Compartir
Publicidad

Vídeo: un buen agarre durante la succión

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya sabemos que amamantar puede doler, pero no debería doler. Una de las causas del dolor en el pecho y/o la aparición de grietas en el pezón puede ser un mal agarre durante la succión. En este vídeo vemos cómo ha de ser un buen agarre mientras el bebé mama, y cómo se haría de manera incorrecta.

Más que de la postura externa de bebé o madre se trata de la colocación de boca y la inserción del pezón en la cavidad bucal. Un vídeo muy práctico de animación en el que en el corte transversal de las figuras del pecho y el bebé, con datos anatómicos para entender el proceso, observamos cómo se amamanta correctamente.

Un buen agarre supone una inserción total y la colocación del pezón cerca del paladar blando, en la parte posterior de la cavidad bucal ("zona confortable", que podemos encontrar fácilmente en nuestra boca con nuestra lengua, tocando el paladar). En estos casos, la succión es más efectiva y no produce dolor a la madre. El pezón no llega a verse alrededor de la boca del bebé, que ocupa gran parte de la areola mamaria.

Por el contrario, habría dificultades si el pezón queda a media altura, bajo el paladar duro, cerca de la entrada de la boca. El pezón de la madre puede llegar a verse parcialmente, pues la boca del bebé no lo abarca por completo. Entonces tendríamos un agarre superficial, por el que el pezón fricciona contra el paladar duro, lo cual puede causar incomodidad y dolor a la madre conforme pasa el tiempo y el bebé sigue mamando de esta manera.

Como vemos, a pesar de que los bebés nacen preparados para succionar y son capaces de hacerlo, si se les deja, en sus primeras horas de vida, es frecuente que, por razones diversas, no lo hagan desde el principio, con lo cual después costará más, o lo hagan de manera incorrecta (se les da chupete o tetina...).

Por ello es importante que se permita el contacto continuo, piel con piel, entre la madre y el recién nacido, si sus condiciones de salud lo permiten, hasta que se produzca la primera toma. También hay que observar, si en el transcurso de los primeros meses empieza a producirse dolor o grietas, si se ha iniciado una mala postura, para corregirla cuanto antes.

De este modo lograremos que haya un buen agarre del bebé durante la succión al mamar, como nos muestra de manera muy ilustrativa este vídeo.

Vídeo | Youtube En Bebés y más | Amamantar puede doler pero no debe doler (I) y (II), Por qué muchos niños no se cogen bien al pecho, Cómo prevenir y curar las grietas del pezón

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos