Compartir
Publicidad

Carlos González explica hasta cuándo amamantar a un bebé

Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un par de semanas publicamos el primer vídeo de una entrevista a Carlos González realizada por el portal catalán Criatures y hoy traemos un nuevo vídeo en el que habla del momento idóneo para empezar a ofrecer la alimentación complementaria y, a la vez, de hasta cuándo amamantar a un bebé.

Hemos comentado en diversas ocasiones que el momento ideal para empezar a ofrecer nuevos alimentos a los bebés es a partir de los seis meses. Esto es así porque la leche (materna o de fórmula) contiene todos los nutrientes y calorías necesarias para que el bebé se desarrolle adecuadamente hasta ese momento.

Ofrecer fruta antes de los seis meses no es que sea malo, es que es innecesario. La fruta tiene menos calorías que la leche y el bebé tendrá que tomar más leche para ingerir las que necesita (o mucha fruta, aunque quizás no quiera más que unas pocas cucharadas o simplemente no le quepa en su pequeño estómago).

Los cereales sí tienen más calorías que la leche, pero suponen un problema porque, como sucede con la fruta, los cereales no son tan completos, nutricionalmente hablando, como la leche.

Dicho de otro modo, no pasa nada si comen fruta o cereales a partir de los cuatro meses, porque el niño va a crecer igualmente sano a ojos de sus padres, sin embargo no es necesario hacerlo, la leche es un alimento más completo y los bebés, muchas veces, rechazan la cuchara a esas edades. Si la madre empieza a trabajar, pues probablemente no habrá otra solución, pero habiéndola, es mejor seguir con leche hasta los seis meses.

Tiene más de diez meses y no quiere nada más que el pecho

Algunos niños, por la razón que sea, no aceptan casi ningún alimento hasta los 8 o 10 meses (o incluso más).

Se cree que estos niños forman parte de aquellos cuyas necesidades nutritivas siguen siendo cubiertas con la leche materna, es decir, que todavía no precisan de aportes extras de comida.

El aceptar o no aceptar comida no es algo que podamos enseñar o forzar. Un niño abrirá la boca, masticará, moverá la comida hacia la garganta con la lengua y la tragará el día que quiera hacerlo, ni más ni menos. Es por esta razón que, como dice Carlos González, lo ideal en estos niños es que ofrezcamos alimentos ricos en hierro, ya que es casi el único micronutriente del que un bebé puede llegar a carecer.

A los seis meses ya puedes dejar de darle

Personalmente creo que sucede cada vez menos, pero quizás esté equivocado. Cuando una madre lleva unos seis meses dando el pecho empieza a recibir mensajes de “ya es suficiente”, “ya no hace falta que le des más tiempo”, “ya le has pasado todas las defensas” y similares.

Como a los seis meses se recomienda empezar a ofrecer otros alimentos porque la leche materna, por sí sola, (y la artificial también, claro), no llega a cubrir todos los requerimientos de los bebés, muchas personas piensan que, directamente, pasa a ser un alimento secundario o terciario.

La realidad es que la leche materna sigue siendo el principal alimento hasta el año de vida y lo único que requiere es un poco de complementación por el tema del hierro y el zinc. De hecho, si una mujer quisiera hacerlo, podría dar pecho de manera exclusiva hasta los dos años suplementando con unas gotitas de hierro y zinc y el niño estaría perfectamente sano. Otra cosa sería que el niño quisiera seguir así, porque lo más probable es que se “tirara” a la comida irremediablemente.

Lo hago porque quiero

Estamos acostumbrados a hablar de los beneficios de la lactancia materna, de los perjuicios si no la toman, del “dale hasta los dos años porque aún tiene defensas” y similares y a menudo olvidamos lo más básico: a partir de los seis meses, cuando mucha gente dice que ya no hace falta seguir, la madre empieza a disfrutar como nunca de la lactancia.

El bebé interacciona más con la madre, le sonríe, le mira, pone “ojos de placer”, juega con la teta, etc. Se establece una relación especial entre la madre y el hijo y la motivación de la madre no es simplemente lo sana que es la leche materna, sino lo que disfruta dándosela.

Como dice Carlos González en el vídeo:

El pecho se da porque te gusta darlo. Si no te gusta, no lo des, y si te gusta, ¿qué más dará que el niño tenga seis meses, que no los tenga, que le hayan pasado las defensas o que no le hayan pasado?

Vía | Criatures.cat
Foto | Flickr – c r z
En Bebés y más | Carlos González y “Un regalo para toda la vida”, “Entre tu pediatra y tú”, nuevo libro de Carlos González, “Deberemos cambiar totalmente nuestro sistema productivo”. Entrevista a Carlos González

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos