Compartir
Publicidad

Las palomitas no son para niños pequeños: la advertencia de una madre, después de que su hijo aspirara una y necesitara cirugía

Las palomitas no son para niños pequeños: la advertencia de una madre, después de que su hijo aspirara una y necesitara cirugía
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando pensamos en ir al cine o en tener una noche de películas en familia, probablemente algo que se nos venga de inmediato a la mente son las deliciosas palomitas de maíz que se acostumbran disfrutar en este tipo de actividades. Y si bien son algo que nos sirve también como snack, hay ciertas precauciones que debemos seguir al consumirlas.

Por ejemplo, en el caso de los niños pequeños, no son recomendables por el riesgo que representan para ellos. Ahora, una madre comparte la terrible experiencia que sufrió su hijo menor de tres años, al aspirar palomitas y necesitar cirugía para extraerlas.

Hay ciertos alimentos que se debe evitar dar a los niños hasta que cumplan cierta edad, o por lo menos, darlos de modo que no puedan atragantarse ni asfixiarse con ellos. Uno de ellos, son las palomitas de maíz, que anteriormente hemos mencionado deben darse hasta después de los cuatro o cinco años.

Pero esto no es algo que todos los padres saben o tienen presente, y es la razón por la cual Nicole Johnson Goddard, una madre de dos niñas y un niño, comparte la historia que vivió cuando su hijo Nash, de tan solo dos años, aspiró palomitas de maíz mientras tenían una noche de películas en casa, una actividad que suelen hacer de forma regular.

A través de una publicación en Facebook, Nicole cuenta cómo mientras disfrutaban la película acompañada de palomitas, Nash se ahogó un poco al comer una, pero se veía bien, por lo que asumieron que todo había pasado. Sin embargo, el pequeño continuó tosiendo un poco, lo que la dejó algo preocupada.

Pasaron dos días, y el pequeño presentó fiebre y se mostraba incómodo, sin embargo ella pensó que estaba un poco enfermo, y después de una noche difícil, decidió llamar a su pediatra porque su respiración le parecía diferente. Le dijeron que le llevara a urgencias cuanto antes.

Al llegar los atendieron de inmediato por instrucciones del médico y le hicieron una radiografía a Nash, para después intervenirlo rápidamente, haciéndole una broncoscopía. Entonces fue cuando Nicole supo que Nash había aspirado palomitas en sus pulmones cuando de había ahogado mientras veían películas.

El sistema respiratorio de Nash reconoció las palomitas como un cuerpo extraño y comenzó a inflamarse, lo que posteriormente ocasionó una neumonía en su pulmón izquierdo. Debido a que estaba muy inflamado cuando hicieron la cirugía, sacaron solo seis trozos de palomitas de maíz y esperaron dos días para intervenirlo nuevamente y asegurarse que no hubiera quedado nada en sus pulmones.

Afortunadamente, Nash se recuperó bien de ambas cirugías y pudo volver pronto a casa, pero Nicole no se fue sin recibir un discurso de su doctor, diciéndole que no deben de darse palomitas a los niños menores de cinco años.

Nicole comenta que aunque odia decirlo, admite que por ser su tercer hijo quizás no prestó tanta atención a lo que debe y no debe hacer, sin embargo pide que no la juzguen al compartir la historia de su hijo, pues con ello intenta alertar a otros padres, para que conozcan del peligro que puede representar algo tan aparentemente inofensivo como las palomitas para los niños pequeños.

Recordemos que aunque algunos alimentos sean una buena opción para disfrutar, en ocasiones por su tamaño o textura pueden representar un riesgo para los niños pequeños. Es importante siempre cuidarles y prestar atención mientras comen, para evitar posibles riesgos de asfixia o atragantamiento.

Vía | Scary Mommy

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio