Compartir
Publicidad

El pack completo para ser ecomadre

El pack completo para ser ecomadre
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un tiempo Armando se preguntaba si existe el “pack Crianza Natural”, y un nuevo término asoma a esta manera de criar a los hijos y que en buena medida están relacionados, pues cuestiones como el colecho o la no vacunación se repiten en uno y otro ámbito.

El término “ecomadre” hace referencia a una manera de sentir y vivir la maternidad que tiene implicaciones diversas, desde filosóficas a sanitarias. Una se puede considerar más o menos ecomadre según siga en mayor o menor medida estos “preceptos”, aunque en general a las mujeres no les guste etiquetarse en estos términos.

Veamos qué hace que alguien sea ecomadre, o ecopadre, que no se habla de ellos pero también tienen cabida en esta “filosofía”. Algunas de sus actuaciones o defensas son de las más controvertidas en cuanto a crianza, y en lo referido al parto o al consumo no suelen ser opciones económicas.

  • Parto: abogan por el parto domiciliario u hospitalario, pero de la manera más natural posible. En España la opción del parto en casa aún es minoritario, pero en otros países de Europa está más extendido.
  • Educación: se opta por las madres de día (opción sobre la que pronto volveremos) o cuidar a los niños en casa. De momento, son las mujeres las que deciden dejar de lado su trabajo o reducir las jornadas para ocuparse de sus hijos. En 210, 850.000 de estas personas lo hicieron por el alto precio de los servicios de cuidado de los niños. También influye el no estar de acuerdo con las características de las escuelas infantiles.
  • Filosofía: una mezcla de ecologismo, filosofías orientales y new age. En el pensamiento positivo está el poder, y existe la necesidad de salvar al planeta casi siempre de una perspectiva indiviual. Se defienden los derechos de los animales, la vuelta a la vida rural, las energías renovables…
  • Consumo: ser ecomadre no es barato, y así lo demuestran las cestas de la compra comparadas. La comida ecológica, tejidos naturales, productos biológicos… no son para todos los bolsillos. El reciclaje, la comida macrobiótica, el comercio justo, el intercambio… son algunas de las opciones de consumo más ecológicas.
  • Salud: se alterna la medicina convencional y las alternativas (como la homeopatía), o en ocasiones se opta decididamente por las segundas. En ocasiones se cuestionan si es necesaria o no la vacunación de acuerdo a los calendarios establecidos y una parte se niega a vacunar a los niños.

Como vemos, se trata de todo un mundo en el que caben pensamientos y actitudes cercanas a lo natural, pero por las opiniones que he podido leer no tienen por qué seguirse todos para considerarse “ecomadre”. Y vosotras, ¿cuántos de estos puntos cumplís para ser ecomadres?

Vía | Edición impresa del Magazine de El Mundo
Foto | ewilman en Flickr – CC
En Bebés y más | ¿Niñera o guardería?, ¿Deben tener titulación las niñeras?, La educación ambiental comienza en casa, Bbvert, red de cuidadores para bebés “ecológicos”

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos