Compartir
Publicidad
La genial propuesta de una madre: que el 26 de diciembre sea el "Día Libre para Mamá"
Ser Padres

La genial propuesta de una madre: que el 26 de diciembre sea el "Día Libre para Mamá"

Publicidad
Publicidad

Ser mamá es una experiencia hermosa, enriquecedora, llena de alegrías y de cosas increíbles. Pero también puede llegar a ser toda una odisea que nos deja exhaustas. No es de sorprendernos, las mamás trabajamos 98 horas a la semana y es por esto que siempre estamos cansadas.

Durante la época navideña, llegan unos días un poco caóticos y llenos de actividades que en la mayoría de las familias, suelen ser realizadas por las madres. Es por eso que nos ha encantado la propuesta de una madre: que el 26 de diciembre sea oficialmente el "Día Libre para Mamá".

Las "vacaciones" de Navidad

Cuando eres madre, las vacaciones adquieren otro significado. Para la mayoría de las personas significa desconectarse un rato del estrés laboral, las responsabilidades del trabajo y enfocarse en relajarse unos días. Para las mamás... no suele ser exactamente así. El trabajo de una madre nunca termina, ni siquiera en vacaciones.

Claro que hay cosas que nosotras deseamos en vacaciones, como descansar y disfrutarnos un poco de nuestro "tiempo para mamá", pero esto no siempre es posible. Y en época navideña, especialmente en los días previos a Nochebuena y Navidad, las posibilidades se reducen aún más.

Para muchas, la carga mental que regularmente llevamos encima las madres aumenta en los días previos a Navidad. Tenemos que pensar en las decoraciones, los regalos, la ropa que usaremos para la reunión familiar, y si además la cena navideña será en nuestra casa, añadimos a la lista los mil pendientes que conlleva el organizarla y prepararla. De hecho, el quedarnos despiertas hasta tarde para hacer todas estas cosas, es bastante común.

Así que cuando por fin llega Navidad, las madres estamos como corredoras que recién terminan un maratón: felices por haber llegado una vez más a la meta, pero agotadas y con necesidad de reponer la energía que utilizamos. Por esto nos ha encantado la propuesta que a continuación te explico con detalle.

La propuesta del "Día Libre para Mamá"

Mama Navidad Descanso

Me encontré hace unos días en Scary Mommy, una de las páginas que sigo y disfruto leer con temas acerca de la maternidad en general, un artículo de una de sus colaboradoras que me pareció interesante. En él, ella propone algo que sin duda encantará a muchas madres: que el 26 de diciembre sea el "Día Libre para Mamá" o "Día de Descanso de Mamá".

Para hacerlo más especial, ella escribió un poema titulado "El mejor día del año" y estas son algunas de sus líneas:

Has cocinado, has limpiado,
has planeado y has conspirado
para hacer la Navidad brillante.

¿Ahora? Estás cansada.
Hasta los codos, atascada
en cosas que planeaban dar deleite.

Necesitas un descanso,
una bebida (y un pastel).
Un poco de televisión barata no te hará daño.

El "poema" continúa diciendo que dejemos a la familia comer recalentado de la cena navideña y nosotros disfrutemos devorando una caja de chocolates. Todo esto claro, mientras nosotras sigamos en nuestro pijama y sin cepillar nuestro cabello, proclamándonos las "Reinas del Sofá" por un día.

La idea de hacer que el 26 de diciembre sea un día oficial de descanso para las madres, surgió cuando se dio cuenta de algo hace unos años: desde el 22 hasta el 25 de diciembre, solo tuvo oportunidad de sentarse unas tres veces, a causa de todos los preparativos navideños. Naturalmente, el día 26 llegaba y ella se sentía exhausta.

Desde entonces lo ha celebrado -o al menos lo ha intentado- y tiene una serie de "reglas" para que las otras madres también lo hagamos:

  1. Mamá es la Soberana Suprema y Reina del control remoto desde que se despierta en la mañana, hasta que llega la hora de dormir de los niños (y posiblemente más tiempo, pues es perfectamente aceptable quedarse dormida en el sofá).

  2. El coche no sale de su lugar.

  3. Se puede comenzar a beber vino desde las 11:30 a.m. (está bien, desde las 11).

  4. No se cocinará nueva comida. El menú del día es lo que sobró de la cena navideña y nada quien se sirve sus propios platos. (Para los niños pequeños quizás si debas preparar algo, pero intenta evadirlo).

  5. Nada de ponerse ropa de día. (Me he adherido tanto a esta regla, que cuando tuve un evento familiar al que no podía faltar, asistí en pijama y zapatillas de estar por casa).

  6. Siestas. Siestas por toda la casa. Siestas, siestas, siestas.

  7. Cualquiera que no sea mamá tiene prohibido quejarse de cualquier cosa. (Esta regla usualmente se rompe todo el día. Pero vale la pena intentarlo).

Desde luego toda la propuesta la hace a modo de broma y con mucho sentido del humor, pero si nos ponemos a pensarlo, no es tan mala idea el regalarnos un día de descanso después de tanto ajetreo navideño.

En muchas casas, las mamás somos "las encargadas" de la mayoría de cosas pendientes por hacer o datos importantes que recordar durante la rutina normal, por lo que además de todos los preparativos navideños, debemos seguir con todas las responsabilidades y actividades que usualmente realizamos.

Quizás no podamos celebrar este 26 de diciembre nuestro día de descanso tal cual como ella lo propone, pero definitivamente podemos y debemos tener un momento para relajarnos sin sentir culpa por desearlo.

Fotos | Pexels
Vía | Scary Mommy
En Bebés y más | ¿Sufres el síndrome de Burnout? Las madres que no pueden más, "Yo soy la encargada", la publicación acerca de la carga mental de las madres que se ha hecho viral, ¿Por qué las madres siempre estamos cansadas? Porque trabajamos 98 horas a la semana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos