Mi hijo no quiere estudiar: ¿cómo gestionar el tema?

Mi hijo no quiere estudiar: ¿cómo gestionar el tema?
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

¿Tu hijo dice que no quiere estudiar y esto te preocupa? ¿Has detectado que existe una gran desmotivación en él a la hora de ponerse a estudiar? Lo cierto es que hay niños a los que les gusta aprender, pero no estudiar (son cosas diferentes), y que se trata de un fenómeno bastante habitual que es lógico que nos preocupe.

A veces, en estos casos, será importante cambiar la metodología de estudio, otras, instaurar el hábito, favorecer la motivación... pero siempre, resultará esencial indagar en las causas que llevan a tu hijo a no querer estudiar.

Mi hijo no quiere estudiar: posibles causas

Hay muchos niños que, en un determinado momento, y a diferentes edades, de repente no quieren estudiar.

También puede ser algo que suceda "desde siempre", en niños a los que les cuesta motivarse en el estudio o que no han integrado el hábito de estudiar.

Las causas de este fenómeno son diversas. Algunas de las más frecuentes:

No encuentra la motivación

Pexels Photo 8923800

La principal causa que explica por qué hay niños que no quieren estudiar es la falta de motivación. Para estudiar, así como para cualquier otra acción o hábito, hace falta motivación.

La motivación es ese motor interno que nos mueve, que nos impulsa a hacer las cosas. Sin ella, se nos hace mucho más cuesta arriba todo.

Por ello, es importante ayudar a nuestro hijo a encontrar esas ganas, esa fuerza o ilusión que le impulse a estudiar. Más adelante veremos cómo podemos hacerlo.

No tiene el hábito de estudio

Otra razón que explicaría por qué hay niños que no quieren estudiar es la falta del hábito de estudio. Los hábitos son acciones aprendidas, por ello deben entrenarse para que queden instaurados.

Si nuestro hijo se ha acostumbrado a no estudiar nunca cuando llega a casa, o a no ponerse a hacer los deberes, es normal que le cueste más hacerlo, y que incluso, se niegue a ello.

Dificultades de concentración

Las dificultades de concentración también explican que haya niños que no quieran estudiar. Piénsalo; si a tu hijo le cuesta atender en clase, centrarse en la tarea que debe hacer, leer... es mucho más fácil que se frustre y se desmotive. Los problemas de atención también pueden trabajarse.

Sufre acoso escolar

A veces, tras esa negativa a estudiar, o incluso, a querer ir a la escuela o al instituto, se encuentra una vivencia traumática como puede ser el estar sufriendo acoso escolar o bullying.

A raíz de esa situación, que muchas veces es silenciada, surge la negativa de ir al colegio; en estos casos, en realidad no se trata tanto de que "no quieran estudiar", sino lógicamente de que no quieren revivir o afrontar la situación tan dura que están viviendo. Por ello, la evitan.

¿Cómo ayudarlo?

Classmates Working Together 1

¿Cómo ayudar a tu hijo a encontrar la motivación para estudiar? ¿Cómo acompañarlo en este proceso? Como veremos, no se trata de forzar nada, ni siquiera de motivarle a encontrar "la pasión por el estudio" (a veces eso no será posible, otras sí).

Se trata de entender las causas de la situación para poder comprender qué le ocurre a tu hijo y cómo podemos hacer para que esté bien.

Entender las causas de la situación

Lo primero que deberemos hacer es indagar en las causas de esa desmotivación en los estudios. ¿Es realmente que no quiere estudiar? ¿O está evitando otra situación (como la mencionada del bullying)?

¿Existe una falta de hábito, problemas académicos, dificultades intelectuales...? ¿O quizás no le gusta lo que está estudiando? A raíz de conocer las causas de la situación, será más fácil abordar el problema.

¿Cómo hacerlo? Puedes probar a preguntarle directamente a tu hijo, con tacto y empatía, dándole su espacio y escuchando activamente, observar, hablar con su tutor o tutora, o incluso, pedir ayuda profesional.

Ayudarle a crear el hábito

Una vez identifiquemos las causas de esa desgana a la hora de estudiar, una de las acciones que podemos hacer, si se trata de una falta de hábitos, es ayudarle a crear el hábito de estudio.

Para crear un hábito, es importante establecer una rutina, por ejemplo; empezaremos haciendo los deberes / estudiando dos días a la semana. Es importante establecer los horarios y especificar de qué forma estudiaremos, si será solo o con los padres, si será en su habitación o en la biblioteca, etc.

Validar cómo se siente

Es muy frustrante no tener ganas de hacer algo y que desde fuera eso se imponga. Por ello, es importante el acompañamiento emocional, y que puedas validar cómo se siente tu hijo.

Puede que se siente frustrado, triste, enfadado, desanimado... Habla con él, ofrécele tu ayuda para entender de dónde vienen esas emociones. Como decíamos antes, no nos quedemos en el "síntoma" o la consecuencia, intentemos ir un poco atrás y ver de dónde viene esta desmotivación.

Que pueda cambiar su visión de los estudios

Pexels Photo 4260325

Si tu hijo no quiere estudiar (y no se deba al hecho de sufrir bullying o a otras causas), es probable que sea porque tiene una visión de los estudios nada favorable. Y de ahí también, nace la falta de motivación. Por ello es importante cambiar su visión. ¿Cómo podemos hacerlo?

Por ejemplo, ofreciéndole experiencias más dinámicas y divertidas a la hora de estudiar. Cambiar la metodología de estudio, el material...

Descubrir qué le puede motivar de todo eso que estudia; aunque a priori pueda decir que no le motiva "nada", seguro que hay alguna asignatura, algún tema en concreto, que puede motivarle. Acompáñalo a descubrirlo, investigad juntos.

Hablar con su tutor/a

Finalmente, como ya hemos mencionado, será también importante que podamos hablar con su tutor o tutora (también con el EAP, el Equipo de Asesoramiento Psicopedagógico de la escuela).

A través de este contacto podemos obtener más información de lo que ocurre en la escuela o el instituto y encontrar, entre todos, estrategias que puedan ayudar a tu hijo.

Fotos | Portada (pexels), Imagen 1 (pexels), Imagen 2 (freepik), Imagen 3 (pexels)

Bebés y más | Mi hijo adolescente no sabe qué va a estudiar: ¿cómo ayudarle a descubrirlo?, Estilos de aprendizaje: ¿de qué formas pueden aprender los niños?

Temas
Inicio