Compartir
Publicidad
Publicidad
¿Por qué somos tan pesadas las madres con que las demás tengan hijos?
Ser Padres

¿Por qué somos tan pesadas las madres con que las demás tengan hijos?

Publicidad
Publicidad

Cuando nos convertimos en madres, experimentamos por primera vez un nivel de amor que jamás habíamos vivido. Sentimos que no existen palabras suficientes para describir esas nuevas y poderosas emociones.

Y sentimos algo tan único y tan grande, que deseamos compartirlo con el mundo. Gritar a los cuatro vientos que ser mamá es lo mejor que nos ha pasado en la vida. No dudo que haya quien lea estas palabras y piense: "Bueno, ¿y a esta qué le ocurre? Los hijos son lindos pero no es para tanto". Habrá gente que piense diferente a mí, que quizás no lo sienta así, y ambas opiniones son válidas.

El problema es que a veces nosotras como madres, al vivir esta experiencia inigualable, nos aferramos a pensar que todas las mujeres deberían vivirlo. Y casi sin darnos cuenta, nos volvemos unas pesadas con que las demás tengan hijos.

El mundo está lleno de personas con opiniones distintas. Dos personas con el mismo estilo de vida pueden pensar completamente diferente sobre algún tema específico. Personalmente yo encuentro eso como algo positivo, pues es justamente esa manera distinta de pensar, lo que ayuda a hacer del mundo algo siempre novedoso. Pero volvamos al tema de las madres.

Realmente pienso que no hay nada, absolutamente nada, que pueda hacerte sentir las emociones que nos hace sentir el ser madres. Para mí por ejemplo, me ha vuelto loca de amor, logrando que me diera cuenta de que puedo dar más del que pensaba. Que puedo ser más humilde y más generosa de lo que imaginaba que podría ser antes de tener hijos.

Y es que es un sentimiento tan difícil de describir o comparar, que nos encantaría que todas las mujeres pudieran vivirlo. Y claro, la única manera de saber lo que sentimos las madres, es siendo una. Entonces, ¿por qué nos volvemos tan pesadas las madres con que las demás tengan hijos?

Porque somos felices y queremos que las demás lo sean

Madre Hija Sonriendo

Así de sencillo, así de simple. Ni más, ni menos. Ser madre es como convertirse en otra persona o viajar a otro planeta. Es abrirle paso a nuevas emociones, sentimientos, formas de pensar y de actuar.

Pero sin duda lo que más nos hace sentir el ser mamás, es el amor a nuestros hijos. No hay nada que pueda igualar lo que nos provoca un beso, un abrazo o un "te quiero" de nuestros hijos. Es felicidad pura y absoluta.

Es un sentimiento tan bello que llegamos a pensar: "¿cómo es que vivía antes sin conocer esto?". Y queremos que todo el mundo lo sienta, porque algo así de monumental, deben vivirlo todos en algún punto de sus vidas. Y sin quererlo, nos convertimos en unas pesadas:

¿Cuándo vas a tener hijos? ¿Es que no quieres ser madre? Pero mira, si es tan bonito. Mi vida no es la misma desde que tuve a mi bebé. Ser mamá es lo mejor que me ha pasado en la vida. Es que si tuvieras un hijo, conocerías la verdadera felicidad

Y aunque podamos tener las mejores intenciones, debemos entender una cosa: no todas las mujeres desean ser madres. Y eso está bien. ¿Sabes por qué? Porque cada quien es libre de elegir lo que le hace feliz.

Lo que para nosotras puede ser algo imprescindible en nuestras vidas, para otras puede no serlo. Hay mujeres que eligen no tener hijos porque les gusta el estilo de vida que tienen y no se ven siendo madres. Otras prefieren darle prioridad a su carrera, seguir sus sueños profesionales y el ser madre no de adapta a su plan de vida laboral. Aunque en realidad la maternidad no tiene por qué estar reñida con alcanzar tus sueños. Pero a fin de cuentas, razones puede haber muchas y todas son respetables.

Algunas personas piensan que es triste que una mujer no tenga hijos, un pensamiento bastante tradicionalista que sigue vigente en muchos países. Debemos recordar y tener siempre presente que el valor de una mujer no lo da el ser o no ser madre. Así que dejemos esa costumbre de preguntar, "¿y ustedes, para cuándo?" o "¿cuándo piensas quedarte embarazada?", y que cada quien elija lo que mejor le haga feliz.

Fotos | iStock
En Bebés y más | La hipocresía de empujarte a tener hijos y luego pedirte que escondas tu maternidad (y a tus hijos)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos