Publicidad

Dos niños mueren cada minuto en el mundo por neumonía, una enfermedad que en la mayoría de los casos podría prevenirse y tratarse

Dos niños mueren cada minuto en el mundo por neumonía, una enfermedad que en la mayoría de los casos podría prevenirse y tratarse
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El 12 de noviembre es el Día Mundial contra la Neumonía, una fecha que fue instaurada por primera vez en 2009 por la Coalición Mundial contra la Neumonía Infantil con el objetivo de educar y prevenir para hacer frente a esta enfermedad, que según el estudio Global Burden of Disease, se cobra la vida de 800.000 niños cada año en todo el mundo.

Este año, 225 edificios y monumentos de 49 países, entre ellos España, se iluminarán de color azul para concienciar sobre la importancia de esta grave enfermedad a menudo subestimada, y que en muchas ocasiones podría incluso prevenirse.

Cada 39 segundos muere un niño en el mundo a causa de una neumonía

Según UNICEF, cada 39 segundos muere un niño en el mundo a causa de una neumonía, una enfermedad infecciosa del sistema respiratorio que causa inflamación y acumulación de líquido en los pulmones, normalmente a causa de microorganismos como bacterias, virus y hongos.

La neumonía puede llegar a ser muy grave, especialmente en el caso de los menores de cinco años, en personas mayores de 65 y en pacientes con patologías previas como diabetes, insuficiencia cardíaca o enfermedad pulmonar.

Coincidiendo con el Día Mundial contra la Neumonía, tendrá lugar una conferencia global impulsada por el Hospital Clinic de Barcelona y apoyada por la coalición Every Breath Counts, en la que se tratará la situación global de la neumonía en el mundo, su prevención, abordaje multidisciplinar y la neumonía en el contexto de COVID que estamos viviendo.

En este sentido, desde la Fundación La Caixa alertan del riesgo de aparición de nuevos brotes de neumonía infantil durante la pandemia, por lo que es necesario redoblar esfuerzos para luchar contra esta enfermedad.

La Coalición Every Breath Counts tiene como objetivo ayudar a los países con mayores cargas de neumonía infantil a reducir el número de niños que mueren de neumonía a menos de tres muertes por cada 1.000 nacidos vivos para el 2030.

Y es que si bien las muertes por neumonía en los países en vías de desarrollo han ido disminuyendo en los últimos años, lo han hecho a un ritmo mucho más lento que otras causas importantes de mortalidad infantil (como el sarampión, el VIH o la diarrea), teniendo en cuenta que en la mayoría de las ocasiones la neumonía podría prevenirse y tratarse con antibióticos y oxígeno de bajo coste.

Prevención y diagnóstico precoz, claves para frenar la neumonía en niños

Según la coalición Every Breath Counts, los niños de muchos países de ingresos bajos y medianos son especialmente vulnerables a la muerte por neumonía debido especialmente a los siguientes factores:

  • El 93% de los niños está expuesto a niveles peligrosos de contaminación del aire, especialmente de aire doméstico, siendo este uno de los principales factores de riesgo de muerte por neumonía.

  • Altas tasas de desnutrición: mantener una nutrición adecuada es clave para mejorar las defensas naturales del niño, comenzando con la alimentación exclusiva con leche materna durante los seis primeros meses de vida.

  • Baja cobertura de vacunación, ya que el 52% de los niños menores de cinco años no están protegidos con las tres dosis de la vacuna antineumocócica conjugada (PCV) que ayuda a prevenir algunas de las bacterias responsables de la neumonía.

Además de todo esto, es importante educar e informar a las familias sobre los síntomas de neumonía en niños, de cara a poder realizar un diagnóstico precoz. Igualmente, es indispensable mejorar el acceso a a un diagnóstico y tratamiento adecuados, ya que según datos de UNICEF, uno de cada tres niños con síntomas de neumonía no recibe la atención médica adecuada.

En muchos casos, la mejora de esta atención pasaría por dotar a los consultorios médicos y hospitales de mejores herramientas como la oximetría de pulso, oxígeno y un mayor acceso a los antibióticos. Y es que tal cual nos recuerdan desde el proyecto ARIDA llevado a cabo por la Fundación La Caixa y UNICEF: "la neumonía es una enfermedad prevenible, tratable y curable", pero para ello es necesario que todos los niveles del sistema de salud cuenten con las debidas herramientas.

Fotos| iStock

Más información | UNICEF, OMS, Every Breath Counts

En Bebés y Más | Broncoespasmos en bebés y niños: todo lo que los padres deben saber, Los niños 'fuman' entre 60 y 150 cigarrillos al año cuando viven en un hogar con humo

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios