pañal y realizamos esta maniobra, es posible que la postura le anime a empujar para evacuar.

  • Se ha demostrado que los probióticos son eficaces para tratar a bebés estreñidos, ya que estas bacterias “buenas” equilibran las poblaciones bacterianas en los intestinos.

Por último, recordemos que el estreñimiento puede llegar con las primeras papillas o con algún cambio de dieta, o más adelante con situaciones estresantes para el niño (porque se cambia de casa, empieza el cole, los papás se separan...).

Estad atentos a las deposiciones del bebé y esperamos que mediante estos consejos el estreñimiento del bebé a partir de los seis meses sea menos habitual, para que el pequeño esté más contento y saludable y los papás más tranquilos...

Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | ¿Qué hace si mi hijo está estreñido?, Primeras papillas y estreñimiento del bebé, Cómo es la caca de los bebés y cuáles son los signos de alerta relacionados

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos