Compartir
Publicidad
Publicidad

Cosas que ni te imaginabas que te pasarían siendo madre

Cosas que ni te imaginabas que te pasarían siendo madre
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ser madre es maravilloso, y aunque nos digan que no nos tiene que cambiar la vida, la vida cambia. Y mucho. Descubrimos lo que es un amor sin límites, aprendemos, nos hacemos más fueres.

Pero también nos pasan cosas que nunca imaginamos que nos pasarían siendo madre y hacemos cosas que jamás nos pasaron por la cabeza. Aqui van unas cuantas de ellas.

Cacas, pedos y vómitos

Cacas, pedos y vómitos dejarán de ser un tema tabú. Vamos a oler cacas. Vamos a hurgar en la caca. Vamos a hablar, mucho, pero mucho, de caca. Buscaremos en internet tipos de caca. Llegaremos a pedirle a nuestra madre que está cuidando a nuestro hijo que guarde la caca para verla cuando lleguemos del trabajo.

Las ventosidades de nuestro bebé se convertirán también en motivo de preocupación, pero sobre todo, lo más asombroso, es que oleremos pedos y hasta aplaudiremos encantadas cuando el bebé se tire uno.

Vómitos y regurgitaciones serán el complemento de este descubrimiento profundo de las funciones del aparato gástrico. Nos dejará de dar asco limpiar vómitos. Seremos capaces de ponerle la mano en la boca al niño para cuando vomite tratar de recogerlo, aunque sea una misión inútil.

Saldremos a la calle con un pegote de leche cuajada que ha regurgitado en nuestra blusa y ni nos daremos cuenta. Y hasta llegaremos a despertar en la noche cuando el niño nos vomite encima, lo atenderemos y caeremos dormidas sin acordarnos de limpiarnos los restos del pelo o el pijama.

En el baño

Lo de ir sola al baño terminará resultando algo que apenas recuerdas. No harás pis ni caca sola y no te importará. Llegarás a darle le pecho al bebé sentada en el water incluso.

No te darás un baño en años, y, si lo haces, será acompañada de un niño y un montón de juguetes flotantes. Si te duchas, lo harás con media cabeza fuera de la mampara o la cortina haciendo monerías al bebé que tienes en el capazo en el suelo mirándote, para que no llore.

Y hasta te comprarás, posiblemente, un fulard de esos que se pueden mojar para ducharte con él porque si no puede que no te duches hasta la noche, si hay suerte.

La verdad es que, si no estás sola en casa y alguien se queda con el niño o si está seguro y distraido, aprovecharás para meterte en el baño aunque no lo necesites para poder estar un rato a solas. Lo hemos hecho todas, no te sientas loca.

Saldrás a comprar un día y al volver a casa verás que saliste en zapatillas y con un nido de pájaros en el pelo que demuestra que no te has peinado ni hoy ni ayer quizá. Serás una supermamá sin peinar pero feliz.

Aceptemos que nuestro aspecto ya no es el mismo. Tendrás otras prioridades. Te serás capaz de vestir en la oscuridad casi sin respirar para no despertar al niño para darte cuenta a las horas de que llevas un zapato de cada clase, un calcetín de cada color o la blusa al revés. Cosas que pasan. Y ser madre será la experiencia más maravillosa de tu vida.

Tu padre y tu madre

Verás a tus padres con otros ojos. Seguro. Vas a entender a tu madre como nunca pensaste que la entenderías y comprenderás aquello de "no me he sentado en todo el día" porque puede que sea verdad en tu caso. También verás a tu padre actuar con una ternura que nunca viste en él de niña y eso te emocionará muchísimo. Descubrirás lo dificil que es limpiar una casa con un niño.

Pero también vas a encontrate diciendo frases odiosas que tu madre decía y que no te gustaban nada. Con un poco de esfuerzo, las identificarás y las evitarás, pero salirte solas, te van a salir.

Otras locuras

Te meterás en una piscina absolutamente helada para acompañar a tu hijo. Se te dormirán los brazos y las piernas de tenerlo cogido sentada en una silla para no molestar su sueño. Ni se te ocurrirá ponerte ropa de color blanco, especialmente pantalones. Ser madre es un trabajo duro.

Y por supuesto, entre las cosas que no imaginaste que te pasarían cuando fueras madre, no puede faltar que descubrirás que una de las cosas más dolorosas del mundo es pisar un LEGO abandonado en el suelo en mitad de la noche.

En Bebés y más | Diez cosas que yo compraría si fuera a tener un bebé, ¿Qué llevan en el bolso las mamás todoterreno?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos