Compartir
Publicidad

Cremas de cacao, con moderación

Cremas de cacao, con moderación
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las cremas de cacao son uno de los ingredientes más utilizados para la merienda de los niños, aunque no sea recomendable su consumo habitual por su alto contenido en grasas y azúcares. Vamos a ver de qué está hecha la crema de cacao y cómo elaborarla nosotros mismos.

La crema de cacao con avellanas está compuesta por un 50% de azúcar, un 30% de grasa y un 20% repartido entre cacao, avellanas y leche, que a veces es leche en polvo, otras, suero lácteo o lactosa. La cantidad de grasa añadida es grande, necesaria para hacer la crema, pero puede ser más saludable o menos, enfunción de su origen.

Si la grasa es manteca de cacao, mucho mejor, porque es rica en ácido esteárico, una grasa saturada que no perjudica la salud cardiovascular. El cacao también contiene una buena cantidad de flavonoides, unos antioxidantes.

Lo que sucede es que las cremas de cacao comercializadas (Nocilla, Nutella, marcas blancas) suelen tener poca cantidad de manteca de cacao y en su lugar aportan ácidos grasos (como de grasa de palma), que no son saludables.

En definitiva, desde un punto de vista nutricional las cremas de cacao tienen mucha grasa y azúcar y muchas calorías, por lo que no conviene abusar de estas cremas, ni comerlas a diario, pero si se hace una dieta equilibrada, sí pueden incluirse ocasionalmente en el menú.

Receta de crema de cacao

Vamos a ponernos el delantal y de la mano de nuestros compañeros de Directo al paladar (o de Armando, que ya nos trajo su propia receta de crema de cacao casera), la vamos a cocinar.

  • Ingredientes: 50 gramos de avellanas tostadas, 75 gramos de azúcar glasé, 50 gramos de chocolate para cobertura 70%, 50 gramos de chocolate blanco, 75 gramos de leche, 50 gramos de aceite de oliva suave.

  • Preparación: en la trituradora o picadora (mortero si no tenemos) introducimos las avellanas y el azúcar glasé. Lo trituramos durante unos cinco minutos a máxima potencia, para conseguir que las avellanas suelte su aceite y obtener unas pasta muy fina. Calentamos la leche durante un minuto en el microondas y la vertemos sobre la pasta, volvemos a triturar para mezclar bien.

  • En un plato hondo, ponemos uno de los chocolates con la mitad del aceite. Lo metemos en el microondas durante veinte segundos para que se funda. Lo sacamos del microondas, lo removemos hasta que homogeneice con el aceite. Repetiremos la operación una o dos veces más, si vemos que es necesario.

  • Se puede cambiar las avellanas por otro fruto seco picado, o ponerle un toque de vainilla o de coco rallado. La crema de cacao se conserva a temperatura ambiente, en un lugar fresco y seco. Si la guardamos en la nevera se solidificará y no la podremos untar.

Ya tenemos nuestra "nocilla" o crema de cacao casera, pero recordad que se ha de comer con moderación, preferiblemente en las meriendas o postre en casa (para poder lavarse los dientes después) y como parte mínima de una dieta equilibrada.

Vía | OCU, Directo al paladar Foto | Biscarotte en Flickr-CC En Bebés y más | Crema de chocolate ecológica con avellanas y pipas de girasol, Alergia a los frutos secos: atención a las etiquetas de los alimentos, "Chocolate" es la palabra preferida de los niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos