Compartir
Publicidad

Qué comprar para la llegada de tu bebé

Qué comprar para la llegada de tu bebé
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La llegada de un hijo a la familia, sobre todo si es el primero, implica tener que comprar todos los artículos que necesitará el bebé durante los primeros meses y años de vida.

Podemos tentarnos con lo que nos ofrecen los anuncios, pues realmente hay una oferta infinita de artículos para recién nacidos, por tanto es importante aplicar el sentido común para cuidar el bolsillo y saber qué es realmente necesario y qué no. En definitiva, qué comprar para la llegada de tu bebé.

Lo que no puede faltar

Hay artículos que vienen a ser como el "must have" en la moda, no pueden faltar. Son básicos que el bebé usará en su día a día y por tanto su compra debe ser bien meditada, basada en el dinero que vayáis a gastar, el uso que vayáis a darle, vuestras preferencias, el tamaño de vuestra casa, de vuestro coche, etc...

Si bien hay padres que eligen vivir sin ellos y buscan alternativas, para la mayoría son artículos imprescindibles. Estos son:

Cochecito para el bebé

Hay quienes eligen comenzar a portear y dejar la decisión de la compra del cochecito para más adelante. Pero es un artículo que tarde o temprano todos los padres acaban comprando, aunque sea una silla de paseo de segunda edad.

Lo cierto es que la compra del cochecito del bebé es una de las compras más estudiadas, se piden opiniones, buscamos en foros cuál es el mejor modelo. No hay un modelo definitivo, al igual que un coche, todo depende de gustos y necesidades, así que os damos algunos consejos que debéis tener en cuenta para acertar así como recomendaciones para ahorrar en la compra.

Hoy en día, encontramos carritos que son sistemas de transporte de dos o tres piezas. Además de la silla, incorporan capazo y algunos silla de coche del grupo 0 o 0+.

Esto nos soluciona bastante. Por una parte, el capazo puede utilizarse para transportar al bebé en el coche y como cuna los primeros tres meses, mientras que luego lo pasamos a la silla para el coche, (lo que llamamos portabebé o huevito), que los hay hasta que el bebé tiene más o menos un año.

Silla de coche

El sistema de retención infantil para el coche es necesario desde el momento cero, por lo que debemos comprarlo antes de la llegada del bebé. Lo necesitaréis para trasladarlo del hospital a casa.

Debe ser del grupo 0 para recién nacidos y luego deberéis ir comprando los grupos sucesivos a medida que el bebé crece.

Portabebé

Algunos pensarán que es una compra inútil, que se utiliza poco, pero de verdad os digo que si incorporáis un portabebé a vuestras vidas lo agradeceréis tanto vosotros como el bebé.

Es una experiencia maravillosa llevar al bebé encima, tenerlo cerquita, que pueda sentirse seguro y calentito sintiendo los latidos del corazón de mamá o papá. Durante los primeros meses es una gozada. Luego el bebé crece y cansa un poco, la verdad, pero estaréis tan enganchados que lo seguiréis haciendo siempre que podáis.

Además, es de lo más práctico. No es necesario maniobrar por la ciudad con el carrito y tendréis las manos libres para hacer cualquier cosa.

Hay muchos tipos de portabebés, desde fulares a mochilas pasando por pouch, mei-tai, con anillas, etc.. Lo que sí, para no comprar algo que luego no uséis, debéis tener en cuenta algunas cuestionas básicas antes de decidiros por alguno.

Cuna

La cuna es otro imprescindible. Lo que deberéis decidir es el tipo de cuna que queréis dependiendo de dónde dormirá vuestro bebé los primeros meses o años de vida.

Lo más aconsejable es que duerma cerquita de mamá y papá. Para ello, o bien el bebé duerme en la cama con vosotros, o necesitaréis una cuna que pueda colocarse al lado de vuestra cama.

Puede ser una minicuna si no tenéis demasiado espacio (también un moisés o el capazo del coche puede servir para los primeros meses), un cuna de colecho adosable a la cama (con uno de sus lados abierto) o si tenéis espacio una cuna tradicional que si queréis podéis quitar uno de los lados y pegarla a la cama.

Si decidís que el bebé no duerma con vosotros o que duerma sólo unos meses, podéis solucionar la primera etapa con cualquiera de las opciones anteriores y luego una cuna tradicional, cuna que se convierte en cama o sistema de cuna con mobiliario incluido, ya en su habitación.

Trona

A los seis meses, cuando el bebé empiece a comer sólidos necesitará una trona. Es cierto que puede comer sobre nuestras faldas o sentado en su silla, pero la función de la trona es que ayuda a que el niño a participe de la mesa familiar, contribuye a hacer de la comida familiar un momento social y de compartir, como debe ser.

Lo ideal es que tenga ruedas para que pueda trasladarse de un sitio a otro, que se pliegue para guardar y que tenga altura regulable. Aquí podéis ver más consejos a tener en cuenta para elegir la más adecuada.

Lo que puede faltar, pero tu decides

La lista de compras para la llegada del bebé es algo muy especial. Te damos consejos sobre lo que creemos que no puede faltar, exceptuando ropa, primera puesta y otros accesorios textiles como mantitas, arrullos, ropa de cama, que desde luego son compras muy personales.

compras-llegada-bebé

Bañera

La bañera para el bebé puede convertirse en una compra de la que os arrepentiréis. Mirad bien el uso que le vais a dar y sobre todo calculad el tamaño que tenéis en el baño y dónde ubicarla.

Hay quienes optan por prescindir de la bañera y utilizar el lavabo los primeros baños, bañar al bebé con papá o mamá o usar reductores de bañera o soportes que se colocan en la bañera del baño.

Si os decidís por comprar una bañera, tened en cuenta que hay diferentes tipos. La clásica de plástico que no se pliega, pero también hay bañeras hinchables, bañeras flexibles, bañera-cambiador, o más pequeñas como Tommy Tub.

Hamaca

Hay cientos de hamacas para bebés. Con pie, de suelo, con balanceo, con vibración, con melodías...

La hamaca puede ser un buen accesorio para que el bebé pase allí un rato mientras mamá y papá están ocupados, pero sin abusar. Lo ideal para el bebé es estar con sus padres, jugar, interactuar con ellos.

Si necesitamos hacer otra cosa, como por ejemplo cocinar o hacer tareas domésticas, o bien podemos llevar al bebé en un portabebé, llevarlo a donde estemos en el carrito con un móvil para jugar, o dejarlo en el suelo con juguetes, boca arriba o boca abajo, lo cual contribuye a fortalecer los músculos de cuello y espalda.

Cojín de lactancia

Hay a quienes les ha cambiado la vida a la hora de amamantar, pero cualquier cojín puede cumplir la misma función. Lo importante es adoptar una posición cómoda para ambos, y así el bebé pueda hacer un mejor agarre para tomar el pecho.

La comodidad del bebé y la madre y un buen agarre son pilares fundamentales para una lactancia materna feliz.

La ventaja de algunos cojines de lactancia es que también sirven para mantener al bebé erguido cuando se empiezan a sentar solitos, y que cuando ya no lo usas también es mono para colocar en una cama. De hecho, mi hija menor lo usa para dormir.

Esterilizadores

Siempre me parecieron un trasto más que ocupa lugar en la cocina. Son grandes y además son caros.

Si das el pecho no necesitas esterilizar biberones y además, sino puedes optar por biberones autoesterilizables o por sistemas de esterilización más prácticos, como por ejemplo, las pastillas.

Los biberones autoesterilizables se esterilizan en un par de minutos en el microondas. Si te encuentras fuera de casa, es más fácil encontrar un microondas que un esterilizador de biberones.

Si vas a comprar uno, debes saber que hay varios tipos de esterilizadores. Aquí puedes ver cinco modelos que hemos comparado en su momento.

Otros artículos

El mundo de la puericultura nos ofrece un sinfín de artículos para bebés.

Hay muchos de dudosa utilidad, que algunas familias les vienen muy bien y otras ni siquiera se han planteado comprarlos. Como todo, es una cuestión de preferencias y del uso que cada uno le vaya a dar.

En esta categoría encontramos diversos artículos como por ejemplo: calentadores de toallitas, vigilabebés, contenedor de pañales, de hecho hasta los pañales desechables, ya que cada vez más familias optan por los pañales ecológicos.

También se puede vivir sin un calentador de biberones y sin un robot para hacer la comida del bebé, pero otra vez, todo es cuestión de preferencias.

Espero que estos consejos te ayudan al hacer la lista de qué comprar para la llegada de tu bebé. Realmente, no necesitan tantas cosas, pero algunas sí que nos facilitan la vida cuando se agranda la familia.

Fotos | johnhope14 y Wickerfurniture En Bebés y más | ¿Realmente necesitamos tantas cosas para el bebé?, ¿Seguro que necesitamos tanta parafernalia?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos