Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Yoga para niños?

¿Yoga para niños?
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parece que para hacerse notar y conseguir llamar la atención de la gente se está empezando a utilizar el maltrato físico y psicológico a los niños de manera pública.

Tras ver cómo depilan las cejas a una niña de cinco años y leer a una madre explicar las excelencias de su modo de criar con continuas vejaciones hacia sus hijas se le suma ahora una profesora rusa de yoga que explica y muestra lo beneficioso que es para los bebés hacerlos casi volar por los aires, girarlos, menearlos, vapulearlos y no sé cuántos verbos más que no suelen estar relacionados con la vida de un bebé.

La profesora se llama Lena Fokina y ante los comentarios negativos que ha recibido al hacerse públicas las imágenes de sus terapias se defiende explicando que se trata de un sistema de yoga para niños utilizado en Rusia desde hace más de treinta años:

¿Acaso no se dan cuenta de que los bebés no lloran, que incluso en ocasiones ríen? Este sistema fue utilizado en Rusia durante más de treinta años y los niños están vivitos y coleando. Si quiere más pruebas, vengan a visitarnos.

Al parecer sí es cierto que algunos maestros de yoga utilizan estas técnicas en bebés. Lena explica que las articulaciones o extremidades de los bebés no están expuestas a riesgos y añade que no hay peligro porque “tengo manos fuertes“. Según explica sus métodos son recomendables porque gracias a este tipo de yoga “los bebés terminan aprendiendo mucho más rápido a leer, escribir, hablar y nadar“.

Personalmente me parece muy bien que tenga las manos más fuertes del mundo y que el niño no tenga peligro de salir volando, pero no es eso lo que más preocupa (sólo faltaba que de vez en cuando se le cayera algún niño), sino el riesgo de que un bebé sufra el llamado síndrome del bebé zarandeado, en que un bebé puede sufrir lesiones cerebrales (hemorragias) al ser sacudido con violencia. No es que crea que haya un riesgo elevado, pues no es lo mismo sacudir a un bebé repetidamente, que moverlo velozmente con diversos giros y cabriolas, pero a estas maniobras no les veo beneficio alguno y sí demasiados riesgos.

Si queréis ver cómo lleva a cabo sus artes podéis hacerlo en el siguiente vídeo:

Como dice una amiga mía: “cada vez me dan más ganas de irme a vivir al campo y desaparecer…”.

Vía | Me crecen los enanos
Foto | Telecinco
En Bebés y más | Revisión bibliográfica sobre el Síndrome del bebé zarandeado o sacudido, Nunca sacudas a un bebé, Fotos de niños volando en flickr, Ser papá: “coge bien al niño que se te va a caer”

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos