Publicidad

La mitad de las madres españolas no tiene tiempo para cuidarse y dedicarse a ellas mismas
Ser Padres

La mitad de las madres españolas no tiene tiempo para cuidarse y dedicarse a ellas mismas

Publicidad

Publicidad

Cuidarnos y dedicar tiempo para nosotras es uno de los temas recurrentes que manejamos cuando hablamos de la importancia del bienestar cuando eres madre. Y es que tener tiempo para ti misma después de tener hijos, es algo muy importante para que te sientas bien contigo misma.

Sin embargo, estos espacios de autocuidado rara vez están disponibles cuando tenemos hijos pues a muchas se nos dificulta tenerlos, tal y como lo muestra un estudio, en la que se encontró que una de cada dos madres en España no tiene tiempo para cuidarse o dedicar a ella misma.

El Instituto DKV de la Vida Saludable, cada año realiza un estudio en el que analiza los hábitos saludables y de bienestar de las mujeres en España. En su quinta edición, participaron más de 3.000 españolas, compartiendo sus hábitos de vida, desde su bienestar físico y alimentación, hasta su cuidado médico y su descanso.

Dentro del extenso reporte acerca de todos estos ámbitos de la salud física y psicológica de las mujeres en España, se analizaron también los hábitos de quienes ya tenían hijos y que conformaban el 53% de las participantes.

Cuando se les pidió calificar su estado de bienestar general, teniendo en cuenta factores físicos, psicológicos y emocionales, las madres respondieron lo siguiente:

  • 9.39% respondió que era muy bueno.
  • 57.95% respondió que era bueno.
  • 27.96% respondió que era regular.
  • 3.57% respondió que era malo.
  • 1.12% respondió que era muy malo.

En cuanto a la frecuencia con la que se sentían estresadas, se dividió a las madres en dos grupos: casadas o en pareja y separadas o divorciadas.

Del grupo de quienes estaban casadas o en pareja, 7.08% dijo sentirse estresada siempre, 24.35% bastantes veces, 68.58% algunas veces y ninguna respondió que nunca se sentía estresada. Del grupo de quienes estaban separadas o divorciadas, 8.75% dijo sentirse estresada siempre, 24.58% bastantes veces, 66.25% algunas veces y 0.42% dijo nunca sentirse estresada.

Mama Estresada

Continuando con el tema del estrés, se les preguntó si se sentían desbordadas por éste, a lo cual respondieron lo siguiente:

  • Del grupo de madres casadas o en pareja: 5.34% siempre, 16.09% bastantes veces, 60.83% algunas veces y 17.44% nunca.
  • Del grupo de madres separadas o divorciadas: 7.50% siempre, 17.92% bastantes veces, 58.33% algunas veces y 16.25% nunca.

En cuanto a la actividad física, se les preguntó si practicaban algún tipo de ejercicio, a lo cual el 36.30% de las madres respondió que no hacían más actividad física que la que requerían sus actividades diarias, mientras que el 35.18% se preocupaba por incorporarla en su rutina diaria (como subir por las escaleras en lugar de coger el ascensor) y el 28.52% respondió que sí realizaba alguna actividad física como practicar deporte o ir al gimnasio.

Hablando de tiempo para ellas, un 16.61% respondió que nunca o casi nunca lo tenían, 48.35% dijo que solo tenían tiempo para ellas de vez en cuando, 20.53% se esforzaba y habitualmente conseguían tiempo para ellas, mientras que solo un 14.51% tenía momentos determinados reservados para ellas y los disfrutaban casi siempre.

El tema del tiempo para ti cuando eres madre suele ser algo que todavía presenta ciertos impedimentos. Por un lado, está lo obvio: las múltiples ocupaciones y responsabilidades entre casa, familia y trabajo hacen que tener tiempo a solas sea algo muy raro o escaso para las madres.

Por otro lado, también está un factor emocional que impide que éste se busque o se tenga con frecuencia: la culpa. De alguna manera, se piensa que el hecho de necesitar o desear tiempo a solas es algo de madres egoístas, cuando no es así.

De hecho, dedicar tiempo para ti, es algo que beneficia a toda tu familia en muchos aspectos, comenzando por el hecho de que al sentirte mejor tras dedicar espacios solo para ti, regresas llena de energía, más relajada y optimista, para continuar conviviendo con tu familia.

Al dedicar tiempo para ti, ya sea para relajarte o para hacer las cosas que te gustan, te liberas por un momento de ese estrés acumulado, sales de la rutina y también, dejas de lado (aunque sea por unos momentos) la carga mental que siempre llevamos las madres. Además, no olvidemos el gran ejemplo que le das a tus hijos sobre el autocuidado y el amor propio.

Fotos | iStock
Vía | La Vanguardia

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir