Compartir
Publicidad

Los niños con sobrepeso tienen más posibilidades de sufrir problemas cardíacos en la adolescencia

Los niños con sobrepeso tienen más posibilidades de sufrir problemas cardíacos en la adolescencia
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque tengas la idea de que mientras tu pequeño tenga hambre que coma, no sea que un día deje de comer igual que le pasó al hijo de… piensa en la salud.

Tantas alarmas de sobrepeso y obesidad infantil con posteriores problemas de salud, no son los capítulos de una serie de televisión, sucede en la vida real, y ¿qué puede haber peor que ver a un hijo que está perdiendo la salud por una alimentación desequilibrada y deficiente nutricionalmente hablando?. No se trata de comer cantidad, si no de calidad para el organismo.

Nos ponemos así de duros porque a pesar de tanto promover la alimentación sana, la actividad física, etc., seguimos viendo claros ejemplos de que no se cumple con los hábitos saludables que un niño en desarrollo necesita. No pensemos más que lo podemos dejar para mañana, ese mañana tarda mucho en llegar y quizá sea tarde.

Uno de los últimos estudios que leemos al respecto es el que han publicado en la revista digital American Journal of Clinical Nutrition, donde alertan de que los niños con sobrepeso u obesidad que tienen alrededor de los 8 años de edad (son los que han sido estudiados), tienen siete veces más posibilidades de sufrir problemas cardíacos a partir de los 15 años de edad. Hipertensión, altos niveles de colesterol, diabetes… ¿os imagináis a vuestro hijo con tan serios problemas de salud a tan temprana edad y por “un descuido”?. Pero parece ser, que a diferencia de lo que sucede con los adultos, pues en diversos estudios se refleja que la grasa abdominal es responsable de cambios metabólicos y moleculares en el organismo, inflamando las paredes de los vasos sanguíneos y acelerando la arteriosclerosis o la resistencia a la insulina entre otros problemas, no es la medición de la cintura la que muestra mayor riesgo cardiaco en los niños y adolescentes, si no, el índice de masa corporal (IMC).

Aunque nuestros hijos todavía sean más pequeños que los que son reflejados en este estudio, recordamos que los hábitos saludables, cuanto antes se instauren en un individuo mejor, si tu hijo se alimenta equilibradamente y tiene unos hábitos de vida saludables, con actividad física, buen descanso y poco sedentarismo, será lo que en un futuro mantenga.

No sólo se evitarán posibles patologías en la adolescencia, las que lleguen en la vejez seguramente se retrasarán más pudiendo disfrutar de la vida, a pesar del trabajo, con salud.

La doctora Sarah P. Garnett, del Hospital de Niños de Westmead, en Australia, lo define así: "Las consecuencias de la obesidad infantil son devastadoras".

Vía | Buena Salud Más información | American Journal of Clinical Nutrition Más información | Directo al Paladar Más información | Vitónica En Bebés y más | Noticias sobre obesidad o sobrepeso

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos