Compartir
Publicidad

Cada vez más colegios deciden no celebrar el Día del Padre y de la Madre, por considerarlo obsoleto y discriminatorio

Cada vez más colegios deciden no celebrar el Día del Padre y de la Madre, por considerarlo obsoleto y discriminatorio
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El próximo 19 de marzo celebraremos el Día del Padre, y ya son muchos los niños que están preparando en sus escuelas un detalle para regalar a sus papás. Desde tazas personalizadas, hasta dibujos con sus huellas estampadas o figuritas de plastilina. ¡Cualquier regalo vale para sorprender a papá!

Pero esta emotiva tradición, junto con la festividad del Día de la Madre, está comenzando a desaparecer en muchos colegios, que consideran que el modelo de familia actual en España está cambiando y los niños deben adaptarse a esta nueva realidad.

En su lugar proponen celebrar el "Día de la familia"

A lo largo de los últimos años el modelo de familia ha dejado de tener un concepto exclusivo y tradicional de "padre + madre + hijos", para incorporar nuevos modelos cada vez más visibles en la sociedad. Desde familias monoparentales, hasta niños criados por otros familiares o hijos de parejas homosexuales.

Es por ello que muchos colegios, bien a través de su dirección o bien mediante las asociaciones de padres y madres de alumnos, han tomado la decisión de eliminar de sus aulas las festividades del Día del Padre y del Día de la Madre, por considerarlas tradiciones obsoletas que pueden llegar a discriminar a muchos alumnos cuyo modelo de familia no se ajuste a los cánones tradicionales.

Familia

Niños de padres y madres homosexuales

El Observatorio contra la LGTBfobia se pronunció el pasado año a este respecto mediante la publicación de un artículo en el que pedía a los centros educativos eliminar estas festividades, con el fin de evitar "discriminación y promoción de bullying, mofa y burla" hacia aquellos niños que no tienen una familia tradicional.

"Estamos preocupados por las situaciones involuntarias de discriminación que se producen actualmente en los centros educativos cuando conmemoran el Día del Padre o el Día de la Madre, al olvidar que las familias en la sociedad española son cada vez más diversas"

"Por ello, la celebración de unos días pensados exclusivamente en la familia tradicional de padre y madre, hace que las familias monoparentales, además de las familias homoparentales sean ignoradas completamente, además de otros tipos de familias cuando falta uno o los dos padres y los niños son cuidados por abuelos u otros familiares, o por ejemplo cuando hablamos de familias de acogida"

Según la Encuesta Continua de Hogares publicada por el Instituto Nacional de Estadística en 2017, en España hay más de 95.000 núcleos familiares compuestos por parejas homosexuales, lo que supone un incremento del 2% con respecto a los datos del año anterior.

Niños sin un padre o una madre

Por otro lado, y según la misma encuesta, la cifra de familias monoparentales en nuestro país asciende a 1.897.500, de las cuales el 81,3% están compuestas por madre e hijos y el resto por padre e hijos.

En 2016, este tipo de hogares creció un 3,6% con respecto al año anterior, siendo el modelo mayoritario el formado por una madre viuda y sus hijos, seguido por una madre divorciada o separada, y por una madre soltera.

Madre E Hijo

En este tipo de familias los niños se crian sólo con uno de los dos progenitores, bien por el fallecimiento de uno de los dos miembros o bien por cualquier otra circunstancia.

Niños inmigrantes

El Observatorio contra la LGTBfobia también destaca la situación de las familias inmigrantes, que proceden de países en donde la celebración del Día del Padre o del Día de la Madre no se corresponde en fechas con la nuestra, y que puede ocasionarles confusión.

"Algo en lo que no se piensa es que la celebración del Día del Padre y del Día de la Madre, cambia de país a país, y no coincide obviamente con nuestras fechas, por lo que para muchos niños es muy contradictorio y confuso la celebración oficial de estos días en los centros educativos y la celebración en sus propios hogares y familias"

Por todo ello, son muchas las asociaciones, padres y colegios que proponen desterrar estas tradiciones y sustituirlas por el Día Internacional de las Familias, festividad que se celebra de manera universal para todos los países el 15 de mayo.

De este modo, el niño podrá trabajar sobre los valores de la familia sin sentirse discriminado o diferente al resto de compañeros, y decidir a quien regalar sin necesidad de imposición de género ni parentesco.

Una propuesta que no gusta a todos

Sin embargo, no todos los padres están de acuerdo con esta propuesta, y muchos consideran que la eliminación de la festividad y la solución planteada no se corresponde con el modelo de familia que tiene la mayoría de los niños.

El último en sumarse a esta medida ha sido un colegio de Viana de Cega, en Valladolid, que sin consultar a los padres de los alumnos ha tomado la decisión de eliminar ambas festividades y sustituirlas por el Día de las Familias.

En mi opinión, creo que la toma de esta decisión debería corresponder a los progenitores y no al centro educativo, pues al fin y al cabo se trata de algo que nos atañe a los padres. En cualquier caso, y aunque es evidente que el modelo de familia en España es variado, personalmente no me parece discriminatorio el hecho de seguir celebrando ambas festividades siempre y cuando también se contemplen los otros modelos de familia.

Familia Tradicional

Es labor de los padres educar a nuestros hijos libres de prejuicios y mostrarles con total naturalidad todas las opciones posibles que existen en la sociedad. Y al igual que hay niños con un papá y una mamá, también deben saber que los hay con dos papás o dos mamás, o que se crían sólo con uno de ellos, o incluso niños que viven con otros familiares diferentes a sus padres.

Quizá una medida intermedia para satisfacer a todos sea la de personalizar el regalo que va a hacer el niño. Los profesores bien conocen a sus alumnos y las situaciones personales de cada uno de ellos: ¿por qué no preguntarles a ellos o preguntar a los familiares a quién dirigir ese regalo?

Si el niño no tiene papá quizá le apetezca preparar un detalle conmemorativo para recordarle, o quizá en su lugar prefiera regalar a su abuelito o a su hermano mayor. Y si tiene dos padres, la solución es tan sencilla como duplicar el regalo.

Es decir, en mi opinión lo que deberían cambiar los colegios son los mensajes "estandarizados" de las manualidades, y dar libertad al niño para que pueda plasmar en su regalo la frase que mejor defina para él ese día especial; como por ejemplo, "¡Feliz Día, abuelo!", en lugar de tener que quedarse con la típica dedicatoria del día del padre.

En definitiva, pienso que no celebrar el Día del Padre o el Día de la Madre no va a enseñar a nuestros hijos a respetar a otros compañeros con un modelo de familia diferente al suyo, pues el respeto y la educación se la debemos inculcar nosotros mediante el ejemplo y el diálogo.

En nuestras manos está educar a nuestros hijos en la empatía y el amor hacia los demás, respetando la condición sexual de todas las personas, así como su modelo de vida y su familia. Y si esta base es sólida, ¿qué más da una manualidad?

Me gustaría conocer vuestra opinión al respecto: ¿Estáis a favor o en contra de festejar en los colegios el Día del Padre y el Día de la Madre?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio