Compartir
Publicidad

10 cosas que yo compraría si fuera a tener un bebé

10  cosas que yo compraría si fuera a tener un bebé
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta es mi lista de las 10 cosas que yo compraría si fuera a tener un bebé. Cuando vamos a tener un hijo nos planteamos que comprar durante el embarazo que vaya a sernos imprescindible cuando nazca el bebé. Entre lo que compramos y lo que nos regalan podemos estar ya preparados y luego, ir adquiriendo otros objetos o ropa después, pero es complicado decidir que es lo realmente necesario, que es prescindible y que es lo que nunca usaremos.

Hoy, años ya después de haber sido madre, con la experiencia de mi forma de crianza, y habiendo aprendido también mucho de otras familias, me plantearía las cosas de otra forma y seguro que compraba mucho mejor. Y desde luego habría muchas cosas que no me compraría.

Lo cierto es que esta es mi lista personal de las 10 cosas que compraría si fuera a tener un bebé, cada familia tiene que analizar sus necesidades y la forma en la que va a criar a su hijo.

Si le preguntásemos al bebé necesitaría nuestros brazos, su alimento y la ropa y objetos necesarios para estar abrigado y limpio. Los bebés necesitan incluso menos cosas que las que pongo en mi lista.

Una silla para el coche

Creo que es el único artículo realmente imprescindible y que compraría, sin dudarlo, nuevo y de la mejor calidad. Incluso no teniendo coche, como es mi caso, muchas veces hago trayectos en el auto de otras personas o en taxi, por lo que este artículo de seguridad es lo primero en lo que me centraría.

Si no damos a luz en casa lo vamos a necesitar nada más salir de la clínica, por lo que, aunque haya sillas que se adaptan a todas las edades, me inclinaría por una silla especial de grupo 0, tipo huevo, para que los primeros meses el bebé vaya lo más protegido y cómodo posible.

Una cosa está clara, las sillas infantiles son imprescindibles en todos los trayectos en coche desde el primer día y por corto que sea el viaje. Más adelante compraría una silla válida para los otros grupos pero recuerdo lo chiquitito que era mi niño y lo pequeño que se veía incluso en el “huevo”.

Lo consideraría dinero bien invertido y además, puedes sacar facilmente al niño dormido del coche. A veces se puede, incluso, usar como hamaquita, pero poco rato, pues no es la mejor posición para su espalda.

Un portabebé

Existen muchos tipos de portabebés adaptados a diferentes necesidades y edades, pero yo, para los más chiquitines, prefiero un fular, que, además, se puede seguir usando bastante tiempo. Quizá comprara también un pouch, que es muy sencillo de usar en casa sin apenas preparación.

Una mochila ergonómica

Más adelante, me haría con una buena mochila, y que fuera ergonómica, por supuesto. Son estupendas para llevar el niño que ya se mantiene erguido, y hay que llevarlas con el niño mirando hacia nuestro cuerpo, sea delante de cara o sea a la espalda. Nos permite gran facilidad de movimientos y al pequeño le hace ver el mundo a nuestra altura y compartir nuestras experiencias.

Una mantita de actividades

La verdad es que los niños tampoco es que se vayan a pasar horas en la mantita, pero, blanditas y divertidas, dejarlos mirando y jugando con ella puede darnos ese par de minutillos de respiro que necesitamos para ir al baño. Prefiero una mantita que un parque, pues no lo usaría nunca y preferiría llevar a mi hijo en brazos o en el portabebés si tengo que hacer algo.

Ropita de algodón

Aunque siempre nos pueden prestar o regalar ropa usada cuando el bebé llega a casa y su piel es muy delicada me gustaría estrenar con él algunas prendas de algodón que considero imprescindibles: body y pijamitas fáciles de poner y de textura muy suave, sin costuras. Los podemos comprar bastante baratos si no buscamos marcas de diseño y tener muchos nos quitará de apuros, pues nos bebés se manchan mucho con la leche.

Pañales de tela reutilizables en cantidad

El regalo que pediría para ahorrarme el desembolso serían los pañales reutilizables de tela. Se pueden usar muchas veces y teniendo de sobra no hay problemas para tener siempre alguno a punto. Eso no quita que pueda ser interesante tener un paquete de los desechables para emergencias, pero para cuidar la piel del bebé no hay nada como los de tela.

Barreño o cubo para baño

No haría más pequeño mi baño con una bañera de bebés y mucho menos con un mueble bañera de los que se ponen en la habitación. También prescindiría del cambiador, recuerdo que para cambiar al bebé me sentaba en la cama y ponía una toalla. Me resultaba mucho más cómodo y rápido.

Para bañar al niño, cuando no fuera que nos metíamos los dos en la bañera, usaría un cubo para baño o, sencillamente, un barreño que cupiera perfectamente en mi bañera cuidando que no tuviera aristas.

Un sacaleches

Por supuesto, puede que no haga falta nunca, pero yo usé muchísimo el sacaleches eléctrico, tanto para aumentar la producción de leche como para aliviarme si tenía una retención, por no mencionar que se me hizo imprescindible cuando trabajaba o cuando, más adelante, tuve algún problema con mordiscos o cuando el niño rechazaba el pecho al estar resfriadito. Para mi es uno de esos artículos que, aunque es verdad que podemos comprar sobre la marcha, tendría en casa seguro antes de dar a luz.

Toallas suaves y mantita

Toallas suaves y mantita son dos artículos que también van a hacer falta seguro y, aunque tengamos por casa, es mejor que estén muy suaves, por lo que, si no tenemos o están algo gastados, se puede invertir en comprarlas o hacerlas. Mi madre me hizo las toallas para mi hijo ella, cosiendolas con un reborde y haciéndoles capucha para calentarle la cabecita al salir del baño. No son cosas caras y son muy útiles para que nuestro bebé se sienta arropado y calentito.

Trona

Cuando el niño se mantenga perfectamente sentado compraría una trona hermosa, eso no me importa que ocupe sitio, pues podremos darle mucho uso para comer y para jugar con cosas interesantes que manipular y para pintar. Me gusta la que tuve en su momento, que luego podía reconvertirse en una silla y una mesita pequeñas y que, además, era de plástico para limpiarla y con un buen acolchado fresco en el asiento.

La verdad es que poco más compraría o pediría de regalo. Ni la cuna, ni el coche de paseo, ni aparatos de esterilización, ni biberones, ni ropa elegante, ni el vigilabebés, ni calientabiberones, ni cubos especiales para los pañales usados, ni cambiador, ni minicuna. Todo eso me sobra.

Esta sería la lista de las 10 cosas que compraría ahora si fuera a tener un bebé pero, por supuesto, esta es una lista personal aunque espero que pueda serviros para decidiros antes de hacer grandes desembolsos y pensando en lo que de verdad es necesario en vuestra crianza.

En Bebés y más | 10 artículos para bebés de los cuales podemos prescindir, 10 artículos para bebés de los cuales no podemos prescindir, 10 consejos para no arruinarnos con la llegada del bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos