Compartir
Publicidad

Declaran estado de emergencia en Nueva York: ordenan la vacunación obligatoria en zonas afectadas por brote de sarampión

Declaran estado de emergencia en Nueva York: ordenan la vacunación obligatoria en zonas afectadas por brote de sarampión
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los brotes de sarampión que se han presentado en todo el mundo, ocasionados por una caída en las tasas de vacunación, han sido la noticia de los últimos meses. Algunos países han tomado diversas medidas, como imponer la vacunación obligatoria en guarderías, para prevenir que enfermedades que ya se consideraban erradicadas continúen reapareciendo.

Hace apenas un par de semanas comentábamos que se había declarado estado de emergencia en un condado de Nueva York a causa de los 153 casos de sarampión ocurridos en los últimos meses. Ahora, el alcalde de la ciudad de Nueva York ha emitido también estado de emergencia y ha tomado medidas más severas: ordenan vacunación en las zonas afectadas en Brooklyn por el brote de sarampión.

A finales de marzo, el condado de Rockland en Nueva York informó a la comunidad que se declaraba oficialmente estado de emergencia, y que durante por lo menos 30 días quedaría prohibido el acceso y la permanencia en espacios públicos cerrados a los menores de edad que no estén vacunados. Sin embargo, la orden emitida por el gobierno del condado de Rockland fue revocada por un juez hace unos días.

Ahora, el alcalde Bill de Blasio ha declarado estado de emergencia en la ciudad de Nueva York, específicamente en el condado o borough de Brooklyn. La razón, es la misma por la cual se había declarado estado de emergencia en el condado de Rockland: los brotes de sarampión, que de octubre de 2018 a la fecha, suman casi 300 casos en esa ciudad.

De acuerdo con una orden firmada por Oxiris Barbot, el Comisionado de Salud de la ciudad de Nueva York, todas las personas, niños y adultos, que vivan, trabajen o residan en códigos postales específicos y que no hayan recibido la vacuna contra sarampión, paperas y rubéola (MMR), deberán ser vacunados contra el sarampión, a menos que sean capaces de demostrar su inmunidad a la enfermedad o que demuestren una excepción médica que sea satisfactoria para el Departamento de Salud.

En caso de no cumplir con dicha orden, los adultos, padres o tutores de los niños, estarían cometiendo un delito menor, por el cual serían sancionados con multas de hasta $1.000 dólares americanos (aproximadamente 888 euros), o incluso, prisión.

Hace tiempo, compartíamos que fue justamente en Brooklyn donde el Departamento de Salud había enviado cartas a los directores de las escuelas en las zonas afectadas por el brote de sarampión, en las que se les ordenaba que pidieran a los estudiantes que no estuvieran vacunados que permanecieran en sus casas.

Foto | iStock
Vía | The Washington Post

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio