Compartir
Publicidad

Un niño de seis años con una enfermedad similar a la de Charlie mejoró gracias al tratamiento experimental que piden para el bebé

Un niño de seis años con una enfermedad similar a la de Charlie mejoró gracias al tratamiento experimental que piden para el bebé
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A Arthur y Olga Estopiñán también les dijeron que no había un tratamiento para salvar la vida de su bebé. Su hijo Arturito nació sano, pero tras cumplir un año desarrolló una enfermedad rara muy similar a la que padece Charlie Gard. Viven en Miami, pero están seguros de que si vivieran en el Reino Unido, su hijo probablemente estaría muerto

Arturito fue la primera persona con síndrome de depleción mitocondrial que recibió en los Estados Unidos la terapia experimental que los padres de Charlie, Connie Yates y Chris Gard, piden para su hijo de 11 meses.

Una esperanza para Charlie

Charlie

Charlie tiene síndrome de depleción del ADN mitocondrial, una enfermedad genética que le produjo un daño cerebral irreversible y lo mantiene conectado a varias máquinas que le dan soporte vital en un hospital de Londres. Se calcula que solo 16 personas en el mundo padecen este defecto genético, de la cual el pequeño tiene la variante más severa y rara.

Días atrás parecía que la vida de Charlie llegaba a su fin tras la decisión de los tribunales británicos y europeos que, en contra de la decisión de los padres, desautorizaron su traslado a los Estados Unidos para recibir el tratamiento experimental. Consideraron que era mejor una "muerte digna" para el bebé antes que someterle a un tratamiento de consecuencias impredecibles que sería inútil.

¿Si hay una posibilidad, qué padres no lo intentarían?

Pero la presión de expertos y científicos, así como de personalidades como Trump y el Papa Francisco que se pronunciaron al respecto, permitieron frenar la desconexión del pequeño y que se reconsidere la posibilidad de ofrecerle el tratamiento que se ofrece en los Estados Unidos. De hecho, dos hospitales americanos se han ofrecido a ayudar al bebé británico.

"A mi hijo le funcionó"

Si hay alguien que puede comprender por lo que están pasando los padres de Charlie, son Arthur y Olga Estopiñan, cuyo hijo recibió el tratamiento experimental gracias al cual continúa con vida.

"Son medicinas experimentales pero funcionó en el caso del hijo mío y hay posibilidades de que funcione en este caso", dice Estopiñán.

Arthur trabaja como consultor del gobierno y está en contacto permanente con los padres de Charlie, unido a la lucha por darle una oportunidad al pequeño. Aunque ambos niños tienen condiciones similares, no pueden compararse porque son distintas mutaciones genéticas, pero ¿por qué no intentarlo?.

El padre de Arturito declaró a Univisión:

"Este niño está luchando para vivir y no es justo que lo maten porque una vez que lo extuban él se va a morir", afirma Estopiñán al recordar que gracias a esas medicinas experimentales su hijo "está más fuerte". "Antes él no podía mover las manos, los pies, no podía mover nada, pero ahora sí"

Fotos | Arthur Estopiñan - Facebook
Vía | The Sun y Univision
En Bebés y más | Científicos y expertos internacionales piden que se frene la "desconexión" de Charlie, el bebé inglés aquejado de una enfermedad genética y mortal, Los tribunales autorizan la retirada del soporte vital de un bebé británico que padece una enfermedad incurable

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos